Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

LLAMA GRATIS

Primera cita gratis

27/10/2023 | Blanqueamiento dental

Hoy os explicamos en que consiste el blanqueamiento dental

¿No te gusta el color de tus dientes? ¿Te gustaría recuperar su blanco original? Pues tienes que saber que es posible gracias al blanqueamiento, un tratamiento sencillo, rápido e indoloro que ofrecemos a Institutos Odontológicos. Con más de 30 años de experiencia, ponemos a tu disposición unas treinta clínicas dentales propias con los mejores profesionales y la tecnología más avanzada.

El blanqueamiento dental es un proceso químico en el cual se utiliza peróxido de hidrógeno, la popular agua oxigenada. El proceso se completa con la aplicación de luz ultravioleta, que sirve para activar el producto y potenciar el efecto.

En el decurso de la aplicación del tratamiento, podemos experimentar una sensación de calor en la boca, pero no produce ningún tipo de dolor.

Cualquier persona puede hacerse un blanqueamiento dental. Las únicas condiciones a tener en cuenta son:

  • Disfrutar de una buena higiene bucodental.
  • No tener problemas de caries.
  • No sufrir problemas en las encías.
  • Que la dentadura no presente un desgaste importante.

El blanqueamiento no tiene afectación sobre el esmalte; por lo tanto, no hay peligro de sufrir hipersensibilidad dental. Dependiendo de la calidad y cantidad del esmalte presente a los dientes, se puede producir una sensibilidad temporal que, en cualquier caso, es reversible siempre y cuando se sigan los consejos post tratamiento. Se trata de recomendaciones muy sencillas, sobre todo referidas al consumo de determinados alimentos y bebidas durante los días posteriores:

  • Hay que evitar los alimentos con colorantes y los de pigmentación oscura. Algunos ejemplos son: la remolacha, la salsa de soja, las espinacas o los arándanos.
  • No tenemos que tomar café, ni vino tinto, ni té.
  • Es muy recomendable evitar los alimentos y las bebidas ácidas o muy frías.
  • Tienes que tener en cuenta que, si fumas, los dientes volverán a quedar manchados.

¿Sabías que antiguamente se usaba el bicarbonato como blanqueador? El problema es que se trata de un producto muy abrasivo y, por lo tanto, daña el esmalte.

Al mercado hay productos para el blanqueamiento, como es el caso de algunas cremas dentales, que, entre sus ingredientes, contienen partículas abrasivas. En realidad, el que hacen estos productos no es emblanquecer, sino que desgastan las capas de esmalte sucesivas. Es decir, borran una capa para dejar expuesta la siguiente.

A largo plazo, se trata de una práctica muy peligrosa para nuestra salud dental, pues lo que provoca es el debilitamiento de los dientes. Para mejorar la apariencia estética, no merece la pena arriesgarse de este modo. Si queremos lucir una dentadura blanca y saludable, lo que hay que hacer es ponerse en manos de profesionales acreditados, como los que tienes a tu disposición a Institutos Odontológicos.

 


Categorías: Blanqueamiento dental

Déjanos tus datos y te llamamos nosotros directamente

  • Opciones de financiación
  • Garantía de satisfacción
  • Odontólogos expertos