Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

LLAMA GRATIS

Primera cita gratis

15/12/2021 | Blog

Qué debemos hacer cuando nos salen las muelas del juicio

Son los dientes más conocidos entre la población, puesto que, por el tiempo que tardan a aparecer y por la posición que ocupan en la boca, a veces pueden ser fuente de problemas. Si es este tu caso, en Institutos Odontológicos te ayudamos. Con más de 30 años de experiencia, ponemos a tu disposición una treintena de clínicas dentales propias con los mejores profesionales y la tecnología más avanzada.

Me han salido las muelas del juicio

¿Cuándo salen las muelas del juicio?

Se tratan de las últimas piezas dentales en aparecer. Acostumbran a hacerlo entre los 17 y los 24 años, depende de cada persona. No es extraño que tarden años en salir por completo o, incluso, que no acaben de desarrollarse los cuatro nunca.

¿Cuál es la función de las muelas del juicio?

Nuestra dentadura tiene 32 piezas dentales, entre las que distinguimos los incisivos, cuya finalidad es cortar los alimentos, los caninos que sirven para desgarrar, los premolares que colaboran con los caninos y los molares en la tarea de la masticación; y los molares que tienen la finalidad de moler la comida, haciéndola apta para la digestión.

Las muelas del juicio no tienen ninguna finalidad y son diferentes en comparación con el resto de piezas por la alineación y el tamaño de sus raíces.

Su origen se remonta al de sus antepasados, quienes, a consecuencia de su alimentación, les daban mucho más uso. Hoy en día, a consecuencia de la evolución, se han vuelto totalmente irrelevantes, de ahí que la mayoría de las veces, lo más recomendable es la extracción de estas piezas dentales.

¿Las muelas del juicio hacen daño?

Suelen estar relacionadas con molestias y dolores. Sobre todo, cuando empiezan a salir es normal que hagan daño porque han de perforar la encía.

Durante su crecimiento, es importante comprobar la coloración de los tejidos porque se puede generar una infección por una incorrecta erupción cordal. O también, se puede generar una afección conocida como pericorontisis, causada por la presión debido al poco espacio que tienen en la encía, lo que provoca que, durante la eclosión, los restos de comida se acumulen dentro de la corona que rodea al diente

¿Qué pasa si la muela no tiene suficiente espacio para salir?

En estos casos, puede crecer en una mala posición y agraviar el dolor. A veces, la pieza queda retenida bajo la encía; puede infectarse y derivar en problemas como:

  • Encías enrojecidas o inflamadas.
  • Encías sensibles o sangrientas.
  • Inflamación y dolor a la mandíbula.
  • Mal aliento.
  • Un gusto desagradable en la boca.
  • Dificultad para abrir la boca.

Cuando provocan infecciones o problemas al resto de los dientes, el tratamiento para poner remedio es la extracción de la muela mediante cirugía. De este modo, se evitan complicaciones más graves.

¿Las muelas del juicio requieren unos hábitos de higiene especiales?

Por la posición que ocupan, a la parte posterior de la boca, son más difíciles de cepillar y, por lo tanto, más propensos a acumular placa bacteriana y, como consecuencia de esto, están más expuestos a sufrir caries. Es muy importante, pues, tener una cura especial cuando nos lavamos los dientes.

¿Cómo podemos prever complicaciones con una muela del juicio?

Si no tenemos síntomas, no podemos prever que haya problemas. Ahora bien, las visitas rutinarias al dentista permiten supervisar el crecimiento de las piezas dentales, y las radiografías dentales regulares pueden revelar la presencia de una muela del juicio retenida antes de que empiece a causar problemas.

Escuchar el consejo de radio

Déjanos tus datos y te llamamos nosotros directamente

  • Opciones de financiación
  • Garantía de satisfacción
  • Odontólogos expertos

    El responsable del tratamiento de los datos facilitados es Apollonia Topco, S.L.U. La finalidad del tratamiento es atender a tu solicitud de información y en caso de que lo autorices enviarte información sobre nuestros productos y/o servicios. La base legal del tratamiento es el interés legítimo en atender a tu solicitud y en su caso el consentimiento facilitado para el envío de comunicaciones comerciales. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a rgpd@ioa.es. También puedes presentar una reclamación ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.