Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

LLAMA GRATIS

Primera cita gratis

16/08/2023 | Blanqueamiento dental

¿Realizar el blanqueamiento dental en el dentista o en casa?

Recupera el color natural de los dientes gracias a los tratamientos de blanqueamiento dental

Una dentadura blanca y sana nos invita a sonreír. Puede que pensemos que se trata principalmente de una cuestión estética, pero lo cierto es que sentirnos a gusto con nuestra boca y, en concreto, con el aspecto de nuestros dientes, tiene una influencia directa en nuestro estado de ánimo. Los hábitos de alimentación, determinadas bebidas, el consumo de algunos medicamentos o fumar, alteran el color de los dientes, pero, afortunadamente, los tratamientos de blanqueamiento dental actuales permiten recuperar el blanco natural de una manera sencilla.

Eso sí, aunque la tentación de probar los kits de blanqueamiento que se venden por Internet pueda ser grande, lo prudente es acudir a una clínica dental donde, antes de elegir una u otra opción, estudiarán nuestra boca para aplicar el tratamiento más adecuado. Si bien las fórmulas de blanqueamiento dental en farmacias, ya sean físicas u online, están reguladas por la ley para evitar el uso inadecuado e incluso peligroso de determinados componentes, no es difícil conseguir en la red productos que prometen excelentes resultados, pero sin ninguna garantía de salud.

El blanqueamiento dental es principalmente un tratamiento estético, pero para que resulte de verdad efectivo e inocuo requiere la aplicación y el seguimiento por parte de profesionales de la odontología. Blanquear los dientes significa aclarar la dentina, que es la capa interna del diente que aporta color a la pieza. Para ello, se utilizan agentes químicos (principalmente, peróxido de carbamida y peróxido de hidrógeno) que penetran a través del esmalte. Se trata de productos que, aplicados sin supervisión médica, pueden resultar peligrosos, de modo que solo los dentistas están autorizados a utilizarlos.

La concentración de ingredientes activos en el gel blanqueador que se aplica en las clínicas dentales puede llegar al 30%. El tratamiento se lleva a cabo con las máximas garantías de seguridad para que el paciente disfrute del resultado sin efectos indeseados. Los productos que se venden en farmacias no pueden contener, según la legislación europea, más de un 0,1% de estos agentes químicos, de manera que su efecto blanqueante es muy limitado.

Ahora bien, en un reciente estudio, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunciaba que, de diez kits blanqueantes adquiridos online, siete superaban con creces (entre 14 y 70 veces) la cantidad de peróxido de hidrógeno permitida en la Unión Europea. Hay que reiterar que seguir un tratamiento de blanqueamiento dental en casa sin supervisión médica puede desembocar en daños graves en el esmalte y la dentina.

¿Qué tipos de blanqueamiento existen?

En función del estado de la dentadura y de los objetivos a conseguir, existen varios tipos de blanqueamiento. En Institutos Odontológicos, ofrecemos tres opciones:

  1. Blanco en 10 minutos

    Se lleva a cabo en una sola sesión en la clínica, tras practicar una higiene dental, y sin necesidad de proteger las encías. Se aplica sobre los dientes un gel cuyo agente blanqueador (peróxido de carbamida) se activa mediante una luz led que refuerza su efecto. Es la opción de blanqueamiento más suave y confortable. Además, su precio es muy asequible. Para prolongar los resultados visibles, es recomendable repetir el blanqueamiento regularmente.

  2. Blanco combinado

    Tras una primera sesión en la clínica, el tratamiento se completa en casa durante las dos semanas siguientes. El paciente se somete a tres exposiciones a la luz led de ocho minutos cada una y, posteriormente, por las noches, debe aplicarse el gel blanqueante mediante una férula diseñada a medida. Al ser un tratamiento conservador, los resultados son más prolongados.

  3. Blanco profesional

    Es el blanqueamiento más intensivo, pues se realiza en una única sesión de 45 minutos en la clínica, durante la cual se aplica a los dientes un gel blanqueador más potente, a base de peróxido de hidrógeno. Para garantizar la inocuidad del proceso, previamente, se protegen las encías del paciente. Antes de prescribir este tratamiento, se revisa la boca para descartar patologías o problemas de sensibilidad dental. En Institutos Odontológicos utilizamos la tecnología patentada Philips Zoom®, que nos permite ofrecer una gama más amplia de tonos de color con una única sesión. Los resultados son inmediatos, aunque el agente blanqueador continúa activo durante 24 horas después de su aplicación.

¿Duele el blanqueamiento dental?

Hoy en día, los blanqueamientos dentales son tratamientos muy sencillos que se llevan a cabo con las máximas garantías de comodidad para el paciente. Durante la aplicación, podemos experimentar una sensación de calor en la boca, pero en ningún caso produce dolor. De todas formas, antes de iniciar el tratamiento, el paciente se somete a una revisión de la boca para descartar caries, problemas en las encías, una higiene insuficiente o un desgaste excesivo de la dentadura, que son los motivos contraindicados para aplicar el blanqueamiento.

El tratamiento no afecta al esmalte, de manera que no produce hipersensibilidad dental. Sí puede causar una sensibilidad temporal que, en cualquier caso, será anecdótica siempre y cuando se sigan unos consejos muy sencillos sobre hábitos de consumo de sustancias y alimentos durante los días posteriores al tratamiento.

Hay que evitar los alimentos con colorantes y los de pigmentación oscura. Es el caso de la remolacha, la salsa de soja, las espinacas o los arándanos. También hay que descartar el consumo de café, vino tinto y té, así como las bebidas muy frías o ácidas. Por supuesto, fumar es garantía de que los dientes amarilleen de nuevo.

Es importante dejar claro que los resultados del blanqueamiento dental no son permanentes, con lo cual es recomendable realizar sesiones de mantenimiento de forma regular.

Por último, insistimos en que ninguno de estos consejos ni descripciones de los diferentes tipos de blanqueamiento son aplicables a los productos que se venden sin supervisión médica. El mejor consejo es no tentar a la suerte y, en el caso de querer lucir unos dientes blancos y saludables de forma segura, acudir a una clínica dental.


Déjanos tus datos y te llamamos nosotros directamente

  • Opciones de financiación
  • Garantía de satisfacción
  • Odontólogos expertos