Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

Primera cita gratis

Manchas negras en los dientes

Las manchas en los dientes son una de las afecciones más comunes en lo que se refiere a la salud bucal, y no es solo un problema que afecta a la estética del paciente, también puede considerarse como un síntoma o una clara señal de que algo no está funcionando bien con nuestros dientes. Por ello es preciso que ante la aparición de manchas en los dientes lo consultemos lo antes posible caso un odontólogo, del mismo modo que haríamos ante síntomas más evidentes de problemas bucales como pueden ser dolores o molestias. Insistimos de nuevo en que no es solo una cuestión de estética, puede ser un indicio de algunos tipos de afecciones bucales con consecuencias perjudiciales para nuestros dientes a largo plazo, que pueden evitarse o minimizarse si acudimos rápidamente al dentista y tomamos las adecuadas medidas preventivas.

Las manchas no siempre están relacionadas con alguna clase de descuido de la higiene, se puede incluso deducir en algunas situaciones que la presencia de una mancha viene por cuestiones de genética. Cada cuerpo es distinto y las circunstancias y hábitos de cada paciente también son distintas, por lo que el diagnóstico no será igual en todos los casos. Además, las razones para la aparición de manchas dentales pueden ser múltiples, por lo que para tener un diagnóstico preciso lo mejor es acudir lo antes posible a un especialista.

Existen sin embargo algunas razones habituales que están detrás de muchos casos de aparición de manchas negras en los dientes.

Uso de enjuagues bucales

Si eres una de esas personas que siempre se cerciora de tener una higiene bucal lo más impecable posible y estás concienciado de la importancia de complementos de limpieza como el hilo dental o los enjuagues bucales, quizás la razón de estas manchas negras se deba precisamente a uno de estos elementos de limpieza. La Clorhexidina es un componente que llevan algunos enjuagues bucales, y en algunas ocasiones este componente es el culpable de que aparezcan esas manchas.

No se trata de que todos los enjuagues bucales que contienen Clorhexidina sean inadecuados. Como comentamos más arriba, dependerá de cada caso, y de cómo cada paciente reaccione ante este componente. Y por supuesto, también dependerá de cual sea la concentración de este componente en el enjuague y cuantas veces al día lo estés usando. En este caso lo ideal es asistir a un odontólogo que te pueda dar mejores indicaciones para su uso y para que puedas adaptar tus hábitos de higiene dental, manteniendo una buena limpieza y solucionando el problema de las manchas negras de tus dientes.

Acumulación de sarro

La acumulación de sarro es muy común en pacientes que hayan tenido enfermedades como la periodontitis, ya que el sarro se va acumulando de tal forma que desarrolla una placa que va destruyendo la constitución del diente. Esto puede ser peligroso en circunstancias graves debido a que se podría perder el diente. Sin embargo antes de encender las alarmas es mejor que el doctor nos revise para saber qué está pasando exactamente con nuestra dentadura.

Factores desencadenantes

Las manchas negras en nuestros dientes no aparecen por arte de magia ni de la noche a la mañana. Pueden aparecer lentamente e ir acentuándose con el tiempo, por lo que resulta crucial estar pendientes para detectar este y cualquier otro síntoma de que los dientes puedan estar en mal estado.

Hay determinados factores que aumentan el riesgo de sufrir la aparición de manchas negras en los dientes

  • Una mala o incompleta higiene bucal.
  • El tabaquismo. El hábito de fumar, además de otros problemas graves de salud, también puede generar manchas en los dientes.
  • El consumo habitual de determinadas bebidas o alimentos, como puede ser el café, el vino tinto, o algunas verduras.

Institutos Odontológicos recibe reconocimiento por su colaboración con el programa Carné Joven Europeo

En el marco del 30 aniversario del Carné Joven Europeo de Aragón, Institutos Odontológicos recibe un reconocimiento por promover el acceso de millones de jóvenes aragoneses a ventajas y servicios de salud dental.

Reconocimiento a Institutos Odontológicos 

Institutos Odontológicos favorece a que todos los jóvenes que pertenecen al programa de Carné Joven Europeo del Instituto Aragonés de la Juventud accedan al Programa de Prevención de Salud Bucodental de io mediante prestaciones gratuitas y condiciones exclusivas en tratamientos de odontología general, ortodoncia, implantología e higiene dental. Este Programa tiene el objetivo de que los jóvenes puedan atenderse en cualquiera de los centros médicos dentales io perdiendo el miedo a cuidar su sonrisa y previniendo su salud bucodental a lo largo de su vida.

Institutos Odontológicos y su colaboración con el Carné Joven Europeo

Institutos Odontológicos forma parte de una red de empresas comprometidas con el Programa del Carné Joven Europeo, que beneficia desde hace 30 años, a más de 1,2 millones de aragoneses que lo utilizan. El Carné Joven Europeo es una iniciativa reconocida en Europa con premios de excelencia en su gestión y comunicación.

Conoce el Programa de Prevención de Salud Bucodental de Institutos Odontológicos haz click aquí 

Fuente: Gobierno de Aragón

 

3 Curiosidades sobre moderse las uñas

Morderse las uñas es un hábito que conlleva problemas para la salud bucodental. Principalmente provoca el desgaste en los bordes de los dientes frontales, que se encargan de morder y hacen todo el trabajo de masticar.

Morderse las uñas puede acarrear maloclusión dental (mal alineamiento de los dientes) y problemas para masticar.

Incluso puedes enfermar por morderte las uñas. Eres más vulnerable a sufrir una enfermedad llamada paroniquia, una infección en los dedos que provoca hinchazón, enrojecimiento y pus, ya que ingresan bacterias en las fisuras o en desgarros de la piel

¿Qué tipos de anestesia hay?

Los diferentes tipos de anestesia ayudan a que la visita al dentista no se convierta en una tortura. La sensibilidad en los dientes o los dolores son motivos para utilizar anestesia durante el desarrollo de los tratamientos odontológicos. Para la administración de la anestesia, el especialista debe tener en cuenta el historial médico del paciente y de esta manera saber qué tipo de anestesia aplicar.  Existen diferentes tipo de anestesia que a continuación detallamos brevemente.

tipos de anestesia dentista odontologo barcelona

Spray, crema o gel anestésico

Este tipo de anestesia es de uso tópico, se utiliza para evitar el dolor propio del pinchazo. El spray, crema o gel anestésico adormece la zona donde se va a aplicar la anestesia local.

Anestesia bucal local

La anestesia bucal es la técnica más utilizada por los odontólogos ya que es utilizada para eliminar la sensibilidad de la boca. Se puede aplicar para cualquier tratamiento creando así una disminución del dolor o molestias hacia el paciente.

Incluso se puede aplicar en higienes dentales si el paciente tiene mucha placa dental en los dientes. Se realiza esto con el objetivo de minimizar los dolores del paciente.

Sedación leve

Esta técnica se utiliza mediante la aplicación de óxido nitroso haciendo uso de mascarilla, siendo así inhalada en lugar de ser inyectada. De esta manera evitamos usar aguja y pinchar al paciente.

Esta sedación permite al paciente permanecer consciente mientras dura el tratamiento. Esta técnica se suele utilizar en especialidades como la periodoncia ya que son tratamientos en los que experimentas más molestias.

Sedación consciente

Para este tipo de anestesia en importante tener un gabinete equipado especialmente para ello, así como un médico anestesista especializado. Se puede aplicar en cualquier tratamiento, pero los más frecuentes suelen ser cirugías de implantes.

Se puede suministrar a través de una vía intravenosa o inhalatoria. Es una de las mejores opciones cuando el paciente conlleva una sensación de miedo o ansiedad al dentista y ante el procedimiento quirúrgico. Siempre se aplica junto con la anestesia bucal local.

Anestesia general

Este caso es de los menos comunes ya que no se puede realizar en una consulta, es obligatorio realizarse en hospitales especializados porque conlleva la sedación general del paciente.

 

Sabes que para tus revisiones mensuales o anuales siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: Consejo de Dentistas

Todas las fases de un tratamiento de implantología

La implantología sustituye a la raíz del diente perdido por una raíz artificial o implante, generalmente de titanio, que se integra en el hueso maxilar uniéndose fuertemente a él para poder colocar la prótesis dental. De esta forma restauramos la salud, la comodidad, la estética de la boca y su funcionalidad.

Implantes dentales
Implantología

Revisión y diagnóstico: si el resultado es favorable, se llevarán a cabo una serie de pruebas de imagen (radiografías, fotografías y escáneres) para comprobar si hay suficiente cantidad de hueso para la colocación del implante y, en caso negativo contemplar la posibilidad de hacer una pequeña intervención para añadir el hueso suficiente para permitir una correcta sujeción.

Primera fase: pasados aproximadamente entre cinco días o una semana, se concierta una nueva consulta para llevar a cabo la primera intervención, apenas dolorosa, que consiste en colocar los implantes de titanio dentro del hueso y suturar los tejidos blandos. El post-operatorio no es apenas doloroso, pero sí hay que cumplir rigurosamente con la medicación recetada, ingerir dieta blanda, no hacer grandes esfuerzos, no fumar ni tomar alcohol y, en caso de dolor localizado usar paños fríos o calientes. A las dos semanas se quitan los puntos y se valora la adaptación del implante, su osteointegración (proceso natural en el que el hueso se funde con el implante) y que su cicatrización sea correcta. 

Segunda fase: después de esperar entre 3-6 meses hasta conseguir una correcta cicatrización y cobertura de las encías, se llevará a cabo una segunda intervención en la que se colocará la prótesis provisional para comodidad y estética del paciente.

Última fase: En esta fase de restauración se lleva a cabo la toma de unos moldes para el diseño de la prótesis definitiva, con la que el paciente, finalmente logrará la sonrisa que deseaba.