Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

Primera cita gratis

Todo lo que debes saber sobre los dientes de leche

Los dientes de leche son los primeros que surgen en el ser humano. La mayoría tenemos las 20 primeras piezas antes de cumplir los tres años.

La aparición de los dientes de leche se rige por un orden determinado, los primeros en eclosionar son, por norma general, los de la parte delantera, en primer lugar los de abajo y luego los de arriba. Lo habitual es que comiencen a aparecer en torno a los 6 meses de edad.

Normalmente en el momento en que salen los dientes, las encías suelen estar sensibles, por lo que es recomendable masajearlas con el dedo, un paño húmedo o algo frío.

Primera dentición

· Incisivos laterales: 6-9 meses.
· Incisivos centrales: 6-9 meses.
· Primeros molares: 12-14 meses.
· Caninos: 16-18 meses.
· Segundos molares: 36 meses.

Los dientes de leche son piezas muy importantes, ya que ayudan a tu bebé a comer, hablar y sonreír, al tiempo que dejan espacio en las mandíbulas para cuando salgan los permanentes, que están debajo de las encías.

Cuando un diente temporal se cae antes de tiempo, puede hacer que los dientes permanentes se puedan torcer o mover, provocando complicaciones en el futuro.

Los dientes de leche permanecen hasta los 6 años, su proceso de caída es largo y distinto en cada niño, siendo el periodo comprendido entre los 10 y los 13 años, la edad máxima a la que saldrán los dientes permanentes.

Cuando un diente comienza a moverse, lo recomendable es no forzarlo con la lengua para que se caiga. Es preferible que siga el procedimiento natural, ya que cuando un diente de leche se cae es porque los dientes permanentes de debajo de la encía empiezan a presionar el diente temporal, aflojándolo poco a poco.

Segunda dentición

· Incisivos laterales y centrales: 6-7 años.
· Primeros molares: 6-7 años.
· Premolares: 10-12 años.
· Segundos molares: 11-13 años.
· Caninos: 12-14 años.
· Muelas del juicio: a partir de los 17 años.

Nuestro consejo es llevar a cabo la primera revisión antes de cumplir un año. En ella, el odontólogo, además de hacerle una exploración completa, te enseñará cómo lavarle los dientes correctamente evitando así complicaciones en el futuro.

¿Sabías que el mal hábito de morderse las uñas se llama Onicofagia?

La onicofagia es el hábito compulsivo de morderse las uñas. Puede tener, más allá de importantes consecuencias estéticas, serios problemas dentales.

Algunas de las consecuencias de esta patología tan común son:

· Desgaste de dientes: principalmente en los incisivos superiores e inferiores, lo que provoca microtraumatismos, que hacen que las piezas dentales puedan romperse o fisurarse.

· El apiñamiento de las piezas dentales: a consecuencia de la presión ejercida sobre los dientes, al mordernos los dientes de forma habitual.

· Alteración en la mandíbula: mordernos las uñas puede provocar alteraciones en la articulación temporomandibular, ocasionando molestias en la mordida.

· Lesión en las encías: al mordernos las uñas se pueden depositar o clavar en las encías restos de uñas, lo que puede provocar problemas gingivales y periodontales.

· Pueden provocar el movimiento de las piezas dentales hasta deformarlos y desgastar el esmalte.

· Con el tiempo, pueden causar caries, ya que los dientes perderán agentes protectores que les dejarán expuestos a los agentes externos.

· Pueden aparecer infecciones bacterianas que capaces de provocar herpes.

El hecho de mordernos las uñas es una consecuencia de un estado de nerviosismo y ansiedad, que muchas veces nos resulta imposible controlar.

Soluciones

Hay varias soluciones para poner fin a este problema, lo primero es controlar el estrés. Si este problema ya ha causado daños en nuestros dientes debemos acudir al dentista para que ponga solución a este problema.

La solución a los dientes astillados o rotos, sería la adhesión dental, carillas de porcelana y coronas dentales. Sin embargo, si el problema ha llegado a afectar a las encías habrá que acudir a un periodontista.

El mordernos las uñas es un mal hábito y será más fácil romperlo si los reemplazamos por algo positivo. Si no consideramos suficiente importante la salud de tus manos, piensa en la de tu boca y tu sonrisa.

¿Cómo llevas tu higiene dental?

5 consejos para el cuidado de tu higiene dental

¡Las vacaciones llegaron! Y con ellas los cambios de hábitos, pero no para tus dientes. Muchas veces en los cambios de tus rutinas diarias pueden traer el riesgo de descuidar tu higiene dental. Sabemos que esto puede suceder y por ello compartimos 5 consejos para no descuidar tu boca y tus dientes este verano.

El sol y el buen tiempo nos puede llevar a aumentar la ingesta de bebidas azucaradas, incrementar el consumo de bebidas con alcohol o a fumar con mayor frecuencia por ejemplo y todo esto te pasa factura en tu salud bucal. ¿Cómo puede afectarte? Puede aparecer mayor placa bacteriana, problemas de gingivitis, inflamaciones de encías o dejar pasar las caries hasta que empieza a doler.

Consejo

5 consejos para no descuidar tu higiene dental

¿Cómo puedes evitar descuidar tu higiene dental este verano? Todo se resumen en buenos hábitos y una adecuada hidratación:

  1. Adecuado cepillado dentalpor lo menos 3 veces al día (o mejor dicho, cada vez que comemos).
  2. Complementar el cepillado dental conseda o hilo dental para eliminar los restos de comida en rincones que el cepillo dental no llega.
  3. Utilizar enjuague bucalcon flúor es ideal en niños y en adultos. De esta manera se mantiene la sensación de limpieza por más tiempo.
  4. Beber agua constantementepara mantener una hidratación adecuada porque no tener una hidratación constante favorece al aumento de placa bacteriana e incluso inflamación de encías o la generación de caries.
  5. Moderar la ingesta de azúcaren general: bebidas azucaras, bebidas carbonatadas, ácidas y bebidas con alcohol porque éstas promueven, a su vez, la generación de caries.
  6. Es importante que tengamos conciencia sobre nuestra salud bucal porque nuestra sonrisa es muy importante en cualquier interacción que tengas durante tu día.

 

Para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV