3 Curiosidades sobre el cepillo eléctrico

El cepillo de dientes eléctrico se creó en Europa, en año 1954 por el Dr, Philippe-Guy Woog, pensado para pacientes con habilidades motoras  limitadas y pacientes con ortodoncia.

Ambos cepillos de dientes (normal y  eléctrico) son efectivos, pero lo cierto es que gracias a la cabeza rotatoria que posee el cepillo eléctrico tiende a limpiar mejor entre los  dientes, evitando la  formación de sarro.

El cepillo eléctrico es  efectivo a la hora de  prevenir las caries, la  periodontitis y la gingivitis.

Antes de escoger entre el  cepillo eléctrico recargable y el de  batería, hay que tener en cuenta las características: El  cepillo recargable tiene varios modos de cepillado, recordatorios de uso, sensores… y el de batería funciona con pilas, tiene botón On/Off en el mango, y cabezas o cedras especialmente diseñadas para este tipo de cepillo.