Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

LLAMA GRATIS

Primera cita gratis

La importancia de la odontogeriatría

En la salud bucal de las personas mayores, los principales problemas son la gingivitis, la pérdida, la movilidad y el desgaste de las piezas dentales. Por eso, durante esta etapa, hay que doblar los cuidados, para que los problemas no se agraven y afecten más seriamente al organismo.

salud dental vejez

El envejecimiento es un proceso gradual de modificación y degeneración fisiológica, morfológica y biológica, a consecuencia de la edad y del desgaste acumulado.

De modo que podemos definir la odontogeriatría como la rama de la odontología, enfocada a la salud bucodental de las personas mayores de 65 años.

Es en este momento, los malos hábitos comienzan a pasar factura, pero además se suman las complicaciones típicas de la edad, como puede ser el uso de prótesis, el consumo de medicamentos o simplemente una higiene bucal deficiente.

Las complicaciones más comunes suelen ser a consecuencia de la retracción de las encías, de modo que es bastante frecuente la hipersensibilidad dental y las caries en la raíz de las piezas dentales.

Además, debido a los problemas en los tejidos duros, podemos evidenciar serios problemas de edunterismo, de ahí que las intervenciones más demandadas por este colectivo sean las relacionadas con la colocación de implantes y prótesis.

Todos estos problemas pueden ser tratables y reversibles si se encuentran localizados y se diagnostican en las primeras etapas.

Es muy importante atender a cualquier posible complicación o patología, recibir un diagnóstico y comenzar el tratamiento necesario lo antes posible, para mejorar la estética y funcionalidad oral, ya que no olvidemos que, independientemente de la edad, lucir una sonrisa bonita y sentirnos a gusto con nosotros mismos, es fundamental.

Acudiendo a tu dentista de confianza podrá poner solución a cualquiera de estas dificultades, que en ocasiones provocan tanto malestar.

En Institutos Odontológicos, tenemos todos los tratamientos necesarios para solucionar alteraciones producidas por una mala alimentación, hábitos higiénicos inadecuados, factores hereditarios o como consecuencia de la edad.

Diferencia entre prótesis fijas y removibles

Ante la ausencia de piezas dentales se llevan a cabo distintos tratamientos, con los que reponer los dientes y muelas ausentes, con el fin de mejorar la estética, la masticación y el habla. Como su propio nombre indica, las removibles el paciente se las puede quitar y poner cuando quiera, a diferencia de las fijas, que no pueden ser retiradas por el paciente, puesto que están sujetas a otros dientes o implantes dentales.

Fijas:

El dentista tallará los dientes para que sirvan como soporte para colocar las prótesis fijas. Las más comunes serían las carillas, las coronas y los puentes.

  • Coronas: elementos individuales que se cementan sobre la pieza dental o un implante. Puede ser metálica, de cerámica o mezcla.
  • Puentes: sustituyen piezas dentales, reproduciéndolas a la perfección para que resulten imperceptibles.
  • Carillas: láminas finas que se colocan en la parte frontal del diente. Función estética en casos de rotura, ennegrecimiento o separaciones interdentales.

También puede colocarse una prótesis fija sobre implantes dentales. En este caso, la prótesis va sujeta sobre uno o varios implantes de titanio que hacen la función de raiz del diente, y sobre los que va sujeta la prótesis dental, ya sea una corona o un puente con varias piezas. El implante dental es, actualmente, la mejor solución.

Removibles: 

Completas: comúnmente conocidas como dentaduras postizas. Es la opción idónea para los pacientes que no conservan ningún diente.

Parciales: cuando el paciente aún mantiene alguna pieza dental que pueda contribuir a la retención de la prótesis.

Diferencias prótesis tradicionales e implantes:

  • Los implantes dentales se fijan por completo a las encías, lo que evita cualquier riesgo de desplazamiento y da mayor sensación de comodidad.
  • El impacto sobre los dientes adyacentes es mucho menor con los implantes.
  • Los implantes dentales son una opción mucho más fuerte y resistente gracias a la osteointegración del hueso.
  • No necesitan ningún diente secundario para su aplicación; al contrario, son totalmente individuales y además también son reversibles; si algo sale mal se puede empezar de nuevo. Pero la prótesis necesita dientes sanos y además es un proceso irreversible, una vez tallado el diente, es imposible recuperar su estado natural.
  • Complejidad en la limpieza de la prótesis (profunda y laboriosa) a diferencia de lo que ocurre con los implantes (como si fueran dientes naturales).
  • Mejor vocalización, masticación y más rápida adaptación a los nuevos dientes por parte de la gente que ha optado por los implantes, ya que los sienten como propios.

Con qué frecuencia debo acudir a un centro odontológico

Muchas veces la gente no acude al dentista lo que debiera por ignorancia o miedo. No es un plan agradable, por lo que normalmente tratamos de buscar cualquier excusa para retrasar la visita. 

 Nos acostumbramos a convivir con nuestras dolencias, lo que, a la larga, se acaba traduciendo en problemas mucho más serios.

Dentro de la Odontología general hay dos ramas diferenciadas en la prevención de problemas de salud bucodental:

La odontopediatría

Hay que tener en cuenta la importancia de un buen cuidado de la dentadura de un niño. Las visitas al odontólogo tienen que ser periódicas.

Además, hay que tener una buena higienización dental cuidando la profilaxis y el cepillado para prevenir las caries en sus dientes de leche.

Durante el tratamiento habrá un seguimiento para controlar los progresos y asegurarse de una comodidad que encajen en la rutina diaria.

El tiempo necesario para completar el tratamiento varía según la persona y la complejidad del problema dental.

La odontogeriatría

En la salud bucal de las personas mayores, los principales problemas son gingivitis, caries, parodontitis, pérdida de piezas, movilidad y desgaste funcional.

Por eso hay que doblar los cuidados para que los problemas dentales no deriven en generales y afecten más seriamente al organismo.

La prevención es fundamental. 

Unas visitas regulares al dentista pueden ayudarnos, en gran medida, a tener una boca sana y una sonrisa bonita.

En el caso de que la salud bucodental sea la correcta, lo ideal es visitar al dentista 1 o 2 veces al año ya que el proceso de desarrollo del sarro y las caries son, por lo general, bastante lentos.

Acudir con esta periodicidad ayuda a mantener una correcta salud bucodental y reducir el riesgo de posibles enfermedades.

Sin embargo, en el caso de personas con patologías más complejas el seguimiento debe ser bastante más constante. Lo mismo ocurre en el caso de los fumadores, los diabéticos y las embarazadas, ya que el riesgo de padecer alguna complicación es mayor.

En este caso, lo recomendable es acudir, al menos, 2 veces al año o, en su defecto, con la regularidad que considere el dentista.

Consejos

Cumplir con estas visitas es pieza clave para una correcta salud bucodental, ya que un cuidado preventivo es decisivo para evitar tratamientos largos, costosos e invasivos.

All-On-4, implantología revolucionaria

All-On-Four es un innovador tratamiento de implantología que consiste en la colocación de cuatro implantes de forma inmediata y definitiva, en pacientes que carezcan de la mayoría de las piezas dentales.

Ventajas

Este sistema de fijación inmediata se diferencia de la implantología tradicional al prescindir de la cirugía invasiva.

Apenas admite rechazo ni alergias y evita la realización de injertos óseos. Reduce las molestias en los pacientes, facilita la higiene bucal, mejora el autoestima y abarata los costes. Todo ventajas.

Permite al especialista sustituir todos los dientes de la arcada superior, inferior o de ambas, en una sesión. Los implantes se integran en el hueso mandibular y actúan de raíces dentales, dotando a los implantes de la resistencia y la apariencia de los dientes naturales.

Su longitud es mayor que la de los tradicionales, consiguiendo así una fijación más segura, cómoda y resistente.

Una estructura integrada por dos implantes rectos en la parte delantera y dos inclinados en la parte posterior. La inclinación ayuda a prescindir de los injertos óseos, reduce el riesgo de rechazo del implante y las molestias propias de dicha intervención. La alternativa a la cirugía reconstructiva y la oseointegración.

El mismo día se coloca la prótesis provisional fija, que va atornillada a los implantes, que son de titanio, un material que se integra en el hueso con muy buenos resultados.

A los cuatro o cinco meses, se reemplazará por la prótesis definitiva. Se establecerán una serie de revisiones de seguimiento hasta que las encías cicatricen y los implantes se hayan fijado bien al hueso.

All-On-Four® permite dotar al paciente de dientes fijos de forma inmediata, evitando las incómodas prótesis extraíbles.

Ha tenido mucha aceptación entre los pacientes gracias a los excelentes resultados. Hoy en día, es sin duda la mejor alternativa para conseguir una sonrisa bonita de forma rápida e indolora.

Y no te preocupes, ahora puedes financiar tu tratamiento hasta en 30 meses.