Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

LLAMA GRATIS

Primera cita gratis

3 Curiosidades sobre moderse las uñas

Morderse las uñas es un hábito que conlleva problemas para la salud bucodental. Principalmente provoca el desgaste en los bordes de los dientes frontales, que se encargan de morder y hacen todo el trabajo de masticar.

Morderse las uñas puede acarrear maloclusión dental (mal alineamiento de los dientes) y problemas para masticar.

Incluso puedes enfermar por morderte las uñas. Eres más vulnerable a sufrir una enfermedad llamada paroniquia, una infección en los dedos que provoca hinchazón, enrojecimiento y pus, ya que ingresan bacterias en las fisuras o en desgarros de la piel

3 Curiosidades sobre los piercings orales

Los piercings orales datan de hace siglos y se suelen relacionar con la capacidad de tolerar el dolor en las tribus. En otras culturas se asocia a técnicas decorativas y se dice que en la antigua Grecia se colocaban en los esclavos  sexuales.

En la antigüedad, para que los compradores de esclavos perdieran interés en algunas mujeres esclavas, se les perforaba el labio y se les infería una joya plana, llegando a arrancar algunos dientes, para que los comerciantes perdieran interés por esa “deformación”.

Existen varios tipos de piercing oral: en la lengua, que se pueden poner de varias formas (central, punta de la lengua, etc.) pero también se pueden poner en las encías (superior e inferior), labios (superior en inferior, tanto en los laterales como centrales) mejillas y finalmente  podemos encontrar piercings
dentales.

3 Curiosidades sobre el Ratoncito Pérez

El Ratoncito Pérez fue creado por el Periodista Luís Coloma cuando el joven rey Alfonso XIII perdió un diente a los ocho años, con lo que creó un cuento con este  personaje que vivía dentro de una lata de galletas en una famosa confitería.

El Ratoncito Pérez se ha utilizado  por toda España y  Latinoamérica, pero en cada región tiene nombres diferentes, “Ratón”,  “Ratoncito Pérez” o “Ratón de los dientes” entre otros.

El Ratoncito Pérez es diferente en otros lugares. En Irlanda e Italia, es un duende. En Escocia, una criatura mitad hada, mitad ratón, y el “Hada de los dientes” es lo más común en Europa y América.

En otros países no hay personaje, como en Asia, el niño tira el diente al tejado para pedir dientes  “de niño mayor”.