Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

LLAMA GRATIS

Primera cita gratis

¿Cómo cuidas tus implantes dentales?

En los últimos años, los tratamientos con implantes dentales han ido aumentado entre los pacientes por su aporte en la mejora de vida de éstos. Para ello, es importante llevar una higiene adecuada porque puede ser una causa por la que el implante pierde su unión al hueso y se suelte.

Alrededor del diente, y por falta de higiene, puede producirse una periodontitis que puede llevar a la pérdida del diente. De igual manera, la mala higiene alrededor de los implantes conlleva un proceso denominado periimplantitis en el que se produce una pérdida del hueso que sustenta el implante con la consiguiente pérdida del mismo a corto plazo.  De ello se deriva que las medidas higiénicas a tomar para el mantenimiento de las prótesis, ya sean fijas o removibles, o de los tejidos blandos periimplantarios sean fundamentales para predecir un buen resultado, afirma el vocal científico del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV).

implantes dentales precio

Fases y cuidados

  • Enjuagues con clorhexidina: tras la cirugía para la colocación de implantes realizar estos enjugues para eliminar posibles bacterias dado que no se puede cepillar la zona.
  • Cepillado convencional:
    • Tras la retirada de los puntos a los 7-15 días se puede reanudar la higiene habitual del cepillado durante la fase de oseointegración (unión estable entre el hueso y el implante).
    • A partir de la fase protésica (segunda parte del tratamiento de Implantología) deben introducirse técnicas de cepillado de la boca con especial dedicación a la zona de la prótesis en su unión con la encía, como mínimo cada 12 horas.
  • Higiene con cepillo interproximal:
    • En el caso de prótesis fija (no se puede retirar) se recomienda el uso de cepillos interproximales y sedas en los espacios entre implante-implante y diente-implante (elegir tamaño más grande o más pequeño en función del espacio existente y la recomendación de su dentista).
    • En caso de que la prótesis sea removible (se puede retirar) habrá que limpiar por un lado la prótesis con los cepillos específicos para éstas y por otro lado cepillar las barras o anclajes unidos a los implantes y que sirven de sujeción a la prótesis.
    • En el caso de las barras hay que prestar especial atención al espacio entre la barra y la encía, para evitar la inflamación de ésta. Cabe reseñar que la no retirada de la placa bacteriana de la parte de la encía que rodea los implantes pondrá en peligro la durabilidad o éxito del tratamiento con implantes debido a la pérdida de éstos.

Si tienes implantes dentales es imprescindible tener una higiene continua para conservarlos en buen estado y recuerda realizar tus visitas programadas al dentista para complementar correctamente la higiene de tus implantes. Cuenta con nosotros 😉

Fuente: ICOEV

Me duele una muela, ¿qué hago?

El nombre científico para un dolor de muelas es odontalgia y su surge como consecuencia de una estimulación excesiva de la raíz nerviosa de la pieza dental. Esta estimulación provoca una irritación del nervio dental que a su vez causa el dolor de muelas.

Aunque la odontalgia puede llegar a causar un dolor muy intenso, en ocasiones se presenta casi sin previo aviso. Por ese motivo, es recomendable acudir al dentista en cuanto se perciben las primeras molestias, para realizar un diagnóstico y tomar las medidas necesarias encaminadas a evitar un mayor daño en la pieza dental y un dolor de muelas mucho más agudo en el futuro.

El dolor de muelas puede tener su origen en diversas causas. A continuación hablaremos de algunas de las más frecuentes:

Causas más frecuentes del dolor de muelas

Cuando pensamos en un dolor de muelas, lo primero que se nos viene a la mente es la presencia de una caries. Aunque efectivamente las caries profundas se encuentran entre las causas más comunes de dolor de muelas, existen también otras afecciones dentales que pueden causar un fuerte dolor. En cualquier caso, acudir a un odontólogo es la única forma de determinar cual es el origen del dolor e iniciar el tratamiento adecuado para hacerlo remitir.

Estas son las causas más comunes de un dolor de muelas o odontalgia:

Caries: Es como decíamos la causa más común de un dolor de muelas, y tiene su origen en una deficiente higiene bucal. Cuando no se eliminan correctamente, los restos de alimentos generan placa bacteriana, que a su vez genera los ácidos responsables de dañar la superficie de las piezas dentales y provocar la aparición de caries.
Raíces dentales expuestas: a veces como consecuencia de la retracción de la encía en casos graves de deterioro bucal, las raíces de los dientes quedan expuestas al exterior. Dado que las raíces son muy sensibles esto provoca dolor dental.
Fractura de la muela: aunque a veces no nos percatemos de ello, los dientes pueden llegar a romperse o a sufrir una fisura que provoque dolor.
Gingivitis: es una de las afecciones bucales más comunes y se manifiesta como una inflamación e infección de las encías que se puede trasladar a las piezas dentales en peor estado de conservación, produciendo dolor.
Bruxismo: el bruxismo nocturno puede provocar un gran dolor en las muelas durante los días posteriores, e incluso puede llegar a provocar la rotura de la muela.
Lesiones en la mucosa oral: son poco frecuentes pero pueden resultar muy perjudiciales para las muelas y para todas las piezas dentales en general.

Posibles soluciones ante un dolor de muelas

Evidentemente, ante un dolor de muelas, lo recomendable es acudir cuanto antes al odontólogo. Si no es posible acudir de modo inmediato, como medida previa podemos recurrir al médico de cabecera, que si lo estima conveniente puede prescribir alguna medicación para combatir el dolor de muelas, como pueden ser analgésicos, antiinflamatorios e incluso antibióticos en caso de detectar una infección en la zona de la muela. Estos tratamientos pueden mitigar o incluso hacer desaparecer el dolor de muelas, pero no solucionarán el problema de fondo que lo origino. La solución definitiva pasa necesariamente por acudir al dentista.

Además, existen otros consejos que pueden ser de gran utilidad para aliviar el dolor de muelas y que son completamente naturales, como por ejemplo aplicarse frío en la mejilla por la zona donde se encuentre el diente dolorido, evitar los alimentos duros y crujientes o los que estén demasiado fríos o demasiado calientes. Tampoco es conveniente ejercer presión sobre la zona ni comer productos dulces o con demasiada azúcar.

En cualquier caso, el mejor consejo es evitar el dolor de muelas, con una higiene dental adecuada y revisiones frecuentes en tu dentista.

La importancia de un buen ortodoncista

Para la mayoría de las personas, acudir al dentista no suele resultarles agradable. Lo más importante es contar con las garantías que ofrece un dentista experimentado y cercano. En el cuidado dental, esa confianza es fundamental e imprescindible. Sentirnos cómodos y disfrutar de la tranquilidad de estar en buenas manos es básico. Una buena cualificación no siempre es suficiente para relajar a los pacientes.

El trato y la atención personalizada son factores decisivos para decantarnos por uno u otro dentista. Al igual que un buen diagnóstico es pieza fundamental para que el tratamiento se complete rápido y con éxito. Elegir un buen ortodoncista podría ser la parte más importante en cualquier tratamiento de ortodoncia.

¿Cómo se usa el hilo dental?

Sabemos que el uso de hilo dental no es muy frecuente entre muchos pacientes, pero es más necesario de lo que uno imagina. El hilo dental es parte esencial para la higiene de los dientes y las encías. Recomendamos el uso de éste para tu higiene.

 

El uso del hilo dental para la higiene bucal

La Asociación Dental Americana recomienda usar el hilo y limpiar entre los dientes una vez al día. El uso del hilo dental es importante para prevenir la aparición de caries, la enfermedad de las encías y la generación de placa bacteriana entre los dientes. La placa se conforma de bacterias que se alimentan del azúcar que queda entre los dientes. Cuando esto pasa se libera un ácido que puede destruir la capa exterior de los dientes y desencadenar caries.

La placa dental que se acumula entre los dientes, con el tiempo, se endurece y forma una capa llamada tártaro. Éste se posiciona en el límite entre la encía y los dientes causando la enfermedad periodontal. Una vez formado el dentista es el único capaz de quitarlo con utensilios especiales.

¿Cuál es el mejor momento para limpiar entre los dientes con hilo dental?

Es importante reforzar el hábito de usar el hilo dental para la higiene de la boca. No existe un momento exacto para realizarlo, puede ser a primera hora de la mañana, a mediodía, en el almuerzo o antes de dormir justo después de comer.

Los niños y niñas también deben limpiarse entre los dientes

Mientras más temprano le inculques el hábito a tus hijos sobre la limpieza e higiene dental, mejor llevarán el cuidado de su sonrisa en la etapa adulta. Limpiar entre los dientes mediante hilo dental en niños menores de 10 u 11 años es primordial pues en esta etapa no son capaces de limpiar sus dientes a fondo por sí solos.

Limpiar entre los dientes mediante el hilo no debe doler, por esto se debe utilizar una fuerza promedio porque si se realiza con mucha fuerza se puede dañar las encías y si se realizar muy suave no se limpia la comida entre los dientes. Mediante el cepillado y el uso de hilo dental diario proteges tus dientes y tu sonrisa, por esto recomendamos ser responsables con estas prácticas de higiene dental.

Como siempre, sabes que cuentas con nosotros para cualquier duda o revisión bucal que necesites 😉

 

Fuente: ADA

Plan de prevención gratuito

La prevención es muy aconsejable para solucionar alteraciones producidas por una mala alimentación, hábitos higiénicos inadecuados o simplemente factores hereditarios, por eso es aconsejable adoptar un plan de prevención adecuado que nos ayude a mantener una boca sana, incluso desde la infancia.

Por esta razón en todas las clínicas IO ofrecemos un completo plan de prevención gratuito que incluye: Revisión, estudio radiográfico digital, higiene bucal (Bajo prescripción médica) y diagnóstico.

EL secreto de una boca perfecta no sólo reside en los cuidados diarios, como una limpieza correcta o una buena alimentación, si no que en un tanto por cien depende de un buen plan de prevención realizado por un especialista.

Esto ayudará no sólo a prevenir posibles enfermedades, si no a llevar un adecuado seguimiento de la salud bucal.

Pide tu primera visita gratuita e infórmate.

La salud dental en el embarazo

Importancia de la higiene dental en embarazadas

Cuando la mujer descubre que se encuentra en estado de gestación, la importancia de su salud aumenta a un nivel que quizás no considera en otros momentos de su vida.

¿Sabías que existen problemas dentales asociados al embarazo?

Es frecuente que durante el embarazo se produzca un empeoramiento de la salud dental de la mujer debido a cambios hormonales, cambios en el PH salival y si se acompaña de una escasa higiene dental puede ser perjudicial para encías y dientes.  Por esto, se pueden aparecer los siguientes problemas dentales:

  • Gingivitis (Inflamación y sangrado de las encías).
  • Excesiva salivación durante el primer semestre.
  • Erosiones o desgastes dentales causados por los vómitos.
  • Épulis (quiste benigno que se forma en las encías o en las partes blandas de la boca).

Higiene dental durante el embarazo

Por esto, es muy importante que antes y durante el periodo de gestación, la embarazada mantenga una correcta y meticulosa higiene dental.

En muchos casos si se tiene gingivitis antes del embarazo, el porcentaje de aparición aumenta hasta un 36-100% de los casos, mientras que si no se sufre antes el porcentaje disminuye a un 1%.

Siempre se debe consultar con el especialista que estamos en periodo de gestación para que éste pueda recomendar a la paciente que tipo de diagnósticos son los más acertados dado a su estado. De esta manera se evitan, en mayor proporción, los riesgos que puedan existir.

Ya sabes que para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV

¿Qué son selladores dentales?

La forma de evitar las caries y cualquier otra enfermedad periodontal es llevando a cabo una correcta higiene bucal, cepillándonos los dientes al menos tres veces al día y usando el hilo dental a diario.

¿Qué son los selladores dentales?

Aún manteniendo estos hábitos, no es fácil eliminar totalmente los restos de comida acumulados en los dientes posteriores, conocidos como molares, cuya forma irregular es idónea para acumular placa bacteriana, responsable de dañar el esmalte y provocar las temidas caries, que si no se tratan pueden incluso provocar la pérdida de la pieza dental.

Afortunadamente existen formas de proteger y mantener tus molares limpios y sanos. Se llama sellador y se trata de una película muy fina, elaborada en plástico o un material similar, que se adhiere a la superficie masticadora de los dientes. Su función es evitar que los restos de comida penetren en los dientes.

¿A quién benefician los selladores dentales?

Pueden hacer uso de ellos tanto niños como adultos, pero es preferible colocarlos cuanto antes mejor. Se ha comprobado que las caries no son algo aleatorio, hay gente más propensa a padecerlas. Dentro del grupo de riesgo estarían aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad que les impida llevar a cabo una correcta higiene bucodental, los que consumen medicamentos que reducen la segregación de saliva o aquellos que llevan a cabo una dieta rica en hidratos y azúcares.

¿Cómo es el proceso de colocación?

El proceso de aplicación de estos selladores es sencillo, rápido e indoloro. Tu dentista limpiará el diente en cuestión, aplicará un gel protector y posteriormente el material sellador dentro de los surcos de los dientes en cuestión. Además, este material se puede aplicar sobre piezas que tengan caries tempranas, evitando así su avance y deterioro.

¿Cuánto duran?

Los selladores duran mucho tiempo antes de tener que ser repuestos. La duración del tratamiento varía en función de la profundidad de los surcos, la correcta colocación de los selladores y la calidad de los materiales. Lo común es que duren entre 5 y 10 años, pero es recomendable acudir a tu dentista y llevar acabo un seguimiento ante la posibilidad de que surgiera cualquier imprevisto.

 

Manchas negras en los dientes

Las manchas en los dientes son una de las afecciones más comunes en lo que se refiere a la salud bucal, y no es solo un problema que afecta a la estética del paciente, también puede considerarse como un síntoma o una clara señal de que algo no está funcionando bien con nuestros dientes. Por ello es preciso que ante la aparición de manchas en los dientes lo consultemos lo antes posible caso un odontólogo, del mismo modo que haríamos ante síntomas más evidentes de problemas bucales como pueden ser dolores o molestias. Insistimos de nuevo en que no es solo una cuestión de estética, puede ser un indicio de algunos tipos de afecciones bucales con consecuencias perjudiciales para nuestros dientes a largo plazo, que pueden evitarse o minimizarse si acudimos rápidamente al dentista y tomamos las adecuadas medidas preventivas.

Las manchas no siempre están relacionadas con alguna clase de descuido de la higiene, se puede incluso deducir en algunas situaciones que la presencia de una mancha viene por cuestiones de genética. Cada cuerpo es distinto y las circunstancias y hábitos de cada paciente también son distintas, por lo que el diagnóstico no será igual en todos los casos. Además, las razones para la aparición de manchas dentales pueden ser múltiples, por lo que para tener un diagnóstico preciso lo mejor es acudir lo antes posible a un especialista.

Existen sin embargo algunas razones habituales que están detrás de muchos casos de aparición de manchas negras en los dientes.

Uso de enjuagues bucales

Si eres una de esas personas que siempre se cerciora de tener una higiene bucal lo más impecable posible y estás concienciado de la importancia de complementos de limpieza como el hilo dental o los enjuagues bucales, quizás la razón de estas manchas negras se deba precisamente a uno de estos elementos de limpieza. La Clorhexidina es un componente que llevan algunos enjuagues bucales, y en algunas ocasiones este componente es el culpable de que aparezcan esas manchas.

No se trata de que todos los enjuagues bucales que contienen Clorhexidina sean inadecuados. Como comentamos más arriba, dependerá de cada caso, y de cómo cada paciente reaccione ante este componente. Y por supuesto, también dependerá de cual sea la concentración de este componente en el enjuague y cuantas veces al día lo estés usando. En este caso lo ideal es asistir a un odontólogo que te pueda dar mejores indicaciones para su uso y para que puedas adaptar tus hábitos de higiene dental, manteniendo una buena limpieza y solucionando el problema de las manchas negras de tus dientes.

Acumulación de sarro

La acumulación de sarro es muy común en pacientes que hayan tenido enfermedades como la periodontitis, ya que el sarro se va acumulando de tal forma que desarrolla una placa que va destruyendo la constitución del diente. Esto puede ser peligroso en circunstancias graves debido a que se podría perder el diente. Sin embargo antes de encender las alarmas es mejor que el doctor nos revise para saber qué está pasando exactamente con nuestra dentadura.

Factores desencadenantes

Las manchas negras en nuestros dientes no aparecen por arte de magia ni de la noche a la mañana. Pueden aparecer lentamente e ir acentuándose con el tiempo, por lo que resulta crucial estar pendientes para detectar este y cualquier otro síntoma de que los dientes puedan estar en mal estado.

Hay determinados factores que aumentan el riesgo de sufrir la aparición de manchas negras en los dientes

  • Una mala o incompleta higiene bucal.
  • El tabaquismo. El hábito de fumar, además de otros problemas graves de salud, también puede generar manchas en los dientes.
  • El consumo habitual de determinadas bebidas o alimentos, como puede ser el café, el vino tinto, o algunas verduras.

Tratamiento conducto

El tratamiento conducto es un procedimiento delicado mediante el cual se procede a eliminar las bacterias y el tejido nervioso muerto o que se encuentra en descomposición dentro de un diente.


Este tratamiento se realiza cuando el nervio del diente se encuentra dañado de forma irreversible y ya no es posible un tratamiento para conservarlo. Esto puede ocurrir debido a una infección o inflamación. Además de retirar dicho tejido, durante el tratamiento conducto o endodoncia también se procede a la limpieza y desinfección de los conductos, y también se sellan para evitar que haya una reinfección.

El tejido de un diente puede dañarse por distintas causas, como pueden ser caries, empastes agrietados, golpe en la boca o enfermedades de las encías. Cuando el daño es muy severo y afecta al nervio del diente, el odontólogo debe evaluar la opción de aplicar una endodoncia. Se trata de un tratamiento drástico que reduce la vida útil del diente, al que se solo se recurre cuando el nervio ya no es recuperable.

¿Cuál es el procedimiento de un tratamiento conducto?

El procedimiento que los odontólogos llevan a cabo para realizar un tratamiento conducto, empieza perforando el diente afectado para pasar a continuación a retirar el tejido nervioso dañado.

Después es necesario que la pieza dental se limpie, se moldee y se agrande la cámara pulpar y los conductos de la raíz del diente, para que así estos puedan ser rellenados.
Por último, el diente se restaura usando amalgama o resina dental para recubrir la corona en caso de que sea necesario.

Se trata de un tratamiento complicado que requiere realizar los distintos pasos de modo secuencial (en muchas ocasiones en distintos días, por lo que se necesitan varias visitas al odontólogo para completar todo el proceso) También hay que tener en cuenta que se trata de un tratamiento irreversible.

¿Cuáles son los riesgos del tratamiento conducto?

El tratamiento conducto, al igual que cualquier otro tratamiento complejo, implica algunos riesgos. Sin embargo, estos riesgos dependen de las circunstancias concretas de cada caso. El odontólogo que va a realizar el tratamiento suele ser el encargado de informar al paciente de cuales son los riesgos que conlleva la endodoncia para su caso concreto.

La mayor parte de los efectos del tratamiento conducto se manifiestan durante el propio tratamiento, que como comentábamos implica varias fases que se pueden prolongar durante cierto tiempo.

Un efecto secundario del tratamiento conducto bastante común es la aparición de una mayor sensibilidad dental, sobre todo durante el cepillado y limpieza de los dientes. Normalmente es algo temporal que desaparece varias semanas después de finalizar el tratamiento. Si presenta dolor fuerte o si las molestias se prolongan durante más tiempo, el paciente deberá consultar con su odontólogo lo antes posible.
Pero si su diente no sana correctamente, o el mismo se infecta o daña, es necesario que el tratamiento se haga nuevamente. Esto se conoce como retratamiento conducto.

¿Cuáles son las alternativas al tratamiento conducto?

En algunos casos los dientes que se encuentran en un estado que no permite que puedan ser reparados con el tratamiento conducto. Normalmente, son casos en los que el paciente presenta una enfermedad muy severa en las encías o el diente está dañado gravemente. Cuando se dan estas circunstancias, el odontólogo puede considerar que el diente no reúne las condiciones necesarias para completar todos los pasos de la endodoncia, o bien que una vez finalizada no tendrá el agarre suficiente como para poder conservarlo en su posición.

Por lo tanto, una alternativa al tratamiento conducto que el odontólogo puede indicar es realizar la extracción del diente que está afectado.

¿Cómo prevenir el cáncer oral?

Este tipo de cáncer (llamado también de boca) se produce generalmente en los labios o en la lengua, sin embargo, puede producirse también en cualquier otra parte de la cavidad oral: paladar, encías, suelo de la boca o mejillas.

En la mayoría de los casos afecta con mayor frecuencia a las mujeres que a los hombres y suele aparecer a partir de los 40 años.

dia mundial contra el cancer - cancer boca - cigarro

Causas

Las causas más frecuentes son el tabaquismo y el consumo del alcohol. El 80 o 90% de los casos de cáncer de boca se deben al tabaquismo.

También se ha identificado la higiene dental deficiente, una infección crónica por papilomavirus (VPH) o la irritación crónica originado por el uso de dentaduras postizas o el roce de dientes ásperos.

 

Síntomas

Los primeros signos no son necesariamente identificables, por ello es importante tener un control regular de revisiones odontológicas y médicas, aún más si observas alguna de estas anomalías:

  • Una llaga en los labios, en las encías o dentro de su boca que sangra con facilidad y no cicatriza
  • Un bulto o engrosamiento en la mejilla que usted puede percibir con la lengua
  • Pérdida de sensaciones o adormecimiento en alguna parte de la boca
  • Manchas blancas o rojas en las encías, la lengua o dentro de la boca
  • Dificultad para masticar o deglutir los alimentos
  • Dolor, sin explicación alguna, en la boca o sensación de atoramiento en la garganta
  • Hinchazón muy fuerte de la mandíbula, provocando que la prótesis no se ajuste apropiadamente
  • Cambio en la voz

Tratamiento

En un diagnóstico temprano, considerando un tumor pequeño y localizado, el tratamiento que implicaría una extirpación quirúrgica. En el caso de algunos tumores de mayor tamaño también se aplican extirpaciones a menos que haya afectado a los ganglios. Si este fuera el caso el tratamiento también requeriría quimioterapia y radioterapia. Para estos casos la tasa de curación estimada es de un 90%.

dia mundial contra el cancer - cancer boca

Tener un control regular sobre el cuidado e higiene bucal puede ser una manera de prevenir este tipo de enfermedad. Y, asimismo, en el caso de que ésta aparezca, permite tratarlo en una fase inicial con más posibilidades de cura; a comparación de encontrarlo en una fase avanzada, en donde el tratamiento ya no es curativo sino paliativo.

Fuentes:

Colgate

OMS

 

Halitosis. Causas y remedios.

mal aliento

Uno de los problemas más frecuentes que enfrentan las personas al acudir al odontólogo es la Halitosis, mejor conocida como mal aliento. Si bien no existe una solución general para curar el mal aliento, hay varios métodos para combatirlo, dependiendo de la patología que la origina. En ese sentido, es importante no atacar únicamente la enfermedad que causa la halitosis. También, es necesario realizar un conjunto de acciones para prevenir que el mal aliento vuelva.

Detalles que tienes que saber sobre la Halitosis

Causas de la halitosis

El mal aliento puede ser causado por distintas factores, entre ellos resaltan:

  • Una higiene bucal deficiente.
  • Bacterias en la boca o en la lengua.
  • Las dietas con bajas calorías y el ayuno reduce la salivación, por tanto, contribuye al mal aliento.
  • Las caries.
  • La inflamación de las encías.

¿Qué debemos hacer?

En primer lugar, si tenemos mal aliento, es necesario acudir a un odontólogo para determinar la causa de la halitosis y posteriormente empezar el tratamiento para erradicarla. Ya que, existen dos tipos de halitosis: la patológica, que es causada por una patología y la fisiológica, causada por malos hábitos o la que todos tenemos al despertar.

¿Cómo evitar la halitosis?

En caso de que el mal aliento sea fisiológico, existen una serie de recomendaciones que podemos aplicar para intentar eliminarlo, algunas de ellas incluyen:

  • La utilización del hilo dental.
  • Aplicar enjuague bucal y cepillarse los dientes todos los días.
  • Es necesario cepillar la lengua, ya que muchas bacterias no se alojan únicamente en los dientes.
  • Tratar de no consumir comidas altamente condimentadas.
  • Evitar el consumo de cigarrillos y bebidas alcohólicas.
  • Consumir aproximadamente 1 litro de agua al día.
  • Respirar a través de la boca.

         Es importante destacar, que el uso excesivo de enjuagues bucales no elimina completamente el mal aliento, ya que muchas compañías utilizan la publicidad para engañar a sus clientes. La mejor manera de erradicar el mal aliento es seguir las recomendaciones anteriormente descritas.

Sin embargo, si al realizar todas las medidas preventivas aún tenemos mal aliento, es necesario acudir con un especialista, ya que muy probablemente tengamos una halitosis patológica, es decir, una enfermedad es la que nos está causando el mal aliento. Es primordial detectar la causa de la halitosis para poder realizar un tratamiento adecuado. Si bien existen más de 50 patologías que pueden causarnos mal olor en la boca, la halitosis patológica puede ser ocasionada por una de estas enfermedades:

  • Enfermedades pulmonares.
  • Metabolismo.
  • Hormonales.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Infecciones en la garganta como la sinusitis o la rinitis.
  • Fallas renales.

¿Qué podemos esperar del especialista?

Es probable que el dentista revise tu historial médico y te realice una serie de preguntas:

  • ¿Cuándo comenzó el mal aliento?
  • Si este es ocasional o permanente.
  • Si estamos bajo los efectos de algún antibiótico, ya que puede afectar el tratamiento.
  • La frecuencia con la que nos cepillamos los dientes.
  • Las comidas que ingerimos normalmente.
  • Si usamos regularmente un medicamento o suplemento alimenticio.
  • Si respiramos a través de la boca, roncamos o sufrimos de sinusitis.
  • Si el mal aliento lo perciben los demás.
  • ¿Con qué frecuencia utilizas el hilo dental o el enjuague bucal?

Consulta y tratamiento de la halitosis

Asimismo, las consultas odontológicas constan de 3 fases: el diagnóstico, el tratamiento y el control. Durante el diagnóstico se realizarán una serie de procedimientos de exploración bucal y análisis microbiológico de la saliva. En consecuencia, depende del paciente llevar a cabo el tratamiento y acudir a los controles de forma periódica para erradicar el mal aliento. 

Finalmente, es importante detectar el mal aliento a tiempo y tomar todas las precauciones necesarias para evitar problemas de salud y de autoestima, no dejes que la halitosis afecte tu vida.

¿Qué es el lupus? Cómo afecta a la salud bucodental

El lupus es una enfermedad autoinmune de carácter crónico que genera un cuadro bastante complejo, y que que puede alterar de distintas formas la vida de quien la padece.

Las primeras partes del cuerpo en ser afectadas son la piel, las articulaciones y los riñones, pero a medida avanza la enfermedad, esta puede dañar distintas partes del cuerpo y alterar los tejidos de diferentes órganos. La boca también puede llegar a verse severamente dañada, y por ese motivo la salud bucal es uno de los aspectos a tener en cuenta por los pacientes que sufren esta grave enfermedad

 

Aunque existan diferentes enfermedades crónicas que pueden llegar a afectar directa o indirectamente a la cavidad oral, el lupus es una de las que tienen una mayor incidencia en la salud bucal, hasta el punto de que hasta el 75% de pacientes con lupus llegan a presentar lesiones en la boca.

En ocasiones este tipo de lesiones bucales pasan desapercibidas o no se les da la la importancia que realmente tienen, al no relacionarse inicialmente con la enfermedad que las origina. Si no existe un diagnóstico previo, es muy importante consultar con el odontólogo cualquier tipo de lesión en la boca que se prolongue durante más de 10 días. Y en caso de que ya exista un diagnóstico previo de lupus, debe informarse al cuadro médico que realiza el seguimiento de la enfermedad, para que en coordinación con un odontólogo planifiquen las medidas y tratamientos a seguir para paliar en lo posible los efectos de la enfermedad en la salud bucal.

Normalmente los efectos del lupus en la salud bucal comienzan con pequeñas úlceras, las cuales en primera instancia son indoloras, y es por ello que suelen ser pasadas por alto. Otros efectos relacionados con la enfermedad son la aparición de diferentes laceraciones, que pueden presentarse como lesiones erosivas en la mucosa oral, o la xerostomía. Las partes mas afectadas por esta dolencia suelen ser la lengua, labios y el paladar, al ser las zonas más expuestas a los alimentos.

Los pacientes que tienen diagnosticado lupus, suelen presentar distintos síntomas como son la rigidez muscular en las primeras horas de la mañana, una fiebre descontrolada aun si no se ha confirmado una infección y alopecia cuando se presentan brotes más agudos.

Aunque existen distintos tratamientos para ayudar a aquellas personas que padecen esta enfermedad, es importante tener en cuenta que no hay una cura para el Lupus. Al diagnosticarse un caso de lupus, se establece un seguimiento por parte de distintos profesionales con el objetivo principal de lograr que el paciente pueda sobrellevar de la mejor manera los síntomas que esta enfermedad ocasiona en su organismo.

Los tratamientos a aplicar varian en función de la respuesta que ofrezca cada paciente a los mismos. En ocasiones, los efectos secundarios de determinados tratamientos y medicamentos para combatir el lupus, pueden llegar a afectar indirectamente a la salud bucal. Algunos pacientes, experimentan sensaciones y sabores desagradables en la boca como reacción a estos tratamientos.

La acción coordinada de profesionales de distintas especialidades médicas, es fundamental para buscar la combinación de medidas que permita ofrecer la mejor calidad de vida a cada paciente lupus. En lo referente a la salud bucal, lo prioritario es frenar a toda costa las infecciones, candidiasis y herpes ocasionados por la enfermedad, evitando en lo posible que se pueda llegar a dañar de manera permanente la mucosa oral. En tratamientos prolongados es frecuente que los pacientes experimenten el síndrome de la boca seca.

Todos los pacientes que sufren de lupus deben prestar una especial atención a su higiene bucal. Se recomienda un cepillado delicado pero profundo, y la elección de pastas de dientes y colutorios que garanticen una hidratación de la boca y no contengan sustancias que puedan irritar la mucosa bucal.

¿Por qué es importante usar hilo dental a diario?

El hilo dental elimina los restos de comida atrapados entre los dientes y en la línea de las encías, donde a menudo se acumula placa y en consecuencia comienzan las enfermedades periodontales.

El hilo dental combate la gingivitis y la placa bacteriana, aunque cada vez son más los que apuestan por los cepillos interdentales, la mejor forma de llegar donde el cepillo no llega. La opción ideal para mantener tus encías y dientes en buen estado de salud.

Un poco de historia

El hilo dental aparece en por primera vez a finales del S.XIX y desde entonces su material se ha modificado multitud de veces.

Empezó siendo de seda hasta que se descubrió el nailon y ahora se comercializa en distintos materiales, sabores y diámetros.

Uso del hilo dental

Los dentistas recomiendan hacer uso del hilo dental al menos una vez al día, puesto que el cepillado normal no es suficiente para acabar con los restos que se quedan entre los dientes y dan lugar a la placa bacteriana, la responsable de las caries y multitud de enfermedades dentales.

Lo importante es usarlo de forma correcta, ya que si no puede provocar serios daños. La forma de usar correctamente el hilo dental es la siguiente:

· Enrolla la seda dental en torno a los dedos corazón y ténsala.
· Utiliza los dedos pulgar e índice para guiar el hilo dental entre los dientes.
· Pásalo también por los laterales de cada diente, siguiendo suavemente sus curvas. Esto te permitirá llegar correctamente al espacio entre el diente y las encías.
· Nunca golpees ni fuerces el hilo, ya que puede cortar o lastimar el tejido gingival.
· Utiliza secciones de hilo limpio, a medida que avanzas entre los dientes.
· Para extraer el hilo, utilice el mismo movimiento hacia atrás y hacia delante, sacándolo hacia arriba y arrastrándolo hacia los dientes.

No te lo pienses más y empieza a usar hilo dental a diario, te ayudará a tener una sonrisa más sana y bonita.

Qué debemos hacer cuando nos salen las muelas del juicio

Las muelas del juicio son cuatro y se encuentran al final de la boca. Se trata de los últimos molares en erupcionar y lo suelen hacer entre los 17-30 años, de ahí deriva el nombre con el que se las designa.

Consejos salud dental

Nuestra dentadura tiene 32 piezas dentales, entre las que distinguimos los incisivos, cuya finalidad es cortar los alimentos, los caninos que sirven para desgarrar, los premolares que colaboran con los caninos y los molares en la tarea de la masticación; y los molares que tienen la finalidad de moler la comida, haciéndola apta para la digestión.

Las muelas del juicio no tienen ninguna finalidad y son diferentes en comparación con el resto de piezas por la alineación y el tamaño de sus raíces.

Su origen se remonta al de sus antepasados, quienes a consecuencia de su alimentación, les daban mucho más uso.

Hoy en día, a consecuencia de la evolución, se han vuelto totalmente irrelevantes, de ahí que la mayoría de las veces, lo más recomendable es la extracción de estas piezas dentales.

Suelen estar relacionadas con molestias y dolores. No es un dato general pero sí muy frecuente. Esto se debe a la inflamación de la zona a consecuencia de una infección, por una incorrecta erupción cordal.

Normalmente al salir generan mucha presión debido al poco espacio que tienen en la encía, lo que provoca que durante la eclosión, los restos de comida se acumulen dentro de la corona que rodea al diente, una afección conocida como periocoronitis.

La orientación anómala también puede producir daños en las piezas vecinas o, incluso, apiñamientos dentarios. En ocasiones el dolor puede extenderse al oído, la garganta o la cabeza, impidiéndonos hablar, tragar o abrir la boca.

Cuando ocurre esto, lo recomendable es la extracción por medio de un procedimiento quirúrgico leve, que el dentista realiza de forma rutinaria. El postoperatorio es fácil y cómodo, mientras que se sigan las recomendaciones del odontólogo.

¿Las caries son contagiosas?

La caries es generada por un microbio llamado “streptococcus mutans”, cada persona tiene sus propios microbios y hay algunas que son más propensas a esta bacteria que otras. Las caries se forman por la interacción entre almidones y azúcares presentes en la dieta y en la flora bacteriana de la boca del paciente.

Por esto, se cree que, en ciertos casos, es una enfermedad infectocontagiosa ya que en otros escenarios pueden intervenir diversos factores para facilitar la aparición de las caries.

caries contagiosas dentista barcelona

La caries es una enfermedad frecuente

La caries es una enfermedad bastante frecuente, es provocada por la desmineralización de las piezas dentales generadas sustancias ácidas que son favorecen a la formación de la placa bacteriana. Es así como se produce una desestructuración de los dientes y la formación de un “hueco” se conoce como “caries”.

El proceso de la caries empieza por destruir el esmalte, después la dentina hasta que llega a la pulpa del diente, que es cuando entra en etapa dolorosa y de inflamación. Cuando pasa esto, se aplican tratamientos como endodoncia y, dependiendo de lo avanzado esté el proceso de inflamación, se recurre a matar el nervio o incluso a la extracción dental.

Respondiendo a la pregunta ¿las caries son contagiosas? Se tendría que decir que sí. Aunque uno no lo crea pueden transmitirse en actos tan cotidianos como compartir la comida de otra persona probándola con la misma cuchara, probar si la comida de un niño está muy caliente y dársela con el mismo tenedor o por usar el cepillo de dientes de otra persona, por ejemplo. Es en ese momento cuando uno traspasa la saliva con todo lo que uno tiene, incluyendo las bacterias, esto favorece al contagio de caries.

¿Cómo evitar las caries?

Hay personas que tienen mayor predisposición que otras a padecer caries por la herencia genética, por ejemplo, pero es importante familiarizarse con los hábitos de higiene desde temprana edad. Para evitar las caries es primordial tener una buena higiene dental: cepillarse los dientes al menos tres veces al día o después de cada comida y evitar compartir cubiertos durante comidas.

Otro punto importante es que la pasta de dientes cuente con flúor pues favorece a la mineralización del diente; asimismo es aconsejable evitar los azúcares, dulces, postres, bebidas carbonatadas y, sobretodo, asistir al dentista una vez al año. Sabes que para esto siempre cuentas con nosotros 😉

Fuente: Consejo de dentistas

Index Madrid firma convenio con Institutos Odontológicos

El Instituto de dominicanos y dominicanas en el Exterior (INDEX-Madrid) firma un convenio de colaboración con la organización de médicos especialistas en odontología de Institutos Odontológicos (IO) con el objetivo de brindar un servicio a la comunidad dominicana residente en España, que pueda beneficiarse de los programas sociales desarrollados por ambas entidades.

index madrid dentistas barcelona implantologia

El Plan de Beneficios del Programa Social de Prevención para la Salud Bucodental que suscribe el INDEX-Madrid se pone en marcha de inmediato, ofreciendo una amplia red de centros médicos propios dotados con las últimas tecnologías para la asistencia médica odontológica.

Entre los servicios incluidos dentro del convenio se encuentran una serie de prestaciones gratuitas como las visitas de diagnóstico con estudio radiográfico digital, higiene bucodental y las posteriores revisiones anuales para toda la unidad familiar. De igual manera, se incluyen condiciones especiales en todos los tratamientos de odontología general, ortodoncia convencional y estética e implantología. 

index madrid dentistas barcelona implantologia

 

 

Si tienes continuamente la boca seca, sufres xerostomía

Sin darte cuenta un día sientes la boca seca, que te cuesta tragar saliva, que tus labios están como pegados y descubres que se crean estos odiosos hilillos en la comisura de los labios. Sufres de xerostomía.

BOCA SECA

La xerostomía es el síntoma que define la sensación subjetiva de sequedad de la boca por mal funcionamiento de las glándulas salivales. El trastorno así se provoca por la pérdida del flujo salival.

Actualmente sobre un 20 % de jóvenes pueden sufrir este síndrome y en adultos de 60 años se llega ya al 50%.

Las causas

Las causas de este trastorno son muy variadas, des del consumo de fármacos a las enfermedades sistémicas como la diabetes pasando por el consumo de marihuana. Hay que vigilar pues en el uso y abuso de ciertos fármacos. Actualmente más de 500 familias de medicamentos son susceptibles de provocar xerostomía.

Los efectos

Los efectos que provoca la boca seca afectan sobre todo a la cavidad bucal provocando ardores y dolores. También generan:

  • Trastornos alimentarios debido a la dificultad para masticar y deglutir.
  • La aparición de disgeusia, tal como se conoce a la alteración del sentido del gusto (la carne puede saber a metal).
  • La halitosis.
  • Dificultad en el uso de la prótesis dental.
  • Problemas en el habla.

Además y según un estudio reciente realizado en la Universidad de Granada hay una vinculación moderada entre el asma y la xerostomía. Así se pudo confirmar que un gran porcentaje de los pacientes con asma también presentaban síndrome de boca seca.

Tratamiento

Según los investigadores los datos obtenidos indicaron que ciertos tratamientos con altas dosis de corticosteroides inhalados disminuyen la producción de proteínas salivales, las cuales cumplen una función protectora sobre la mucosa oral, por lo cual clínicamente este efecto se presenta en los casos de xerostomía y por lo general se ve asociado a un peor control del asma.

Para lograr paliar los efectos del síndrome de boca seca primero habrá que hacer el diagnóstico a través de la exploración física de la mucosa bucal, de la lengua,…Además para medir el flujo salival y el grado de xerostomía, habrá que hacer una sialometría.
Para paliar la xerostomía en casos irreversibles se pueden recurrir a diversos procedimientos:

Estímulos locales

Se basan en estímulos mecánicos como aumento de la función masticatoria comiendo alimentos que requieran una masticación más enérgica como las zanahorias, ingerir sorbos de agua durante las comidas, mascar chicles sin azúcar. Los estímulos gustativos son alimentos ácidos-amargos que aumentan la salivación, aunque el beneficio obtenido es escaso.

Fármacos

Aunque la xerostomía la provocan muchos fármacos, hay algunos que ayudan a paliarla, como la pilocarpina, la anetoletritiona, o el betanecol, entre otros.
Sustitutos salivales: son soluciones acuosoiónicas y de carboximetilcelulosa, con mucina, glucoproteínas y preparaciones con contenido enzimático, que imitan a la saliva.
Prevención de caries: como el cepillado de dientes, la limitación en el consumo de hidratos de carbono de absorción rápida, uso de geles de flúor y antisépticos bucales como la clorhexidina.

¿Tienes alguno de estos síntomas?, ven a vernos a cualquiera de nuestras clínicas, tenemos un plan de prevención totalmente gratuito para ti.

Foto vía  Jelleke Vanooteghem

Sensibilidad dental, causas y remedios

La sensibilidad bucal es ese momento, que por lo general es corto, en donde se siente un dolor repentino por el contacto entre el diente y un estímulo externo, como puede ser una comida o bebida fría. De hecho es muy común que se produzca al ingerir bebidas y comidas frías, o incluso con la respiración cuando el aire está muy frío.

La sensibilidad dental es mucho más común de lo que se cree, y muchas personas la padecen sin ser realmente conscientes de ello, ya que lo consideran como algo normal, y por tanto no acuden al odontólogo para tratarla o no lo mencionan específicamente durante las revisiones.

El principal problema de no acudir al dentista para tratar sensibilidad dental, es que tampoco se estará tratando las causas que lo originan, y que en ocasiones pueden tener efectos muy negativos en la salud bucal.

Causas principales de la sensibilidad dental

La corona del diente está protegida por un esmalte, mientras que la raíz está rodeada por la encía y por el cemento radial. Cuando la encía se retrae o el esmalte se deteriora, deja la dentina expuesta a los estímulos anteriormente mencionados.

Entre las principales causas que pueden existir para que se produzca la sensibilidad bucal, se deben destacar:

Mala higiene bucal. No causa sensibilidad dental de modo directo, pero si indirectamente, ya que una mala higiene bucal favorece la aparición de las caries, que pueden romper o astillar el diente, lo cual sí causa la sensibilidad bucal.

También el mal cuidado de los empastes dentales puede ser una causa, ya que sin la adecuada revisión y mantenimiento se pueden deteriorar o desgastar.

El desgaste del esmalte dental es otra de las principales causas de sensibilidad dental. Puede deberse a un cepillado agresivo o un proceso de blanqueamiento (que puede generar una debilidad temporal a los dientes). También puede producirse por vomitar de modo habitual, por morderse las uñas, o por tomar muchas bebidas gaseosas, que tienden a acidificar la dentadura.

La retracción de las encías. Al igual que en el caso anterior, se puede deber a una mala higiene que provoca la aparición de infecciones, o a un mal seguimiento y cuidado de tratamientos odontológicos como la ortodoncia.

Remedios y tratamientos para combatir la sensibilidad dental

Una vez que se haya diagnosticado la sensibilidad dental es importante encontrar la causa de la misma para poder combatirla de forma rápida, segura y certera, y así evitar que vuelva a aparecer o al menos mitigar el dolor.

Los remedios caseros, aunque pueden ser efectivos para combatir el dolor temporalmente, no puede aportar una solución definitiva al problema porque no atacan a la raíz del problema.

Los mejores consejos para prevenir y combatir la sensibilidad dental son:

Higiene dental

El mejor aliado para combatir la sensibilidad dental es la higiene. Esto reducirá el riesgo de aparición de caries y de sufrir daños en el esmalte del diente y las encías.

Revisiones dentales

Debe acudirse periódicamente a las revisiones con el dentista, para evaluar el estado de salud general de la boca. En caso de encontrar caries nuevas deben tratarse lo antes posible, y si se detectan empastes previos deteriorados deben repararse o sustituirse.

Seguimiento tras tratamientos

Tras recibir tratamientos dentales como pueden ser blanqueamientos, es necesario hacer un seguimiento y seguir todas las indicaciones del odontólogo.

Cuidado en el cepillado

Se debe cuidar la intensidad del cepillado para no desgastar las encías ni deteriorar el esmalte dental.

Evitar comidas y bebidas muy fría o calientes

También es importante controlar en lo posible la ingesta de comidas o bebidas demasiado calientes o demasiado frías.

Reducir el consumo de bebidas gaseosas.

Evitar en lo posible sustancias ácidas como las bebidas gaseosas.

¿Conoces el herpes labial?

Existe una infección causada por el virus llamado herpes simple tipo 1 (HSV-1) que produce lo que se le conoce como herpes labial. Ocasiona lesiones en los labios de la boca y viene acompañado de dolor intenso e inflamación; dicha infección se puede propagar a las encías, tubo digestivo superior (lengua, faringe) e incluso a la cara.

No se debe confundir con el virus herpes simple tipo 2 (HSV-2) que es el causante del herpes genital, el mismo encabeza la lista de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes en España y en el mundo entero.

¿Cómo se transmite el herpes labial?

Ocurre mediante el contacto directo, de persona a persona a través de la saliva y lesiones en los labios de la boca del infectado. Dichas lesiones son en un 80% visibles y en estos casos son altamente infecciosas. Cabe resaltar que no solo son contagiosas las lesiones cuando son visibles, ese 20% restante de invisibilidad no significa que estemos resguardados de adquirir el virus. Es suficiente su presencia en la saliva infectada para contagiar a una persona. Hay que tener en cuanta también que las infecciones pueden permanecer asintomáticas durante un tiempo.

Estadísticamente hablando, los adultos son más propensos a ser contagiados por el virus, mediante utensilios contaminados y/o besos. Generalmente esta infección viene de la etapa infantil, teniendo en cuenta la frecuencia con la que se lleva a la boca juguetes, utensilios, etc. que pueden no tener la asepsia que se requiere para la manipulación infantil.

¿Qué síntomas se presentan cuando se tiene herpes labial?

Posteriormente al contagio, las lesiones aparecen de 4 a 6 días, aunque el virus tiene un lapso de incubación de 2 a 20 días aproximadamente. Puede suceder que no haya presencia de síntomas en algunas personas. Son los llamados “portadores” es decir, que tienen el virus en su sangre pero no muestran sintomatología.

Solo un pequeño porcentaje de personas que tiene el virus manifiestan los síntomas típicos de la infección, como hipertermia, malestar general, inapetencia a los alimentos, dolor de la garganta a causa de la inflamación de los ganglios que se encuentran en esa zona, gingivitis, faringitis y/o amigdalitis con presencia de secreciones purulentas. Dichos síntomas pueden tener una duración de 2 a 3 semanas y luego ceder espontáneamente. La presencia de las lesiones en los labios de la boca es evidente, su aparición trae consigo mucho dolor en la zona afectada.

A pesar que los síntomas pueden disminuir e incluso desaparecer, el virus simple tipo 1 queda en el torrente sanguíneo atenuado, es decir, como “adormecido” esperando el momento en el que el sistema inmunológico del cuerpo “baje la guardia” para aparecer y hacerse sintomático.

Los pacientes que son portadores y sintomáticos de este virus refieren que sienten una especie de “hormigueo” en el labio, lo cual les indica que pronto saldrá la lesión. La misma se presenta como una especie de burbuja de color rojizo y muy doloroso, ampliándose su tamaño y volviéndose una ampolla. La misma está contenida de material purulento (debido a la infección) que por el proceso inflamatorio se llega a reventar, formándose una úlcera. Se puede decir que esta etapa de la infección es la fase final, con el pasar de los días y con el uso de antivíricos, el virus se va mitigando, formando una costra.

¿Cómo prevenir el herpes labial?

Considerando que uno de los motivos más frecuentes para que el virus herpes simple tipo 1 (HSV-1) se active es que se exponga a los rayos solares de forma regular, se recomienda el uso de protector solar. Los antivíricos los atenúan. Lamentablemente no podemos inmunizarnos contra él, ya que este virus no tiene vacuna. Y especialmente, la recomendación fundamental para prevenir el contagio, es mantener una higiene bucal correcta.

El flúor, nuestro gran aliado

El flúor remineraliza el esmalte y aumenta su resistencia, así como actúa frente al desarrollo de las bacterias de la boca.

El flúor es un componente activo presente en la composición de la mayoría de colutorios y pastas dentífricas.

Los beneficios del flúor

– Afecta a la placa bacteriana de nuestros dientes e inhibe la capacidad de las bacterias que la componen de formar grandes cantidades de ácido.

– Inhibe el proceso de desmineralización de los dientes.

– Vuelve la superficie dental mucho más resistente a los ácidos que vivien en la boca.

– Favorece la remineralización de la superficie del esmalte dental.

El flúor es muy eficaz a la hora de frenar las caries dentales, ya que actúa inhibiendo la pérdida de minerales de la superficie dental y favoreciendo la reconstrucción de los componentes propios del diente.

Gracias a la intervención del flúor, se puede evitar el desarrollo del proceso de caries desde sus estados iniciales, hacer los seguimientos e incluso controlar su evolución.

Una vez hayan aparecido, se puede evitar su avance, aunque no remineralizar las zonas del esmalte que se hayan opacado.

Algunos consejos sobre el flúor

Está comprobado que la ingesta diaria, no ejerce la menor acción nociva sobre los dientes.

El mayor ejemplo para asegurarnos un consumo adecuado de flúor es la fluoración del agua potable, medida de protección colectiva, de la que se benefician todos los usuarios. De esta forma, nos aseguramos una ingesta de fluoruro óptima y permanente.

Sin embargo, la ingesta de cantidades excesivas de flúor puede provocar la fluorosis dental, al impedir que el esmalte madure normalmente, provocando la aparición de manchas en la superficie de los dientes, que solo podremos eliminar por medio de un blanqueamiento dental.

Pero si se incorpora en cantidades recomendadas, aporta grandes beneficios en la salud bucodental, ya que al fortalecer las encías, puede ser un gran aliado para la prevención de enfermedades como la caries, la gingivitis y la periodontitis.

¿Consumir alimentos fríos produce sensibilidad dental?

El consumo excesivo de alimentos fríos puede aumentar la sensibilidad dental, para poder minimizar los daños puedes controlar y equilibrar la ingesta de alimentos fríos, a temperatura ambiente o calientes. 

sensibilidad dental helados dentista

¿Comer helados afecta a los dientes?

Si tienes hipersensibilidad deberás ingerir con menos frecuencia helados o alimentos fríos ya que esto te puede provocar problemas en el nervio pulpar de los dientes creando así a la larga pulpitis irreversibles donde la única solución sería hacer una endodoncia (matar el nervio). 

En el caso de no tener hipersensibilidad, el comer helados no es dañino para tus dientes, pero siempre que tengas un control de ello. 

¿Cómo podemos evitar la sensibilidad?

Podemos realizar diferentes pasos en los que te servirán para evitar la sensibilidad dental como mantener una buena higiene dental: 

  • Es importante realizar tres cepillados al día, uno después de cada comida.  
  • Acudir a tu centro dental médico es muy importante para tratar cualquier dolencia para evitar mayores males o evitar que estos se puedan producir.  
  • Es primordial no abusar de bebidas ácidas, ni dulces ya que estas pueden dañar el esmalte dental. 

No te olvides de estos consejos para evitar la sensibilidad dental

  • El agua limpia tu boca, lavando los restos de comida y los residuos que provienen de las bacterias causantes de la caries diluyendo así los ácidos producidos por éstas. 
  • No cepillarse con brusquedad ya que puedes dañar tus encías. 

Para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV

¿Qué tipos de anestesia hay?

Los diferentes tipos de anestesia ayudan a que la visita al dentista no se convierta en una tortura. La sensibilidad en los dientes o los dolores son motivos para utilizar anestesia durante el desarrollo de los tratamientos odontológicos. Para la administración de la anestesia, el especialista debe tener en cuenta el historial médico del paciente y de esta manera saber qué tipo de anestesia aplicar.  Existen diferentes tipo de anestesia que a continuación detallamos brevemente.

tipos de anestesia dentista odontologo barcelona

Spray, crema o gel anestésico

Este tipo de anestesia es de uso tópico, se utiliza para evitar el dolor propio del pinchazo. El spray, crema o gel anestésico adormece la zona donde se va a aplicar la anestesia local.

Anestesia bucal local

La anestesia bucal es la técnica más utilizada por los odontólogos ya que es utilizada para eliminar la sensibilidad de la boca. Se puede aplicar para cualquier tratamiento creando así una disminución del dolor o molestias hacia el paciente.

Incluso se puede aplicar en higienes dentales si el paciente tiene mucha placa dental en los dientes. Se realiza esto con el objetivo de minimizar los dolores del paciente.

Sedación leve

Esta técnica se utiliza mediante la aplicación de óxido nitroso haciendo uso de mascarilla, siendo así inhalada en lugar de ser inyectada. De esta manera evitamos usar aguja y pinchar al paciente.

Esta sedación permite al paciente permanecer consciente mientras dura el tratamiento. Esta técnica se suele utilizar en especialidades como la periodoncia ya que son tratamientos en los que experimentas más molestias.

Sedación consciente

Para este tipo de anestesia en importante tener un gabinete equipado especialmente para ello, así como un médico anestesista especializado. Se puede aplicar en cualquier tratamiento, pero los más frecuentes suelen ser cirugías de implantes.

Se puede suministrar a través de una vía intravenosa o inhalatoria. Es una de las mejores opciones cuando el paciente conlleva una sensación de miedo o ansiedad al dentista y ante el procedimiento quirúrgico. Siempre se aplica junto con la anestesia bucal local.

Anestesia general

Este caso es de los menos comunes ya que no se puede realizar en una consulta, es obligatorio realizarse en hospitales especializados porque conlleva la sedación general del paciente.

 

Sabes que para tus revisiones mensuales o anuales siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: Consejo de Dentistas

¿Conoces el origen del cepillo de dientes?

¿Te has preguntado cómo se llegó a inventar el cepillo de dientes? ¿Cómo fue incrementando la importancia de la salud dental en la historia humana?

Origen del cepillo de dientes en la antigüedad

A medida que el ser humano fue evolucionando en sus hábitos de alimentación se dio cuenta que debía incluir prácticas de higiene bucodental para mantener su dentadura a través de los años. Las civilizaciones de Egipto y Babilonia fueron precursoras en este ámbito con el uso del “Miswak” o “Siwak”, un utensilio predecesor al cepillo de dientes que se trataba de una pequeña rama extraída del árbol Salvadora Persica (con propiedades antisépticas) la cual se mordisqueaba hasta ablandarse como un cepillo, mientras que la otra punta se utilizaba con mondadientes.

cepillo de dientes dentista

Invención del cepillo de dientes

Según la Asociación Dental Americana, el inventor del cepillo de dientes fue un emperador chino hacia el año 1498, quien puso pelo de cerdo salvaje en un mango de hueso. Este instrumento fue evolucionando en el tiempo y con las rutas comerciales llegó el cepillo de dientes a Europa, pero debido a la dureza de las cerdas generaba rechazo, por esto no se utilizaron hasta el siglo XVII modificado con cerdas de caballo volviéndolos cepillos de dientes más suaves. Fue un instrumento utilizado por la realeza y clases altas pues el coste era demasiado elevado.

El cepillo de dientes como lo conocemos hoy en día llegaría en el siglo XX (sobre el año 1938), con la aparición del nylon descartándose así las cerdas de origen animal que favorecían, a la transmisión de bacterias y desinfectarlo con agua hirviendo ablandaba demasiado el cepillo y éste quedaba inservible.

Cepillo de dientes de nylon

El nuevo cepillo de nylon presentaba muchas ventajas que su anterior versión:

  • Secado rápido
  • Disminuía el riesgo de bacterias
  • Disminuía el riesgo de infección
  • Material duro y a la vez flexible
  • Mayor efectividad entre los dientes

 

Posteriormente, llega el cepillo eléctrico que se une a la variedad de cepillos de dientes que han seguido evolucionando a lo largo del tiempo con el objetivo de optimizar la higiene bucodental según cada caso. Es importante resaltar que los buenos hábitos de higiene son primordiales pues, eso sí, ningún cepillo hará magia sino mantienes una higiene dental diaria y realices tus visitas anuales al dentista. En este punto ya sabes que cuentas con nosotros 😉

Fuente: ICOEV

Hábitos perjudiciales para una correcta salud bucal

Aunque tengamos bien adquiridas las pautas de higiene bucodental, hay una larga lista de costumbres inconscientes y hábitos perjudiciales para una correcta salud dental.

 

  1. Morderse las uñas:este hábito, tan frecuente en personas nerviosas, aumenta la cantidad de bacterias de la boca, afecta a la capacidad de la mandíbula y produce un importante desgaste dental.
  2. Fumar, tomar café y té:la nicotina, la teína y la cafeína amarillean, manchan y dañan seriamente el esmalte dental. El consumo de estas sustancias es mucho más frecuente de lo que debería.
  3. Beber bebidas carbonatadas:los refrescos contienen gran cantidad de azúcares y ácidos, altamente perjudiciales para nuestra salud bucodental. Un consumo abusivo puede dañar el esmalte, aumentando el riesgo de sufrir caries y sensibilidad dental.
  4. Abrir cosas con los dientes:muchas veces, por comodidad o por no tener a mano otra cosa, optamos por usar nuestros dientes para abrir cualquier tipo de envase. Con esta práctica aumentamos la posibilidad de sufrir desplazamientos, fracturas o desgaste de las piezas dentales.
  5. Cepillar los dientes con movimientos horizontales:la técnica y dirección adecuadas para llevar a cabo una correcta limpieza bucodental consiste en movimientos circulares en sentido vertical. Hacerlo de otra forma puede resultar muy perjudicial.
  6. Amortizar demasiado el cepillo:tanto en el caso de los tradicionales como de los eléctricos, su duración es de tres meses. Una vez pasado este tiempo, hay que comprar otro cepillo u otro cabezal. Los motivos son: la pérdida de eficiencia y la creación de depósitos de bacterias.
  7. Cepillarse los dientes justo después de comer:desde pequeños nos acostumbraron a lavarnos los dientes justo al terminar de comer. Pero ese hábito no es tan beneficioso. ¿Por qué? Porque al comer o beber, el PH de la boca disminuye y aumenta el nivel de acidez, por lo que si nos cepillamos inmediatamente potenciamos el efecto negativo del ácido de nuestros dientes. En cambio, si lo hacemos 20-30 minutos después de comer, habremos dado el tiempo suficiente a nuestra saliva para que reduzca la acidez.
  8. La dermatofagia: es el hábito inconsciente de mordernos la parte interna de la mandíbula. Puede provocar heridas, llagas o incluso serias infecciones bucodentales.

Consejos

El arte (obligatorio) de cepillarse los dientes

Aunque parezca increíble hay mucha gente que no tiene el hábito de cepillarse los dientes diariamente. Un acto tan fácil y simple de realizar a muchos les da pereza hacerlo. Y esto puede llevar a tener consecuencias funestas para la salud bucal y dental: sarro, caries, gingivitis, mal olor…

Para evitar la formación de esa dañina placa dental llena de gérmenes y residuos alimenticios mezclados, solo necesitamos cepillarnos bien los dientes. Al lavarnos los dientes después de comer conseguimos también un aliento fresco.

Además unos dientes limpios te hacen sentir y lucir mejor porque tu aliento es fresco y tu sonrisa agradable.

Pero luego hay que cepillarse bien y diariamente los dientes. Los especialistas aconsejan de cepillarse los dientes de dos a tres veces tras las comidas. Hay que tener en cuenta los tiempos y la manera de hacerlo:

Los dientes no deben lavarse hasta media hora después de comer

Cepillarse los dientes inmediatamente después de comer es uno de los errores más extendidos. Si hacemos esto frotaremos el ácido, el mayor enemigo de nuestros dientes, contra éstos, haciendo que su efecto sea más intenso y duradero.

Según demostró un estudio publicado en 2004 en la revista General Dentistry, si nos cepillamos los dientes justo después de comer el proceso se intensifica, pues repartimos el ácido por toda la boca y, además, empujamos éste contra los dientes.

Por el contrario si nos cepillamos después de 30 minutos la saliva de nuestra boca hará que disminuya el nivel de acidez sin frotar estas sustancias contra nuestros dientes.

Tras las comidas lo mejor es enjuagarnos la boca con agua (o colutorio): En vez de lavarnos los dientes, lo mejor que podemos hacer tras una comida es enjuagar la boca con agua, que hará que los niveles de pH se sitúen dentro de la normalidad.

Debemos barrer los dientes, no fregarlos

A la hora de lavarnos los dientes nuestro objetivo debe ser eliminar los restos de comida y los microbios, no extenderlos por la boca.

La manera correcta de cepillarse los dientes es de arriba a abajo, no de derecha izquierda, pues de esta forma no corremos el riesgo de llevar la porquería debajo de la encía, lo que genera sarro y gingivitis.

No abusar con la pasta de dientes

Si usamos demasiada nuestra boca se llena de espuma, provocando una sensación de limpieza que no tiene por qué ser real. Se recomienda hacer una primera limpieza sin pasta de dientes.

Es obligatorio lavarnos siempre los dientes antes de ir a la cama

Cepillarse los dientes antes de acostarnos es básico para mantener una correcta higiene bucal, pues es el momento del día en el que el lavado es más necesario.

Por la noche salivamos menos y las sustancias cariogénicas campan a sus anchas por nuestra dentadura, por ello es imprescindible que las eliminemos por completo antes de ir a la cama.

Cepillado de dientes

Remedios caseros para eliminar las llagas en la lengua

Existen diferentes remedios caseros para las llagas en la lengua que puedes utilizar para que desaparezcan y paliar además el dolor:

  • Glicerina: las úlceras o llagas en la lengua se pueden curar muy rápido utilizando glicerina. Aplica regularmente glicerina en las partes afectadas de la lengua y verás una gran mejoría en muy poco tiempo. No sólo reduce las lesiones, sino que también ayuda a aliviar el dolor de manera eficaz.
  • Agua con sal:Haz gárgaras y enjuágate con sal diluida en agua tibia. El agua salada es perfecta para la limpieza y desinfección de la boca, por lo que utilizándola conseguirás acelerar el proceso de curación. Realiza gárgaras y enjuagues con el agua salada unas cuatro o cinco veces al día para notar sus beneficios.
  • Papaya:la papaya es conocida por ser uno de los remedios caseros para las llagas en la lengua más útil.  Incluir la papaya en tu dieta diaria cuando sufres de úlceras en la lengua te ayudará a conseguir que desaparezcan lo más rápido posible.  Otras frutas como el plátano verde y las manzanas también son excelentes remedios caseros contra las úlceras de la lengua.
  • Cúrcuma con leche:beber un vaso de leche tibia mezclada con media cucharadita de cúrcuma dos veces al día ayuda a curar el dolor y las llagas de la lengua más rápido. Esto porque la leche provee al cuerpo de algunos nutrientes necesarios en el proceso de curación, y la cúrcuma es conocida por su gran poder antibiótico.
  • Vitamina C:consumir alimentos con vitamina C puede ser muy beneficioso para terminar con estas indeseables y molestas úlceras. Verduras como los pimientos, el brócoli, todos los cítricos o la piña contienen cantidades ingentes de esta vitamina.

Consejos 

Consejos si tienes llagas en la lengua

Mientras aplicas estos remedios caseros para las llagas en la lengua y consigues que desaparezcan, es conveniente que sigas al pie de la letra estos consejos para que no se agrave el dolor y no empeoren tus úlceras bucales.

  • Mantente alejado de la comida picante y caliente. Este tipo de alimentos agravan las llagas en la lengua y pueden agravar tusensibilidad dental.
  • También debes evitar fumar y tomar bebidas alcohólicas. Recuerda que ya te hablamos del tabaquismoy sus consecuencias.
  • Si puedes pasar sin él, es mejorno tomar café hasta que no se curen.
  • Finalmente, recuerda que para no agravar más las úlceras es importantísimo que mantengas en todo momento una buena higiene bucaly así los remedios caseros para las llagas en la lengua hagan efecto cuanto antes.

 

 

Las lesiones bucales

Cómo reconocer los distintos tipos de lesiones bucales

 Las lesiones bucales son protuberancias o llagas que pueden aparecer en cualquier parte de la boca, lengua, labios, en la parte interna de las mejillas o en las encías. Pueden resultar dolorosas o antiestéticas, con el problema añadido de que pueden tener su origen en otras patologías más graves de origen metabólico, hematológico, endocrino o infeccioso.

Es por ello por lo que se recomienda visitar al odontólogo cuanto antes, sobre todo si la lesión permanece durante más de una semana, para poder revisarla y comenzar a tratar no solo los síntomas, sino también su causa real para que no se reincida.

Consejos dentales

Tipos de lesiones bucales

Existen múltiples tipos de lesiones bucales. Entre las más comunes se encuentran las aftas, leucoplasia, herpes labial y la candidiasis.

 Aftas

Se caracterizan por ser lesiones amarillas o blanquecinas y con un anillo externo rojizo. Son más frecuentes en las mujeres. Es importante resaltar que no son contagiosas. Se pueden confundir con otras patologías como el herpes labial, pero se diferencian porque las aftas se producen en el interior de la boca, mientras que el herpes lo hace fuera de la boca.

A pesar de no conocer la causa real, algunos expertos la asocian a enfermedades inmunológicas (gripe o resfriado) e infecciosas (bacterias o virus). Además, se relacionan con la herencia, el estrés, tabaquismo, cambios hormonales o deficiencia de ciertas vitaminas como B12.

Estas lesiones suelen curarse después de 7 o 10 días, y es común que vuelvan a brotar pasado un tiempo. Los ungüentos tópicos y analgésicos pueden ofrecer un alivio temporal.

Leucoplasia

Son lesiones que tienen el aspecto de una placa blanquecina y espesa que se ubican en las encías, el interior de la mejilla o en la lengua. Surgen por diferentes causas como dientes rotos, mordeduras en la mejilla, tabaquismo o el uso de prótesis dentales. Por lo general el odontólogo suele hacer una biopsia para descartar que sea una lesión de origen cancerosa, a pesar de que su incidencia sea solo del 5% de los casos de leucoplasia.

Para tratar la leucoplasia es necesario suprimir los factores que la causan, como el tabaco o las prótesis dentales.

Herpes labial

Son un conjunto de úlceras o ampollas rojizas y elevadas que luego se tornan costrosas. Aparecen alrededor de los labios y en ocasiones debajo de la nariz. Es causado por el virus del herpes simple, es muy contagioso y una vez manifestado el virus, puede permanecer inactivo de por vida en el cuerpo, provocando infecciones recurrentes.

El paciente puede experimentar sensibilidad, hormigueo, ardor o picor, que son síntomas característicos de esta lesión. En niños se puede confundir con un resfriado, ya que pueden presentar fiebre. Asimismo, se relaciona el herpes labial con cambios hormonales como la menstruación, o el estrés, exposición al sol, fiebre u otras condiciones. Las lesiones suelen durar una semana aproximadamente y aunque el virus no tiene cura, podemos usar analgésicos o antivirales que proporcionen alivio y ayuden a curar más rápido la lesión que es visible.

 Candidiasis

Es una enfermedad de origen micótico provocada por un hongo llamado Candida albicans, el cual se manifiesta con lesiones de tipo placa de color amarillento o blanquecino y se puede ubicar en cualquier zona de la mucosa oral. Se asocia con enfermedades del sistema inmunológico y con el uso de prótesis dentales.

El tratamiento consiste en mantener una correcta higiene bucal, administrar antimicóticos o enjuagues bucales y si la causa es el uso de antibióticos o anticonceptivos orales, se debe reducir la dosis o cambiar el medicamento.

 

Recuerda que es de suma importancia mantener un cuidado bucal apropiado, para evitar las distintas enfermedades que afectan nuestra salud y confianza. En caso de que éstas persistan, no dudes en acudir a un especialista.

¿Cómo afecta tu alimentación en tu salud bucal?

Recomendaciones

 ¿Cuál es la relación entre estos dos ámbitos? Quizás pienses que pueden estar poco relacionados, sin embargo, en la boca empieza el trayecto del aparato digestivo y es tan importante como cualquier otra parte del camino hacia la digestión. Durante esta etapa interviene la masticación, proceso en el cual es importante realizar una correcta deglución para aprovechar los nutrientes para el desarrollo de los tejidos orales durante nuestra vida.

Según la OMS el 60% al 90% de los escolares en todo el mundo tienen caries, es decir la pérdida del tejido de los dientes causada por bacterias. Además, entre un 5% y 20% de los adultos padecen males que pueden ocasionar la pérdida de los dientes, como puede ser la periodoncia (inflamación continua de las encías que causa un daño en el tejido que sostiene los dientes.

Nutrientes vitales para una adecuada salud bucal

Los sustentos necesarios para una salud bucal ideal se reparten en diversos grupos de alimentos. Éstos son:

  • Proteínas:son importantes para la constitución de los tejidos como dientes y encías; se encuentran en alimentos como carne, pescado, pollo y queso.
  • Calcio y vitamina D:vitales para la re-mineralización dental; los encuentras en huevos y almendras, por ejemplo.
  • Verduras: son alimentos sustanciales que incluir en la ingesta diaria aportando fibra, vitamina C y D, hierro y potasio a nuestra salud bucal.
  • Flúor:el agua contiene este mineral y favorece a endurecer el esmalte de los dientes y fomenta la formación mineral.
  • Vitamina C y K:contribuyen a mantener las encías saludables y a la formación de la dentina que es uno de los tejidos duros de los dientes. Estas vitaminas las encontramos en cítricos, fresas, acelgas y espinacas, por ejemplo.
  • Riboflavina (vitamina B12):cuando hay ausencia de esta sustancia se produce una inflamación en la lengua. Este nutrimento se encuentra en champiñones, espinacas y cereales enriquecidos, por ejemplo.

Consejos

Recomendaciones que favorecen la salud bucal y la prevención de caries

  • Mantén la higiene dental diaria adecuada
  • Balancea los carbohidratos y las fibras en tus comidas
  • Alterna el consumo de frutos como limones, naranjas, uvas y fresas
  • Consume alimentos cada 3 horas para disminuir el aumento de ácidos en la boca.

Recuerda que la salud bucal se relaciona con el bienestar general del organismo, tenemos que cuidar lo que ingerimos porque como dicen, realmente, somos lo que comemos. ¡Por esto recomendamos hacer un balance con un estilo de vida saludable por dentro y por fuera con una sonrisa 10! Como siempre, sabes que cuentas con nosotros para cualquier duda o revisión bucal que necesites 😉

Fuente: ADA

¿Cómo llevas tu higiene dental?

5 consejos para el cuidado de tu higiene dental

¡Las vacaciones llegaron! Y con ellas los cambios de hábitos, pero no para tus dientes. Muchas veces en los cambios de tus rutinas diarias pueden traer el riesgo de descuidar tu higiene dental. Sabemos que esto puede suceder y por ello compartimos 5 consejos para no descuidar tu boca y tus dientes este verano.

El sol y el buen tiempo nos puede llevar a aumentar la ingesta de bebidas azucaradas, incrementar el consumo de bebidas con alcohol o a fumar con mayor frecuencia por ejemplo y todo esto te pasa factura en tu salud bucal. ¿Cómo puede afectarte? Puede aparecer mayor placa bacteriana, problemas de gingivitis, inflamaciones de encías o dejar pasar las caries hasta que empieza a doler.

Consejo

5 consejos para no descuidar tu higiene dental

¿Cómo puedes evitar descuidar tu higiene dental este verano? Todo se resumen en buenos hábitos y una adecuada hidratación:

  1. Adecuado cepillado dentalpor lo menos 3 veces al día (o mejor dicho, cada vez que comemos).
  2. Complementar el cepillado dental conseda o hilo dental para eliminar los restos de comida en rincones que el cepillo dental no llega.
  3. Utilizar enjuague bucalcon flúor es ideal en niños y en adultos. De esta manera se mantiene la sensación de limpieza por más tiempo.
  4. Beber agua constantementepara mantener una hidratación adecuada porque no tener una hidratación constante favorece al aumento de placa bacteriana e incluso inflamación de encías o la generación de caries.
  5. Moderar la ingesta de azúcaren general: bebidas azucaras, bebidas carbonatadas, ácidas y bebidas con alcohol porque éstas promueven, a su vez, la generación de caries.
  6. Es importante que tengamos conciencia sobre nuestra salud bucal porque nuestra sonrisa es muy importante en cualquier interacción que tengas durante tu día.

 

Para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV

¿Cómo curar la gingivitis?

Causas, prevención y curación

Cada vez que te cepillas los dientes te sangran las encías y no sabes ¿por qué? Quizás sufras de gingivitis y no lo sabes. La gingivitis es una inflamación en la encía que, afortunadamente, se puede tratar y curar. A continuación, detallamos cómo ocurre, las causas y para cómo prevenir la gingivitis para no llegar a desarrollar una periodontitis.

¿Qué te puede causar la gingivitis?

  • Cuando tienes malas posiciones dentarias, traumas oclusores, obturaciones, etc.
  • Cuando padeces de factores sistémicos, relacionados con el sistema endocrino como por ejemplo mujeres embarazadas o personas con diabetes.
  • Cuando das uso al consumo de determinados fármacos.
  • Cuando existe una carencia alimentaria en el día a día.

curar gingivitis

¿Cómo saber si tienes gingivitis?

Es muy fácil darte cuenta si padeces gingivitis, en este caso se observa enrojecimiento, inflamación y sangrado en las encías. Una vez la localices puedes prevenir que se convierta en periodontitis acudiendo a tu centro dental. Si la gingivitis no es detectada a tiempo puede provocar recesiones de la encía, movilidad dentaria y pérdida de hueso alveolar que da soporte a los dientes.

¿Cómo prevenir y curar la gingivitis?

Puedes prevenir la gingivitis con estos pasos mejorando tu salud bucal.

  • Cepillándote tras cada comida con movimientos circulares, ejerciendo un poco de presión e incidiendo en la parte de las encías obteniendo una buena higiene bucodental.
  • Utilizando hilo dental te ayuda a acabar con los restos de comida entre los dientes y que el cepillo no consigue eliminar.
  • Realizando un enjuague perfecto de tu boca es importante utilizar enjuagues bucales naturales y ecológicos que te ayuden a mantener la boca y los dientes sanos.
  • Llevando una dieta equilibrada: rica en vitamina D que beneficia que te fortalezcan las encías.
  • Acudiendo por lo menos una o dos veces al año al dentista para realizar limpiezas bucodentales y revisiones.
  • Si notas las encías inflamadas puedes utilizar colutorios especiales para favorecer a la desinflamación de las encías, lavar los dientes con suavidad para no irritar más las partes afectadas. Asimismo, recomendamos acudir al dentista para revisar la acumulación de sarro en tus encías, esto favorece al enrojecimiento e hinchazón.

 

Para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV