Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

Primera cita gratis

Morderse las uñas pone en peligro tus dientes

¿Eres de los/as que se muerden las uñas y no se dan cuenta? Para muchos es un gesto sin importancia que pasa desapercibido a menos que tengas las uñas bastante desgastadas por este mal hábito.

Si aún no se lo has comentado a tu dentista te recomendamos hacerlo por prevención, pues morderse las uñas implica consecuencias peligrosas y poco conocidas para tus dedos, tu boca y tus dientes. De esta manera tu odontólogo puede ayudarte con algunos consejos o maneras de prevenirlo. En este artículo te contamos unos breves detalles sobre el peligro que implica morderse las uñas para tu salud bucodental.

Morder continua y ansiosamente las uñas puede llegar a causar diversos efectos que ponen en riesgo la salud dental, éstos pueden ser: desgaste de los dientes incisivos, mayor riesgo de infecciones, problemas de mandíbula e incluso halitosis.

morderse las uñas dentista barcelona higiene dental

Desgaste de los dientes por morderse las uñas

El acto de morderse las uñas constantemente puede aumentar el riesgo de infecciones en la boca pues es una entrada de bacterias en tu organismo. Entre las bacterias que pueden aparecer: Staphylococcus, Candida, Escherichia Coli causando malestar en el cuerpo, vómitos y diarreas.

Problemas en la mandíbula debido al mordisqueo de uñas

El mordisqueo ansioso de las uñas también puede generar consecuencias en la articulación temporomandibular pues el gesto constante que implica una posición forzada de la mandíbula. Esto puede provocar dificultad y dolor para masticar los alimentos.

morderse las uñas dentista barcelona higiene dental

Halitosis debido a morderse las uñas

Debido al traspaso de bacterias que ingresan en la boca por el mordisqueo persistente de las uñas aumenta la presencia de ciertas bacterias que pueden fomentar el desarrollo de mal aliento.

Para todas las dudas que tengas sobre estos temas u otros de odontología sabes que cuentas con nosotros 😉

Fuente: ICOEV

El miswak, un antecesor del cepillo de dientes europeo

El miswak es uno de los antecedentes del cepillo de dientes moderno que conocemos todos, tiene una antigüedad de más de 7.000 años y ha adquirido gran popularidad a lo largo de la historia por sus numerosas propiedades.

¿Qué es el miswak?

Fabricado con un rama, el miswak se obtiene de una planta llamada Arak o «árbol del cepillo dental”, hoy en día funciona como una alternativa tradicional y natural al cepillo de dientes europeo en algunos países asiáticos. Se utiliza masticando su rama hasta deshilacharla, y a partir de ahí se obtienen grandes penachos que contienen flúor.

El palo de miswak tiene un palmo de longitud, si se seca sólo debe empaparse en agua para suavizar las cerdas finales y además su extremo debe cortarse a menudo para garantizar la higiene.

Las propiedades del miswak

Diversos estudios indican que el extracto de la rama de Salvadora Pérsica tiene escasa actividad antimicrobiana en comparación con otros desinfectantes orales y agentes antiplaca como el triclosan y el gluconato de clorhexidina.

Sin embargo, los enjuagues bucales que contienen clorhexidina tienen una actividad antibacteriana muy alta.

Los beneficios del miswak

Se dice que el miswak limpia la boca y los dientes, previene la caries, fortalece las encías, destruye la placa dental y previene su formación, blanquea los dientes, elimina el mal aliento, mejora el sentido del gusto y aclara la voz, por lo que fue un objeto muy populr entre las culturas antiguas más avanzadas.

¿De dónde viene el miswak?

El miswak es predominante en áreas habitadas por musulmanes pero ha sido de uso común sobre todo en la península Arábiga, el Cuerno de África, África del Norte, partes del Sahel, el subcontinente indio, Asia Central y el sudeste asiático.

El uso del miswak se asocia a menudo con el hadith, una tradición que recomienda utilizar el miswak antes de cualquier práctica religiosa, antes y después de un viaje, los viernes, antes de dormir y al despertarse, y antes de llegar a una reunión.

El miswak en la actualidad

Algunas compañías naturistas venden miswak como alternativa al cepillo de dientes, pero muchas de estas compañías también producen la planta de origen, aunque el objetivo principal de estas empresas es proteger y preservar esta tradición ancestral de salud bucodental.

Los supermercados y farmacias de la mayoría de los países islámicos no venden miswak, pero puede encontrarse en la mayoría de tiendas islámicas de suministros, entre los vendedores de calle de los zocos o frente a las mezquitas.

Nos encanta la historia y conocer curiosidades como esta, pero nosotros seguimos recomendando una buena higiene bucal y visitas continuas al dentista para realizar un plan de prevención y así evitar futuras enfermedades bucodentales.

¿Qué son selladores dentales?

La forma de evitar las caries y cualquier otra enfermedad periodontal es llevando a cabo una correcta higiene bucal, cepillándonos los dientes al menos tres veces al día y usando el hilo dental a diario.

¿Qué son los selladores dentales?

Aún manteniendo estos hábitos, no es fácil eliminar totalmente los restos de comida acumulados en los dientes posteriores, conocidos como molares, cuya forma irregular es idónea para acumular placa bacteriana, responsable de dañar el esmalte y provocar las temidas caries, que si no se tratan pueden incluso provocar la pérdida de la pieza dental.

Afortunadamente existen formas de proteger y mantener tus molares limpios y sanos. Se llama sellador y se trata de una película muy fina, elaborada en plástico o un material similar, que se adhiere a la superficie masticadora de los dientes. Su función es evitar que los restos de comida penetren en los dientes.

¿A quién benefician los selladores dentales?

Pueden hacer uso de ellos tanto niños como adultos, pero es preferible colocarlos cuanto antes mejor. Se ha comprobado que las caries no son algo aleatorio, hay gente más propensa a padecerlas. Dentro del grupo de riesgo estarían aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad que les impida llevar a cabo una correcta higiene bucodental, los que consumen medicamentos que reducen la segregación de saliva o aquellos que llevan a cabo una dieta rica en hidratos y azúcares.

¿Cómo es el proceso de colocación?

El proceso de aplicación de estos selladores es sencillo, rápido e indoloro. Tu dentista limpiará el diente en cuestión, aplicará un gel protector y posteriormente el material sellador dentro de los surcos de los dientes en cuestión. Además, este material se puede aplicar sobre piezas que tengan caries tempranas, evitando así su avance y deterioro.

¿Cuánto duran?

Los selladores duran mucho tiempo antes de tener que ser repuestos. La duración del tratamiento varía en función de la profundidad de los surcos, la correcta colocación de los selladores y la calidad de los materiales. Lo común es que duren entre 5 y 10 años, pero es recomendable acudir a tu dentista y llevar acabo un seguimiento ante la posibilidad de que surgiera cualquier imprevisto.

 

Todo lo que debes saber sobre los dientes de leche

Los dientes de leche son los primeros que surgen en el ser humano. La mayoría tenemos las 20 primeras piezas antes de cumplir los tres años.

La aparición de los dientes de leche se rige por un orden determinado, los primeros en eclosionar son, por norma general, los de la parte delantera, en primer lugar los de abajo y luego los de arriba. Lo habitual es que comiencen a aparecer en torno a los 6 meses de edad.

Normalmente en el momento en que salen los dientes, las encías suelen estar sensibles, por lo que es recomendable masajearlas con el dedo, un paño húmedo o algo frío.

Primera dentición

· Incisivos laterales: 6-9 meses.
· Incisivos centrales: 6-9 meses.
· Primeros molares: 12-14 meses.
· Caninos: 16-18 meses.
· Segundos molares: 36 meses.

Los dientes de leche son piezas muy importantes, ya que ayudan a tu bebé a comer, hablar y sonreír, al tiempo que dejan espacio en las mandíbulas para cuando salgan los permanentes, que están debajo de las encías.

Cuando un diente temporal se cae antes de tiempo, puede hacer que los dientes permanentes se puedan torcer o mover, provocando complicaciones en el futuro.

Los dientes de leche permanecen hasta los 6 años, su proceso de caída es largo y distinto en cada niño, siendo el periodo comprendido entre los 10 y los 13 años, la edad máxima a la que saldrán los dientes permanentes.

Cuando un diente comienza a moverse, lo recomendable es no forzarlo con la lengua para que se caiga. Es preferible que siga el procedimiento natural, ya que cuando un diente de leche se cae es porque los dientes permanentes de debajo de la encía empiezan a presionar el diente temporal, aflojándolo poco a poco.

Segunda dentición

· Incisivos laterales y centrales: 6-7 años.
· Primeros molares: 6-7 años.
· Premolares: 10-12 años.
· Segundos molares: 11-13 años.
· Caninos: 12-14 años.
· Muelas del juicio: a partir de los 17 años.

Nuestro consejo es llevar a cabo la primera revisión antes de cumplir un año. En ella, el odontólogo, además de hacerle una exploración completa, te enseñará cómo lavarle los dientes correctamente evitando así complicaciones en el futuro.

Qué debemos hacer cuando nos salen las muelas del juicio

Las muelas del juicio son cuatro y se encuentran al final de la boca. Se trata de los últimos molares en erupcionar y lo suelen hacer entre los 17-30 años, de ahí deriva el nombre con el que se las designa.

Consejos salud dental

Nuestra dentadura tiene 32 piezas dentales, entre las que distinguimos los incisivos, cuya finalidad es cortar los alimentos, los caninos que sirven para desgarrar, los premolares que colaboran con los caninos y los molares en la tarea de la masticación; y los molares que tienen la finalidad de moler la comida, haciéndola apta para la digestión.

Las muelas del juicio no tienen ninguna finalidad y son diferentes en comparación con el resto de piezas por la alineación y el tamaño de sus raíces.

Su origen se remonta al de sus antepasados, quienes a consecuencia de su alimentación, les daban mucho más uso.

Hoy en día, a consecuencia de la evolución, se han vuelto totalmente irrelevantes, de ahí que la mayoría de las veces, lo más recomendable es la extracción de estas piezas dentales.

Suelen estar relacionadas con molestias y dolores. No es un dato general pero sí muy frecuente. Esto se debe a la inflamación de la zona a consecuencia de una infección, por una incorrecta erupción cordal.

Normalmente al salir generan mucha presión debido al poco espacio que tienen en la encía, lo que provoca que durante la eclosión, los restos de comida se acumulen dentro de la corona que rodea al diente, una afección conocida como periocoronitis.

La orientación anómala también puede producir daños en las piezas vecinas o, incluso, apiñamientos dentarios. En ocasiones el dolor puede extenderse al oído, la garganta o la cabeza, impidiéndonos hablar, tragar o abrir la boca.

Cuando ocurre esto, lo recomendable es la extracción por medio de un procedimiento quirúrgico leve, que el dentista realiza de forma rutinaria. El postoperatorio es fácil y cómodo, mientras que se sigan las recomendaciones del odontólogo.

Todo lo que no sabías sobre la terapia miofuncional

Los músculos que afectan a la cara y a su movimiento son conocidos como musculatura orofacial. Con ella podemos movilizar los órganos bucales en actividades como masticar, tragar, soplar, entonar o cantar. La importancia del buen desarrollo de estos mecanismos es vital, pero hay personas que tienen serias dificultades para ejercitar estos músculos.

bostezo

En estos casos es necesaria trabajar todo el sistema bucomaxilofacial. Este se encarga de funciones vitales como la respiración, succión, deglución, masticación y el habla; y otras múltiples como bostezar, llorar, vomitar, etc.

La mejor manera para hacerlo es con la Terapia Miofuncional (TMF), la disciplina que se encarga de prevenir, valorar, diagnosticar y corregir las disfunciones orofaciales que pueden interferir tanto en la producción del habla como sobre la estructura de los dientes y las relaciones maxilares, desde el nacimiento hasta la vejez.

La TMF es necesaria para tratar casos de:

  • Secuelas de Traumatismos Craneoencefálicos (TCE) y de Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) (con implicación de las estructuras bucofaciales).
  • Malformaciones faciales y/o craneofaciales como labios leporinos, síndromes congénitos.
  • Discapacidades cognitivas, como el Síndrome de Down (SD).
  • Parálisis cerebral infantil (PCI). En estos casos la TMF temprana es necesaria de cara a conseguir patrones de masticación, deglución y respiración para mejorar la alimentación y el habla.
  • Trastornos degenerativos y de origen neurológico. (EM, ELA, Parkinson, parálisis faciales, afectación de pares craneales).
  • Postoperatorios linguales, laríngeos, o maxilofaciales.
  • En general en cualquier trastorno, síndrome, traumatismo y /o enfermedad en el que la funcionalidad de la musculatura orofacial esté comprometida.

Esta terapia servirá al paciente y al doctor para:

Explorar y valorar las alteraciones que pueden aparecer, tanto a nivel estructural como funcional, respecto a la respiración, masticación y deglución.

Hacer un diagnóstico miofuncional, definiendo además las alteraciones estructurales y funcionales que se observen desde un punto de vista cualitativo.

Cada paciente deberá ser tratado como un caso aislado de los demás y por tanto se le aplicará un tratamiento basado en unos ejercicios específicos para la supresión de hábitos y la toma de conciencia de los nuevos patrones adquiridos. El tratamiento se diseñará teniendo en cuenta el nivel cognitivo del paciente.

La intervención puede ser activa, con participación voluntaria del paciente, o pasiva sin ella. Esta reeducación se basa principalmente en la ejercitación específica, mediante praxias, masajes, estimulación mecánica, control postural, etc.

Tiene como finalidad conseguir un equilibrio muscular orofacial que permita realizar adecuados patrones neuromotores de comportamiento del sistema orofacial.

A la práctica la TMF se ejercita a través de diversos ejercicios realizados con los músculos orofaciales. Los estiramientos de los labios (hacer morros, muecas, sonrisas,…), hinchar los carrillos, soplar, dilatar y contraer las fosas nasales,…

La Terapia Miofuncional, pero, implica un trabajo interdisciplinar con otros profesionales como estomatólogos, pediatras, cirujanos maxilofaciales, foniatras, otorrinos, fisioterapeutas, neurólogos y también psicólogos, educadores y psicopedagogos. Con ellos habrá que decidir la manera de intervenir y valorar conjuntamente la evolución del caso.

El verdadero origen de los empastes de composite

Los empastes se han convertido en una de las principales causas por las que acudir al dentista. El empaste es un término muy común en odontología, de hecho suele ser una de las primeras experiencias con un tratamiento dental pero también uno de los grandes temidos por los pacientes.

EMPASTES COMPOSITE

¿Pero cuál es el verdadero origen de los empastes de composite?. ¿Cómo eran los primeros empastes y cómo han evolucionado?.

Los empastes no son algo tan nuevo como pensamos, algunos investigadores han encontrado rellenos artificiales en dentaduras de más de 6.000 años de antigüedad.

El primer empaste fue descubierto en una cueva cerca de Trieste en Italia, el empaste estaba hecho de cera de abeja y pertenecía a un hombre de entre 24 y 30 años de edad, aunque probablemente se le rellenó después de su muerte.

Este arcaico empaste de cera de abeja podría ser el antecedente de los actuales empastes de composite hechos con resinas.

Pero el conjunto de empastes más antiguo conocido se remonta incluso más atrás, ya que algunos investigadores descubrieron en Pakistán, molares empastados de aproximadamente 8.000 años de antigüedad.

Estos datos no solo nos desvelan el origen de los empastes, además nos cuenta que ya nuestros primeros antepasados civilizados, cuidaban su salud dental, usando amalgamas de relleno en dientes dañados.

Los primeros empastes de la odontología moderna de principios del siglo XIX, estaban hechos de metal.

Se utilizaban para el relleno metales como el oro, el estaño, el mercurio o la plata fundidos.

A finales del siglo XIX, se introdujeron en los países más desarrollados amalgamas dentales, un tipo de relleno consistente en una mezcla de estaño, plata, mercurio y cobre.

Después de comenzar a usar empastes con esta amalgama, surgió una polémica debido al uso de mercurio en los empastes, ya que dicho metal era perjudicial para la salud del paciente, pudiendo causar problemas como cáncer o esclerosis múltiple.

En la actualidad los empastes se fabrican en varios materiales diferentes, como oro, porcelana o amalgama de plata, pero la verdadera innovación ha sido la del uso de rellenos de resina compuesta o composite.

Una de las principales ventajas de los empastes de composite, es su forma de unión a la estructura dental, mediante la utilización de sistemas adhesivos, los cuales permiten lograr un sellado hermético entre la resina y el diente favoreciendo la longevidad de una restauración dental.

Las resinas compuestas han evolucionado considerablemente y el composite moderno demuestra una mayor durabilidad, mejores características de manejo, menos contracción, pulido mejorado, mayor fuerza de adhesión y resultados altamente estéticos.

Definitivamente  los empastes de composite, son una eficaz opción estética para cualquier diente dañado.

Carles Rodríguez, director del nuevo centro de Instituts Odontològics en Gavà: “Somos una clínica dental familiar con la ventaja añadida de una tecnología vanguardista”

Tu dentista de confianza, cerca de casa y con el aval de una marca sólida. Esta es la apuesta de Instituts Odontològics, que recientemente ha abierto su nueva clínica en la Rambla de Maria Casas, 78 (junto al Parc Municipal de la Torre Lluch). El nuevo centro permitirá cubrir todas las necesidades de salud bucodental sin necesidad de salir de Gavà. Su director, Carles Rodríguez, nos cuenta qué acogida han tenido en estos primeros meses.

¿Qué distingue a Instituts Odontològics de otros centros similares?

Como centro sanitario, nuestra razón de ser es la salud del paciente. Somos una clínica familiar con unas instalaciones vanguardistas. Nuestras clínicas están muy consolidadas porque siempre buscamos la fidelización del paciente. Esto, junto al hecho de contar con profesionales que suman una larga trayectoria con nosotros, nos ha ayudado a poder atender a miles de pacientes a lo largo de estos años.

¿Podríamos decir que la proximidad es uno de vuestros valores?

Sí, es lo que somos e intentamos demostrar a cada paciente. De hecho, muchos de ellos vienen recomendados por familiares y amigos. Conocemos a nuestros pacientes, sus familias y sus problemas, y nos preocupamos por ellos. Intentamos proporcionar un trato más humano para que se sientan cómodos desde el momento que cruzan la puerta.  Si el paciente confía, estará más cómodo porque nadie quiere ir al dentista.

Es más, tenemos un departamento que se encarga de contactar con los pacientes para recordarles que disponen de una revisión anual gratuita. Nuestra vocación es demostrar a nuestros pacientes que de verdad nos estamos preocupando por su salud, tal y como llevamos haciendo durante los más de 30 años de historia la compañía.

¿Con qué equipo cuenta la clínica?

Actualmente nuestro equipo está formado por 9 personas. Entre ellos está, por ejemplo, el doctor Enric Asensi, nuestro cirujano, que es colaborador del máster la única universidad pública que hay en el ámbito dental en Catalunya. La Dra. Sara Herrero, directora médica del centro, tiene un máster en Prostodoncia, Implantología y actualmente está realizando otro en Estética Dental. Y por supuesto todo el resto del cuadro médico también están especializados en sus respectivas áreas de Ortodoncia, Periodoncia. La amplia experiencia de nuestro equipo en las diferentes clínicas y su formación nos permiten ofrecer a nuestros clientes la mejor atención profesional.

Para nosotros también es importante el equipo de auxiliares y recepción, todas ellas vecinas de la zona (Gavà o Viladecans). Además de ayudarnos en el aspecto estrictamente profesional, son parte del motor fundamental que permiten que las clínicas funcionen exitosamente y dar este trato personalizado que buscamos.

¿Con qué tecnología trabajáis en vuestras instalaciones?

Tenemos espacios de última tecnología, totalmente equipados para realizar cualquier tipo de tratamiento. Entre nuestra maquinaria profesional contamos con máquinas que permiten hacer radiografías periapicales, que revelan digitalmente y nos permiten ver el estado de las piezas, hasta una máquina para ortopantomografías, que son radiografías generales con muy poca radiación y que nos da una visión global de la salud general del paciente. Nuestro objetivo es ofrecer a nuestros pacientes un espacio en su cercanía donde puedan disfrutar de toda la tecnología que necesiten para que no se tengan que desplazar a otros centros o ciudades para hacerse ninguna prueba.

¿La clínica pues está preparada para hacer tratamientos más complejos?

Estamos totalmente equipados para atender a cualquier tipo de necesidad. En Ortodoncia, por ejemplo, realizamos tratamientos tanto en brackets como en ortodoncia invisible. Justo el otro díael Dr. Asensi y la Dra. Herrero, realizaron una rehabilitación completa de toda una arcada. Usamos una técnica puntera (All on Four), el top de los tratamientos en rehabilitación, que en 24 horas permite llevar a cabo la extracción, colocación de implantes y colocación de prótesis fija. En el caso que hemos mencionado, al día siguiente de haberle colocado el implante -la primera parte del proceso-, le colocamos la prótesis fija y al ser una intervención rápida el paciente tuvo una boca nueva de un día para otro.

¿Qué tipo de consultas son las más habituales?

En la visita al dentista hay dos tipos de pacientes. Primero está quien no acude hasta que el problema le genera molestias notables, normalmente en forma de dolor. Esto provoca tener que hacer directamente un tratamiento de emergencia. Por otro lado, tenemos al paciente que, por el motivo que sea, nos ha conocido y es consciente de la importancia de la prevención, a quién le hacemos de manera gratuita la primera visita con una revisión, radiografía y un plan de tratamiento integral, para que conozca el estado de su boca y pueda disfrutar de una buena salud bucodental.

El dentista es esa visita que a menudos dejamos para el último minuto…

Sí, es verdad. Pero más vale prevenir que curar, por eso insistimos en la necesidad de una revisión anual. La salud bucodental no son solo extracciones o intervenciones complejas a nivel maxilofacial. A pesar de que cada vez estamos más educados sobre la prevención y a las revisiones anuales, aún hay muchísima gente que sólo va al dentista cuando siente dolor. El problema es que el dolor no es más que una de las últimas fases, cuando le problema alcanza el nervio. Esta complicación se evita antes de que empiece a molestar gracias a la revisión anual y  un tratamiento preventivo.

¿Hasta qué punto es importante la salud bucodental para nuestro bienestar general?

No tenemos consciencia de que la salud bucodental es tan o más importante que otras áreas de la salud. Una boca sana puede alargarnos la vida. Si tú no masticas correctamente, todo eso te repercute por dentro, pudiendo provocar problemas digestivos e incluso articulares. Al final son problemas que directamente no tienen que ver con la boca, pero que podían haber sido evitados. Tiene efectos colaterales de los que la gente no es consciente. No es sólo un problema estético, que también. Se trata de un problema de salud. Por eso nosotros insistimos en la necesidad de las revisiones. En nuestro caso, hacemos una revisión, diagnosis y le aconsejamos un tratamiento.

Carles, cuando hablas de proximidad con los pacientes… ¿se traduce también en facilidades de pago?

Buscamos que nuestros pacientes puedan tener acceso a esos tratamientos sin que el coste sea un impedimento. Ofrecemos fraccionamientos para que paguen a plazos y facilitamos el proceso de financiación. En algunas ocasiones se puede llegar a fraccionar el pago en hasta 60 meses.

¿Por qué habéis escogido esta nueva ubicación para vuestra clínica?

Desde el nacimiento de la empresa, en el año 1988, hemos abierto 33 clínicas, y en la zona del Baix Llobregat Sud no teníamos ninguna, de manera que algunos pacientes tenían que desplazarse a Sant Boi, Cornellà, Barcelona o bien a Vilanova i la Geltrú. Aquí en Gavà, además, se adaptó el local de una clínica anterior que cerró para mejorar las instalaciones y renovar nuestra filosofía de trabajo. Todos estos progresos nos han permitido seguir creciendo. Prueba de ello es que durante este último año hemos abierto un total de 7 clínicas, una en el Prat de Llobregat y la otra en Gavà, lo que soluciona la falta de clínicas en la zona.

¿Estáis satisfechos con la acogida que habéis tenido durante estos meses?

Estamos muy felices de cómo nos están acogiendo. Los pacientes son conscientes del cambio de negocio que ha habido y hemos sido capaces de superar la herencia negativa que dejó Dentix. La gente ha entendido que nosotros no tenemos nada que ver con ellos, que somos una compañía diferente. A los clientes que tuvieron malas experiencias con ellos les estamos ofreciendo nuevas opciones de tratamiento para que puedan seguir cuidando su salud bucodental. Es más, nos han llegado a traer hasta bombones y nos recomiendan entre sus seres queridos y amigos. Honestamente, para mí, esto es el éxito: que los pacientes vengan y nos traigan a su hija, a su padre o a sus nietos porque confían en nosotros.

Nota: Instituts Odontològics ha abierto también una nueva clínica en El Prat de Llobregat (Avinguda Verge de Montserrat, 105).

Institutos Odontológicos recibe reconocimiento por su colaboración con el programa Carné Joven Europeo

En el marco del 30 aniversario del Carné Joven Europeo de Aragón, Institutos Odontológicos recibe un reconocimiento por promover el acceso de millones de jóvenes aragoneses a ventajas y servicios de salud dental.

Reconocimiento a Institutos Odontológicos 

Institutos Odontológicos favorece a que todos los jóvenes que pertenecen al programa de Carné Joven Europeo del Instituto Aragonés de la Juventud accedan al Programa de Prevención de Salud Bucodental de io mediante prestaciones gratuitas y condiciones exclusivas en tratamientos de odontología general, ortodoncia, implantología e higiene dental. Este Programa tiene el objetivo de que los jóvenes puedan atenderse en cualquiera de los centros médicos dentales io perdiendo el miedo a cuidar su sonrisa y previniendo su salud bucodental a lo largo de su vida.

Institutos Odontológicos y su colaboración con el Carné Joven Europeo

Institutos Odontológicos forma parte de una red de empresas comprometidas con el Programa del Carné Joven Europeo, que beneficia desde hace 30 años, a más de 1,2 millones de aragoneses que lo utilizan. El Carné Joven Europeo es una iniciativa reconocida en Europa con premios de excelencia en su gestión y comunicación.

Conoce el Programa de Prevención de Salud Bucodental de Institutos Odontológicos haz click aquí 

Fuente: Gobierno de Aragón

 

La FANOC premia a Institutos Odontológicos como mejor centro médico dental del año para familias numerosas

Estamos muy contentos contentos porque la Asociación de Familias Numerosas de Catalunya (FANOC) nos ha reconocido como el mejor centro médico dental del año en la gala de losPremios 30 aniversario FANOC y Luchadores por la familia 2021. La entrega de premios tuvo lugar el martes 16 de noviembre en el auditorio de CaixaForum de Barcelona, donde participaron los galardonados en las quince categorías en que se divide la convocatoria. De esta manera, FANOC reconoce anualmente la labor de las empresas que ponen una atención especial a las necesidades de las familias numerosas.

Lo que más nos satisface es que la concesión del premio al mejor centro médico dental es resultado de la votación de las propias familias asociadas a FANOC, más de 15.000, para un total de 78.500 personas. Institutos Odontológicos ha sido elegido entre los tres finalistas de la categoría.

Además de galardonar a las empresas del año, en el evento de celebración del 30 aniversario, FANOC también entregó un diploma a las familias asociadas durante más de 25 años y dio la bienvenida a los bebés nacidos en 2021.

FANOC la fundaron en 1990 un grupo de familias numerosas decididas a mejorar la situación del colectivo. Su trabajo fue clave para impulsar la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) y la European Large Families Confederation (ELFAC). Además,está integrada en la Plataforma por la Familia – ONU, impulsora de los premios anuales Luchadores por la familia. Actualmente, la FANOC cuenta con el apoyo de un equipo de más de 50 personas voluntarias.

 

FANOC

3 Curiosidades sobre moderse las uñas

Morderse las uñas es un hábito que conlleva problemas para la salud bucodental. Principalmente provoca el desgaste en los bordes de los dientes frontales, que se encargan de morder y hacen todo el trabajo de masticar.

Morderse las uñas puede acarrear maloclusión dental (mal alineamiento de los dientes) y problemas para masticar.

Incluso puedes enfermar por morderte las uñas. Eres más vulnerable a sufrir una enfermedad llamada paroniquia, una infección en los dedos que provoca hinchazón, enrojecimiento y pus, ya que ingresan bacterias en las fisuras o en desgarros de la piel

¿Sabías que el mal hábito de morderse las uñas se llama Onicofagia?

La onicofagia es el hábito compulsivo de morderse las uñas. Puede tener, más allá de importantes consecuencias estéticas, serios problemas dentales.

Algunas de las consecuencias de esta patología tan común son:

· Desgaste de dientes: principalmente en los incisivos superiores e inferiores, lo que provoca microtraumatismos, que hacen que las piezas dentales puedan romperse o fisurarse.

· El apiñamiento de las piezas dentales: a consecuencia de la presión ejercida sobre los dientes, al mordernos los dientes de forma habitual.

· Alteración en la mandíbula: mordernos las uñas puede provocar alteraciones en la articulación temporomandibular, ocasionando molestias en la mordida.

· Lesión en las encías: al mordernos las uñas se pueden depositar o clavar en las encías restos de uñas, lo que puede provocar problemas gingivales y periodontales.

· Pueden provocar el movimiento de las piezas dentales hasta deformarlos y desgastar el esmalte.

· Con el tiempo, pueden causar caries, ya que los dientes perderán agentes protectores que les dejarán expuestos a los agentes externos.

· Pueden aparecer infecciones bacterianas que capaces de provocar herpes.

El hecho de mordernos las uñas es una consecuencia de un estado de nerviosismo y ansiedad, que muchas veces nos resulta imposible controlar.

Soluciones

Hay varias soluciones para poner fin a este problema, lo primero es controlar el estrés. Si este problema ya ha causado daños en nuestros dientes debemos acudir al dentista para que ponga solución a este problema.

La solución a los dientes astillados o rotos, sería la adhesión dental, carillas de porcelana y coronas dentales. Sin embargo, si el problema ha llegado a afectar a las encías habrá que acudir a un periodontista.

El mordernos las uñas es un mal hábito y será más fácil romperlo si los reemplazamos por algo positivo. Si no consideramos suficiente importante la salud de tus manos, piensa en la de tu boca y tu sonrisa.

La verdadera historia de la implantología

La implantología dental es una disciplina odontológica que consiste en la sustitución de un diente perdido, mediante la colocación quirúrgica de un implante en el hueso maxilar o mandibular.

A pesar de ser una técnica común, no todo el mundo conoce sus orígenes. Hoy explicamos cómo el ser humano comenzó a insertar piezas dentales para mejorar su salud bucodental.

Neolítico

El primer implante del que se tiene constancia data del Neolítico, concretamente del poblado Fahid Suarda, donde se descubrió el cráneo de una mujer joven que presentaba la falange de un dedo alojada en el alvéolo del segundo premolar superior derecho.

Edad Antigua

En 1931 se descubrió en Honduras, en una zona antiguamente habitada por la civilización Maya, una mandíbula del año 400 d.C con tres fragmentos de concha introducidos en los alvéolos de los incisivos. Los estudios de la pieza determinaron la formación de hueso alrededor de los implantes, lo que indicaba que las piezas fueron colocadas en vida.

Edad Media

No es hasta este momento cuando el ser humano empieza a practicar la implantología con dientes reales. Un texto del médico y científico Abulcasis citaba que “en alguna ocasión, cuando uno o dos dientes se han caído, pueden reponerse otra vez en los alvéolos y unirlos de la manera indicada con hilos de oro manteniéndolos así en su lugar.” Los dientes eran donados por soldados, plebeyos y esclavos a demanda de nobles y militares, pero tras la larga lista de fracasos y el riesgo de contraer enfermedades, esta práctica cesó.

Edad Moderna

Gracias a la invención de la imprenta, múltiples teorías odontológicas fueron divulgadas. Durante siglos XVII y XVIII se ejecutaron varios intentos de trasplantes dentarios. Francia fue clave en este período, influyendo en Europa y América gracias a sus avances en salud bucodental. En esta etapa varios médicos comenzaron a desarrollar la práctica, descubriendo diversos materiales como el plomo, el iridio o la cerámica.

El Siglo XX

Podemos decir que durante el S.XX los expertos se centraron en encontrar el metal más idóneo para la práctica dental: el platino, el oro, el iridio o el plomo son algunos ejemplos de los materiales usados por los dentistas de la época. Sin embargo años después se demostró que muchos de los metales usados, como la plata, tenían propiedades tóxicas para los pacientes.

En los años 60 se realiza un punto de inflexión en esta materia, gracias a un descubrimiento clave. El doctor Brånemark y su equipo descubrieron, accidentalmente, un mecanismo con el que adherir un metal al hueso. Demostraron que el titanio puede ligarse firmemente al hueso, por lo que aplicado a la implantología podría ser una revolución para el sector. Este fenómeno se denomina oseointegración.

Actualidad

Desde entonces y hasta nuestros días se ha utilizado el titanio como manera de fijación, con una raíz en forma de tornillo para un mejor agarre, aunque esta medicina sigue en constante avance, con nuevas técnicas, herramientas y métodos implantológicos.

3 Curiosidades sobre los piercings orales

Los piercings orales datan de hace siglos y se suelen relacionar con la capacidad de tolerar el dolor en las tribus. En otras culturas se asocia a técnicas decorativas y se dice que en la antigua Grecia se colocaban en los esclavos  sexuales.

En la antigüedad, para que los compradores de esclavos perdieran interés en algunas mujeres esclavas, se les perforaba el labio y se les infería una joya plana, llegando a arrancar algunos dientes, para que los comerciantes perdieran interés por esa “deformación”.

Existen varios tipos de piercing oral: en la lengua, que se pueden poner de varias formas (central, punta de la lengua, etc.) pero también se pueden poner en las encías (superior e inferior), labios (superior en inferior, tanto en los laterales como centrales) mejillas y finalmente  podemos encontrar piercings
dentales.

Te contamos cuál es el origen de la pasta dentífrica

Una sonrisa bonita y una dentadura sana han sido consideradas importantes desde siempre, de ahí que el origen de la pasta dentífrica para una correcta salud bucodental se remonte miles de años.

 La primera pasta de dientes data de la época egipcia y fue conocida como clisterate.

Los egipcios fabricaban esta arcaica pasta mezclando piedra pómez pulverizada, sal, pimienta, agua, uñas de buey, cáscara de huevo y mirra.

La cultura grecorromana heredó esta costumbre, e incluso decidieron usar su propia orina a modo de colutorio, ya que se creía que contenía propiedades blanqueadoras.

Los árabes empleaban arena fina, hasta que se dieron cuenta de que esa práctica era altamente abrasiva para el esmalte de sus dientes.

Los mayas hacían uso de distintas técnicas y brebajes. Empleaban sustancias de origen vegetal y animal, como por ejemplo raíces, que apretaban contra los dientes para tratar diversas afecciones. A modo de analgésico, usaban un bálsamo elaborado con cenizas de iguana.

Pasta dentrífica

En 1850, Washington Sheffield Wentworth, un cirujano dental y farmacéutico inventó la primera pasta de dientes, pero fue su hijo el que optó por envasarla en tubos metálicos, similares a los de la actualidad, e intentar comercializarla. Aunque hasta 1856 no se empieza a distribuir tal y como lo conocemos hoy.

Es en 1901 fue cuando se empezó a investigar en odontología el uso del flúor, aunque hasta 1914 no se empiezan a elaborar dentífricos que contengan dicha sustancia.

Actualmente, el deseo de lucir una sonrisa bonita y saludable ha dado lugar a una amplia variedad de pastas dentífricas, elaboradas con distintos agentes, según su finalidad: acabar con el sarro y la placa bacteriana, blanquear nuestra sonrisa o reducir la hipersensibilidad dental.

Aunque parezca increíble hay mucha gente que no tiene el hábito de cepillarse los dientes diariamente. Un acto tan fácil y simple de realizar a muchos les da pereza hacerlo. Y esto puede llevar a tener consecuencias funestas para la salud bucal y dental: sarro, caries, gingivitis, mal olor…

Hábitos perjudiciales para una correcta salud bucal

Aunque tengamos bien adquiridas las pautas de higiene bucodental, hay una larga lista de costumbres inconscientes y hábitos perjudiciales para una correcta salud dental.

 

  1. Morderse las uñas:este hábito, tan frecuente en personas nerviosas, aumenta la cantidad de bacterias de la boca, afecta a la capacidad de la mandíbula y produce un importante desgaste dental.
  2. Fumar, tomar café y té:la nicotina, la teína y la cafeína amarillean, manchan y dañan seriamente el esmalte dental. El consumo de estas sustancias es mucho más frecuente de lo que debería.
  3. Beber bebidas carbonatadas:los refrescos contienen gran cantidad de azúcares y ácidos, altamente perjudiciales para nuestra salud bucodental. Un consumo abusivo puede dañar el esmalte, aumentando el riesgo de sufrir caries y sensibilidad dental.
  4. Abrir cosas con los dientes:muchas veces, por comodidad o por no tener a mano otra cosa, optamos por usar nuestros dientes para abrir cualquier tipo de envase. Con esta práctica aumentamos la posibilidad de sufrir desplazamientos, fracturas o desgaste de las piezas dentales.
  5. Cepillar los dientes con movimientos horizontales:la técnica y dirección adecuadas para llevar a cabo una correcta limpieza bucodental consiste en movimientos circulares en sentido vertical. Hacerlo de otra forma puede resultar muy perjudicial.
  6. Amortizar demasiado el cepillo:tanto en el caso de los tradicionales como de los eléctricos, su duración es de tres meses. Una vez pasado este tiempo, hay que comprar otro cepillo u otro cabezal. Los motivos son: la pérdida de eficiencia y la creación de depósitos de bacterias.
  7. Cepillarse los dientes justo después de comer:desde pequeños nos acostumbraron a lavarnos los dientes justo al terminar de comer. Pero ese hábito no es tan beneficioso. ¿Por qué? Porque al comer o beber, el PH de la boca disminuye y aumenta el nivel de acidez, por lo que si nos cepillamos inmediatamente potenciamos el efecto negativo del ácido de nuestros dientes. En cambio, si lo hacemos 20-30 minutos después de comer, habremos dado el tiempo suficiente a nuestra saliva para que reduzca la acidez.
  8. La dermatofagia: es el hábito inconsciente de mordernos la parte interna de la mandíbula. Puede provocar heridas, llagas o incluso serias infecciones bucodentales.

Consejos

Cómo perder el miedo al dentista

Muchas personas reconocen tener miedo a la hora de acudir al dentista. Varios estudios han demostrado que se trata de una de las fobias más habituales entre la población.

Como consecuencia, mucha gente evita o retrasa la visita al odontólogo, lo que repercute negativamente en su salud bucodental, convirtiéndose en un circulo vicioso del que es complicado salir.

Lo primero, busca un dentista que te trasmita confianza, que te haga sentir cómodo, a gusto, tranquilo. Pide recomendación si es necesario, a tu familia y amigos. Una vez que des con el especialista adecuado, explícale tu miedo, verbaliza tu fobia en la primera consulta. No te preocupes, te entenderá. Habla con él antes, durante y después de la consulta. Conocer el procedimiento y recibir información, seguramente te ayude a sentirte más cómodo.

Empieza por algo sencillo, es decir, una revisión o limpieza dental. Poco a poco podrás ir enfrentándote a tratamientos más complejos. Cuando llegue el momento piensa en los avances tecnológicos que permiten que la mayoría de los procedimientos resulten prácticamente indoloros. Las herramientas que usan actualmente, los profesionales dentales, nada tienen que ver con los aparatos rudimentarios de antaño.

 

Evita comidas, bebidas y sustancias estimulantesOpta por técnicas de relajación que puedan ayudarte a tener una experiencia más agradable y trata de distraerte haciendo uso de distintos elementos. Muchos reconocen que escuchar música o ver la televisión de la consulta, les tranquiliza y les ayuda a convertir la visita en una experiencia más agradable.

A pesar de todo esto, lo más importante es ser plenamente conscientes de nuestro miedo, no mirar hacia otro lado. Es fundamental tener una actitud positiva que nos ayude y motive a buscar la forma de vencerlo. Recuerda que acudes al dentista para mantener tus dientes sanos y evitar complicaciones mayores. Más que si puede doler o no, hay que pensar en los beneficios y en los resultados.

 

El arte (obligatorio) de cepillarse los dientes

Aunque parezca increíble hay mucha gente que no tiene el hábito de cepillarse los dientes diariamente. Un acto tan fácil y simple de realizar a muchos les da pereza hacerlo. Y esto puede llevar a tener consecuencias funestas para la salud bucal y dental: sarro, caries, gingivitis, mal olor…

Para evitar la formación de esa dañina placa dental llena de gérmenes y residuos alimenticios mezclados, solo necesitamos cepillarnos bien los dientes. Al lavarnos los dientes después de comer conseguimos también un aliento fresco.

Además unos dientes limpios te hacen sentir y lucir mejor porque tu aliento es fresco y tu sonrisa agradable.

Pero luego hay que cepillarse bien y diariamente los dientes. Los especialistas aconsejan de cepillarse los dientes de dos a tres veces tras las comidas. Hay que tener en cuenta los tiempos y la manera de hacerlo:

Los dientes no deben lavarse hasta media hora después de comer

Cepillarse los dientes inmediatamente después de comer es uno de los errores más extendidos. Si hacemos esto frotaremos el ácido, el mayor enemigo de nuestros dientes, contra éstos, haciendo que su efecto sea más intenso y duradero.

Según demostró un estudio publicado en 2004 en la revista General Dentistry, si nos cepillamos los dientes justo después de comer el proceso se intensifica, pues repartimos el ácido por toda la boca y, además, empujamos éste contra los dientes.

Por el contrario si nos cepillamos después de 30 minutos la saliva de nuestra boca hará que disminuya el nivel de acidez sin frotar estas sustancias contra nuestros dientes.

Tras las comidas lo mejor es enjuagarnos la boca con agua (o colutorio): En vez de lavarnos los dientes, lo mejor que podemos hacer tras una comida es enjuagar la boca con agua, que hará que los niveles de pH se sitúen dentro de la normalidad.

Debemos barrer los dientes, no fregarlos

A la hora de lavarnos los dientes nuestro objetivo debe ser eliminar los restos de comida y los microbios, no extenderlos por la boca.

La manera correcta de cepillarse los dientes es de arriba a abajo, no de derecha izquierda, pues de esta forma no corremos el riesgo de llevar la porquería debajo de la encía, lo que genera sarro y gingivitis.

No abusar con la pasta de dientes

Si usamos demasiada nuestra boca se llena de espuma, provocando una sensación de limpieza que no tiene por qué ser real. Se recomienda hacer una primera limpieza sin pasta de dientes.

Es obligatorio lavarnos siempre los dientes antes de ir a la cama

Cepillarse los dientes antes de acostarnos es básico para mantener una correcta higiene bucal, pues es el momento del día en el que el lavado es más necesario.

Por la noche salivamos menos y las sustancias cariogénicas campan a sus anchas por nuestra dentadura, por ello es imprescindible que las eliminemos por completo antes de ir a la cama.

Cepillado de dientes

Los tratamientos de estética dental más populares entre los famosos

Que no te engañen las apariencias, nadie nace con una sonrisa diez, si no que se lo pregunten a los famosos. Las celebrities viven de su imagen y en consecuencia no dudan en hacerse tratamientos estéticos para lucir una sonrisa perfecta. Te contamos los más populares.

 Los tratamientos estéticos dentales se pueden utilizar para enderezar, aclarar, reformar y reparar los dientes, tratamientos que incluyen carillas, coronas, puentes, empastes del mismo color del diente, implantes o blanqueamiento dental.

Son tratamientos sencillos, indoloros y se pueden realizar en una sola sesión sin necesidad de desgastar los dientes, logrando resultados 100% efectivos. Los especialistas en retocar estéticamente cualquier elemento de la boca son los odontólogos estéticos.

Nuestras celebrities más famosas como Patricia Conde, Elsa Pataky, Penélope Cruz, Dani Martín o Paula Echevarría, no han dudado en utilizar estos tratamientos para conseguir una imagen impecable. Estos son algunos de los tratamientos estéticos a los que se han sometido:

Carillas dentales

Una carilla es un tratamiento estético dental que consiste en una capa de material colocada sobre un diente. Existen dos tipos principales de carillas: compuestas y de porcelana, éstas últimas son las más comunes entre los famosos.

Una carilla compuesta se puede colocar directamente o puede fabricarse indirectamente por un técnico especializado en un laboratorio dental, para luego pegarse al diente, generalmente usando un cemento de resina como Panavia. Por el contrario, una carilla de porcelana solo puede fabricarse indirectamente.

Blanqueamiento dental

Existen varios métodos para blanquear los dientes. Se puede comprar productos blanqueadores en una farmacia o seguir las indicaciones de tu dentista. Estos productos contienen peróxido de hidrógeno, que provocan que el oxígeno entre en el esmalte dental, aclarándolos.

Otro método es usar láser para conseguir este resultado, en Institutos Odontológicos utilizaqmos la tecnología patentada Philips Zoom®, y conseguimos blanquear los dientes del paciente en menos de una hora en una sola sesión.

Pero lo mejor para el blanqueamiento está en la prevención y el cuidado del esmalte. Descubre nuestro tratamiento de blanqueamiento dental por fotoactivación, y consigue una sonrisa perfecta en una hora.

Ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible es el único tratamiento que ofrece la innovación, los estudios clínicos y la tecnología necesarios para controlar con precisión el enderezamiento de los dientes. Los aparatos fijos y otras soluciones basadas en aligners transparentes no pueden competir con esta tecnología.

Este método endereza los dientes de forma progresiva y sin necesidad de alambres ni brackets, al contrario de lo que ocurre con los aparatos fijos. De esta forma, no incorporan ningún componente metálico y son prácticamente invisibles.

A diferencia de los aparatos fijos, se pueden poner y quitar según sin necesidad de un profesional dental. Por tanto, su uso facilita la limpieza correcta de los dientes y las encías, sin limitar el tipo de alimentos que se pueden comer.

¿Cómo conseguir una sonrisa de celebrity?

Sabemos que los tratamientos dentales no están al alcance de todos, pero ahora con las diferentes ofertas y planes de financiación puedes conseguir una sonrisa perfecta. ¿A qué estás esperando?

Blanqueamiento dental

Las lesiones bucales

Cómo reconocer los distintos tipos de lesiones bucales

 Las lesiones bucales son protuberancias o llagas que pueden aparecer en cualquier parte de la boca, lengua, labios, en la parte interna de las mejillas o en las encías. Pueden resultar dolorosas o antiestéticas, con el problema añadido de que pueden tener su origen en otras patologías más graves de origen metabólico, hematológico, endocrino o infeccioso.

Es por ello por lo que se recomienda visitar al odontólogo cuanto antes, sobre todo si la lesión permanece durante más de una semana, para poder revisarla y comenzar a tratar no solo los síntomas, sino también su causa real para que no se reincida.

Consejos dentales

Tipos de lesiones bucales

Existen múltiples tipos de lesiones bucales. Entre las más comunes se encuentran las aftas, leucoplasia, herpes labial y la candidiasis.

 Aftas

Se caracterizan por ser lesiones amarillas o blanquecinas y con un anillo externo rojizo. Son más frecuentes en las mujeres. Es importante resaltar que no son contagiosas. Se pueden confundir con otras patologías como el herpes labial, pero se diferencian porque las aftas se producen en el interior de la boca, mientras que el herpes lo hace fuera de la boca.

A pesar de no conocer la causa real, algunos expertos la asocian a enfermedades inmunológicas (gripe o resfriado) e infecciosas (bacterias o virus). Además, se relacionan con la herencia, el estrés, tabaquismo, cambios hormonales o deficiencia de ciertas vitaminas como B12.

Estas lesiones suelen curarse después de 7 o 10 días, y es común que vuelvan a brotar pasado un tiempo. Los ungüentos tópicos y analgésicos pueden ofrecer un alivio temporal.

Leucoplasia

Son lesiones que tienen el aspecto de una placa blanquecina y espesa que se ubican en las encías, el interior de la mejilla o en la lengua. Surgen por diferentes causas como dientes rotos, mordeduras en la mejilla, tabaquismo o el uso de prótesis dentales. Por lo general el odontólogo suele hacer una biopsia para descartar que sea una lesión de origen cancerosa, a pesar de que su incidencia sea solo del 5% de los casos de leucoplasia.

Para tratar la leucoplasia es necesario suprimir los factores que la causan, como el tabaco o las prótesis dentales.

Herpes labial

Son un conjunto de úlceras o ampollas rojizas y elevadas que luego se tornan costrosas. Aparecen alrededor de los labios y en ocasiones debajo de la nariz. Es causado por el virus del herpes simple, es muy contagioso y una vez manifestado el virus, puede permanecer inactivo de por vida en el cuerpo, provocando infecciones recurrentes.

El paciente puede experimentar sensibilidad, hormigueo, ardor o picor, que son síntomas característicos de esta lesión. En niños se puede confundir con un resfriado, ya que pueden presentar fiebre. Asimismo, se relaciona el herpes labial con cambios hormonales como la menstruación, o el estrés, exposición al sol, fiebre u otras condiciones. Las lesiones suelen durar una semana aproximadamente y aunque el virus no tiene cura, podemos usar analgésicos o antivirales que proporcionen alivio y ayuden a curar más rápido la lesión que es visible.

 Candidiasis

Es una enfermedad de origen micótico provocada por un hongo llamado Candida albicans, el cual se manifiesta con lesiones de tipo placa de color amarillento o blanquecino y se puede ubicar en cualquier zona de la mucosa oral. Se asocia con enfermedades del sistema inmunológico y con el uso de prótesis dentales.

El tratamiento consiste en mantener una correcta higiene bucal, administrar antimicóticos o enjuagues bucales y si la causa es el uso de antibióticos o anticonceptivos orales, se debe reducir la dosis o cambiar el medicamento.

 

Recuerda que es de suma importancia mantener un cuidado bucal apropiado, para evitar las distintas enfermedades que afectan nuestra salud y confianza. En caso de que éstas persistan, no dudes en acudir a un especialista.

¿Cómo afecta tu alimentación en tu salud bucal?

Recomendaciones

 ¿Cuál es la relación entre estos dos ámbitos? Quizás pienses que pueden estar poco relacionados, sin embargo, en la boca empieza el trayecto del aparato digestivo y es tan importante como cualquier otra parte del camino hacia la digestión. Durante esta etapa interviene la masticación, proceso en el cual es importante realizar una correcta deglución para aprovechar los nutrientes para el desarrollo de los tejidos orales durante nuestra vida.

Según la OMS el 60% al 90% de los escolares en todo el mundo tienen caries, es decir la pérdida del tejido de los dientes causada por bacterias. Además, entre un 5% y 20% de los adultos padecen males que pueden ocasionar la pérdida de los dientes, como puede ser la periodoncia (inflamación continua de las encías que causa un daño en el tejido que sostiene los dientes.

Nutrientes vitales para una adecuada salud bucal

Los sustentos necesarios para una salud bucal ideal se reparten en diversos grupos de alimentos. Éstos son:

  • Proteínas:son importantes para la constitución de los tejidos como dientes y encías; se encuentran en alimentos como carne, pescado, pollo y queso.
  • Calcio y vitamina D:vitales para la re-mineralización dental; los encuentras en huevos y almendras, por ejemplo.
  • Verduras: son alimentos sustanciales que incluir en la ingesta diaria aportando fibra, vitamina C y D, hierro y potasio a nuestra salud bucal.
  • Flúor:el agua contiene este mineral y favorece a endurecer el esmalte de los dientes y fomenta la formación mineral.
  • Vitamina C y K:contribuyen a mantener las encías saludables y a la formación de la dentina que es uno de los tejidos duros de los dientes. Estas vitaminas las encontramos en cítricos, fresas, acelgas y espinacas, por ejemplo.
  • Riboflavina (vitamina B12):cuando hay ausencia de esta sustancia se produce una inflamación en la lengua. Este nutrimento se encuentra en champiñones, espinacas y cereales enriquecidos, por ejemplo.

Consejos

Recomendaciones que favorecen la salud bucal y la prevención de caries

  • Mantén la higiene dental diaria adecuada
  • Balancea los carbohidratos y las fibras en tus comidas
  • Alterna el consumo de frutos como limones, naranjas, uvas y fresas
  • Consume alimentos cada 3 horas para disminuir el aumento de ácidos en la boca.

Recuerda que la salud bucal se relaciona con el bienestar general del organismo, tenemos que cuidar lo que ingerimos porque como dicen, realmente, somos lo que comemos. ¡Por esto recomendamos hacer un balance con un estilo de vida saludable por dentro y por fuera con una sonrisa 10! Como siempre, sabes que cuentas con nosotros para cualquier duda o revisión bucal que necesites 😉

Fuente: ADA

¿Cómo llevas tu higiene dental?

5 consejos para el cuidado de tu higiene dental

¡Las vacaciones llegaron! Y con ellas los cambios de hábitos, pero no para tus dientes. Muchas veces en los cambios de tus rutinas diarias pueden traer el riesgo de descuidar tu higiene dental. Sabemos que esto puede suceder y por ello compartimos 5 consejos para no descuidar tu boca y tus dientes este verano.

El sol y el buen tiempo nos puede llevar a aumentar la ingesta de bebidas azucaradas, incrementar el consumo de bebidas con alcohol o a fumar con mayor frecuencia por ejemplo y todo esto te pasa factura en tu salud bucal. ¿Cómo puede afectarte? Puede aparecer mayor placa bacteriana, problemas de gingivitis, inflamaciones de encías o dejar pasar las caries hasta que empieza a doler.

Consejo

5 consejos para no descuidar tu higiene dental

¿Cómo puedes evitar descuidar tu higiene dental este verano? Todo se resumen en buenos hábitos y una adecuada hidratación:

  1. Adecuado cepillado dentalpor lo menos 3 veces al día (o mejor dicho, cada vez que comemos).
  2. Complementar el cepillado dental conseda o hilo dental para eliminar los restos de comida en rincones que el cepillo dental no llega.
  3. Utilizar enjuague bucalcon flúor es ideal en niños y en adultos. De esta manera se mantiene la sensación de limpieza por más tiempo.
  4. Beber agua constantementepara mantener una hidratación adecuada porque no tener una hidratación constante favorece al aumento de placa bacteriana e incluso inflamación de encías o la generación de caries.
  5. Moderar la ingesta de azúcaren general: bebidas azucaras, bebidas carbonatadas, ácidas y bebidas con alcohol porque éstas promueven, a su vez, la generación de caries.
  6. Es importante que tengamos conciencia sobre nuestra salud bucal porque nuestra sonrisa es muy importante en cualquier interacción que tengas durante tu día.

 

Para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV

¿Mojas el cepillo antes de lavarte los dientes?

Prácticas durante la limpieza dental

Quizás formas parte de la gran mayoría que tiene este hábito y no sabes cuando nació. Mojar el cepillo antes de poner la pasta de dientes es una de las prácticas más comunes durante la limpieza dental. Asimismo, poner la pasta de dientes en el cepillo para después mojarlo es otra de las prácticas más conocidas a la hora de lavarse los dientes.

Es mejor poner agua antes o después de la pasta dental

Sin embargo, te has preguntado ¿qué es mejor? Si mojar el cepillo antes o después de agregar la pasta de dientes.

Si bien estos son gestos habituales, lo más recomendable es que el cepillo esté seco o intentar mojarlo lo mínimo posible, es decir sería mejor poner la pasta dental directamente en el cepillo de dientes. Al poner agua se genera la espuma a la que estás acostumbrado, por esto quizás te parece raro no mojar el cepillo de dientes. Sin embargo, mientras más humedad existe disminuye el efecto de la pasta de dientes y no se arrastra la suciedad como debería.

Higiene dental

Igualmente, no hay una ÚNICA forma de lavarse los dientes establecida, por esto continua el debate de si es mejor poner el agua antes (para ablandar las cerdas) o después de la pasta de dientes (para generar espuma). También están los que realizan ambas prácticas o ninguna.

Cualquier sea el caso, como hemos mencionado anteriormente, lo más aconsejable es utilizar la mínima cantidad de agua. Lo más importante es mantener los buenos hábitos de higiene para tener una boca sana: cepillado dental después de las comidas, no olvidar el cepillado en la noche, uso del hilo dental, entre otras prácticas.

 

Sabes que para tus revisiones mensuales o anuales siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: Consejo de Dentistas

La importancia de cepillarse los dientes en la noche ¿Cuáles son las consecuencias de no cepillarse los dientes de noche?

La higiene bucal es la base para obtener una boca saludable. Los expertos recomiendan tres cepillados durante el día, uno después de cada comida, pero no siempre es posible.

El cepillado nocturno, es el más importante.

¿Por qué es importante el cepillado nocturno?

Durante tus horas de sueño las glándulas segregan menos saliva de lo habitual, se genera un mayor aumento de bacterias que se acumulan en tu boca. Estas bacterias al no ser eliminadas se van acumulando, provocando así enfermedades en las encías, como, por ejemplo, caries, gingivitis, etc.

El cepillado nocturno nos permite evitar un deterioro de nuestro esmalte que este se obtiene con la acumulación de placa en la boca.

¿Es bueno cepillarse los dientes inmediatamente después de cenar o antes de acostarse? 

Si hemos ingerido un alimento que contienen mucho azúcar, es recomendable limpiarlos lo antes posible. En el caso de ser ácidos limpian la placa bacteriana por tanto no urge su cepillado, puede retrasarse una hora más.

¿Te realizas un cepillado correcto?

Para poder realizarse un buen cepillado bucal, hemos de mover el cepillo de arriba hacia abajo en la parte superior de la boca y de forma contraria en la parte inferior. Para tener una higiene bucal perfecta hay que intentar evitar que se dejen zonas sin limpiar, incluyendo tanto la zona interior de los dientes como la lengua. Y sobre todo cambiar el cepillo de dientes cada tres meses produciendo asó una higiene dental también en los utensilios de la boca.

Como siempre, para tus revisiones mensuales o anuales siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: Consejo de Dentistas

3 Curiosidades sobre el Ratoncito Pérez

El Ratoncito Pérez fue creado por el Periodista Luís Coloma cuando el joven rey Alfonso XIII perdió un diente a los ocho años, con lo que creó un cuento con este  personaje que vivía dentro de una lata de galletas en una famosa confitería.

El Ratoncito Pérez se ha utilizado  por toda España y  Latinoamérica, pero en cada región tiene nombres diferentes, “Ratón”,  “Ratoncito Pérez” o “Ratón de los dientes” entre otros.

El Ratoncito Pérez es diferente en otros lugares. En Irlanda e Italia, es un duende. En Escocia, una criatura mitad hada, mitad ratón, y el “Hada de los dientes” es lo más común en Europa y América.

En otros países no hay personaje, como en Asia, el niño tira el diente al tejado para pedir dientes  “de niño mayor”.