Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

LLAMA GRATIS

Primera cita gratis

3 Curiosidades sobre moderse las uñas

Morderse las uñas es un hábito que conlleva problemas para la salud bucodental. Principalmente provoca el desgaste en los bordes de los dientes frontales, que se encargan de morder y hacen todo el trabajo de masticar.

Morderse las uñas puede acarrear maloclusión dental (mal alineamiento de los dientes) y problemas para masticar.

Incluso puedes enfermar por morderte las uñas. Eres más vulnerable a sufrir una enfermedad llamada paroniquia, una infección en los dedos que provoca hinchazón, enrojecimiento y pus, ya que ingresan bacterias en las fisuras o en desgarros de la piel

Sensibilidad dental, causas y remedios

La sensibilidad bucal es ese momento, que por lo general es corto, en donde se siente un dolor repentino por el contacto entre el diente y un estímulo externo, como puede ser una comida o bebida fría. De hecho es muy común que se produzca al ingerir bebidas y comidas frías, o incluso con la respiración cuando el aire está muy frío.

La sensibilidad dental es mucho más común de lo que se cree, y muchas personas la padecen sin ser realmente conscientes de ello, ya que lo consideran como algo normal, y por tanto no acuden al odontólogo para tratarla o no lo mencionan específicamente durante las revisiones.

El principal problema de no acudir al dentista para tratar sensibilidad dental, es que tampoco se estará tratando las causas que lo originan, y que en ocasiones pueden tener efectos muy negativos en la salud bucal.

Causas principales de la sensibilidad dental

La corona del diente está protegida por un esmalte, mientras que la raíz está rodeada por la encía y por el cemento radial. Cuando la encía se retrae o el esmalte se deteriora, deja la dentina expuesta a los estímulos anteriormente mencionados.

Entre las principales causas que pueden existir para que se produzca la sensibilidad bucal, se deben destacar:

Mala higiene bucal. No causa sensibilidad dental de modo directo, pero si indirectamente, ya que una mala higiene bucal favorece la aparición de las caries, que pueden romper o astillar el diente, lo cual sí causa la sensibilidad bucal.

También el mal cuidado de los empastes dentales puede ser una causa, ya que sin la adecuada revisión y mantenimiento se pueden deteriorar o desgastar.

El desgaste del esmalte dental es otra de las principales causas de sensibilidad dental. Puede deberse a un cepillado agresivo o un proceso de blanqueamiento (que puede generar una debilidad temporal a los dientes). También puede producirse por vomitar de modo habitual, por morderse las uñas, o por tomar muchas bebidas gaseosas, que tienden a acidificar la dentadura.

La retracción de las encías. Al igual que en el caso anterior, se puede deber a una mala higiene que provoca la aparición de infecciones, o a un mal seguimiento y cuidado de tratamientos odontológicos como la ortodoncia.

Remedios y tratamientos para combatir la sensibilidad dental

Una vez que se haya diagnosticado la sensibilidad dental es importante encontrar la causa de la misma para poder combatirla de forma rápida, segura y certera, y así evitar que vuelva a aparecer o al menos mitigar el dolor.

Los remedios caseros, aunque pueden ser efectivos para combatir el dolor temporalmente, no puede aportar una solución definitiva al problema porque no atacan a la raíz del problema.

Los mejores consejos para prevenir y combatir la sensibilidad dental son:

Higiene dental

El mejor aliado para combatir la sensibilidad dental es la higiene. Esto reducirá el riesgo de aparición de caries y de sufrir daños en el esmalte del diente y las encías.

Revisiones dentales

Debe acudirse periódicamente a las revisiones con el dentista, para evaluar el estado de salud general de la boca. En caso de encontrar caries nuevas deben tratarse lo antes posible, y si se detectan empastes previos deteriorados deben repararse o sustituirse.

Seguimiento tras tratamientos

Tras recibir tratamientos dentales como pueden ser blanqueamientos, es necesario hacer un seguimiento y seguir todas las indicaciones del odontólogo.

Cuidado en el cepillado

Se debe cuidar la intensidad del cepillado para no desgastar las encías ni deteriorar el esmalte dental.

Evitar comidas y bebidas muy fría o calientes

También es importante controlar en lo posible la ingesta de comidas o bebidas demasiado calientes o demasiado frías.

Reducir el consumo de bebidas gaseosas.

Evitar en lo posible sustancias ácidas como las bebidas gaseosas.

IO Gavà – “Somos una clínica dental familiar con la ventaja añadida de una tecnología vanguardista”

Tu dentista de confianza, cerca de casa y con el aval de una marca sólida. Esta es la apuesta de Instituts Odontològics, que recientemente ha abierto su nueva clínica en la Rambla de Maria Casas, 78 (junto al Parc Municipal de la Torre Lluch).

Continue reading «IO Gavà – “Somos una clínica dental familiar con la ventaja añadida de una tecnología vanguardista”»

La FANOC premia a Institutos Odontológicos como mejor centro médico dental del año para familias numerosas

Estamos muy contentos porque la Asociación de Familias Numerosas de Catalunya (FANOC) nos ha reconocido como el mejor centro médico dental del año en la gala de los Premios 30 aniversario FANOC y Luchadores por la familia 2021. Continue reading «La FANOC premia a Institutos Odontológicos como mejor centro médico dental del año para familias numerosas»

¿Sabías que el mal hábito de morderse las uñas se llama Onicofagia?

La onicofagia es el hábito compulsivo de morderse las uñas. Puede tener, más allá de importantes consecuencias estéticas, serios problemas dentales.

Algunas de las consecuencias de esta patología tan común son:

· Desgaste de dientes: principalmente en los incisivos superiores e inferiores, lo que provoca microtraumatismos, que hacen que las piezas dentales puedan romperse o fisurarse.

· El apiñamiento de las piezas dentales: a consecuencia de la presión ejercida sobre los dientes, al mordernos los dientes de forma habitual.

· Alteración en la mandíbula: mordernos las uñas puede provocar alteraciones en la articulación temporomandibular, ocasionando molestias en la mordida.

· Lesión en las encías: al mordernos las uñas se pueden depositar o clavar en las encías restos de uñas, lo que puede provocar problemas gingivales y periodontales.

· Pueden provocar el movimiento de las piezas dentales hasta deformarlos y desgastar el esmalte.

· Con el tiempo, pueden causar caries, ya que los dientes perderán agentes protectores que les dejarán expuestos a los agentes externos.

· Pueden aparecer infecciones bacterianas que capaces de provocar herpes.

El hecho de mordernos las uñas es una consecuencia de un estado de nerviosismo y ansiedad, que muchas veces nos resulta imposible controlar.

Soluciones

Hay varias soluciones para poner fin a este problema, lo primero es controlar el estrés. Si este problema ya ha causado daños en nuestros dientes debemos acudir al dentista para que ponga solución a este problema.

La solución a los dientes astillados o rotos, sería la adhesión dental, carillas de porcelana y coronas dentales. Sin embargo, si el problema ha llegado a afectar a las encías habrá que acudir a un periodontista.

El mordernos las uñas es un mal hábito y será más fácil romperlo si los reemplazamos por algo positivo. Si no consideramos suficiente importante la salud de tus manos, piensa en la de tu boca y tu sonrisa.

¿Conoces el herpes labial?

Existe una infección causada por el virus llamado herpes simple tipo 1 (HSV-1) que produce lo que se le conoce como herpes labial. Ocasiona lesiones en los labios de la boca y viene acompañado de dolor intenso e inflamación; dicha infección se puede propagar a las encías, tubo digestivo superior (lengua, faringe) e incluso a la cara.

No se debe confundir con el virus herpes simple tipo 2 (HSV-2) que es el causante del herpes genital, el mismo encabeza la lista de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes en España y en el mundo entero.

¿Cómo se transmite el herpes labial?

Ocurre mediante el contacto directo, de persona a persona a través de la saliva y lesiones en los labios de la boca del infectado. Dichas lesiones son en un 80% visibles y en estos casos son altamente infecciosas. Cabe resaltar que no solo son contagiosas las lesiones cuando son visibles, ese 20% restante de invisibilidad no significa que estemos resguardados de adquirir el virus. Es suficiente su presencia en la saliva infectada para contagiar a una persona. Hay que tener en cuanta también que las infecciones pueden permanecer asintomáticas durante un tiempo.

Estadísticamente hablando, los adultos son más propensos a ser contagiados por el virus, mediante utensilios contaminados y/o besos. Generalmente esta infección viene de la etapa infantil, teniendo en cuenta la frecuencia con la que se lleva a la boca juguetes, utensilios, etc. que pueden no tener la asepsia que se requiere para la manipulación infantil.

¿Qué síntomas se presentan cuando se tiene herpes labial?

Posteriormente al contagio, las lesiones aparecen de 4 a 6 días, aunque el virus tiene un lapso de incubación de 2 a 20 días aproximadamente. Puede suceder que no haya presencia de síntomas en algunas personas. Son los llamados “portadores” es decir, que tienen el virus en su sangre pero no muestran sintomatología.

Solo un pequeño porcentaje de personas que tiene el virus manifiestan los síntomas típicos de la infección, como hipertermia, malestar general, inapetencia a los alimentos, dolor de la garganta a causa de la inflamación de los ganglios que se encuentran en esa zona, gingivitis, faringitis y/o amigdalitis con presencia de secreciones purulentas. Dichos síntomas pueden tener una duración de 2 a 3 semanas y luego ceder espontáneamente. La presencia de las lesiones en los labios de la boca es evidente, su aparición trae consigo mucho dolor en la zona afectada.

A pesar que los síntomas pueden disminuir e incluso desaparecer, el virus simple tipo 1 queda en el torrente sanguíneo atenuado, es decir, como “adormecido” esperando el momento en el que el sistema inmunológico del cuerpo “baje la guardia” para aparecer y hacerse sintomático.

Los pacientes que son portadores y sintomáticos de este virus refieren que sienten una especie de “hormigueo” en el labio, lo cual les indica que pronto saldrá la lesión. La misma se presenta como una especie de burbuja de color rojizo y muy doloroso, ampliándose su tamaño y volviéndose una ampolla. La misma está contenida de material purulento (debido a la infección) que por el proceso inflamatorio se llega a reventar, formándose una úlcera. Se puede decir que esta etapa de la infección es la fase final, con el pasar de los días y con el uso de antivíricos, el virus se va mitigando, formando una costra.

¿Cómo prevenir el herpes labial?

Considerando que uno de los motivos más frecuentes para que el virus herpes simple tipo 1 (HSV-1) se active es que se exponga a los rayos solares de forma regular, se recomienda el uso de protector solar. Los antivíricos los atenúan. Lamentablemente no podemos inmunizarnos contra él, ya que este virus no tiene vacuna. Y especialmente, la recomendación fundamental para prevenir el contagio, es mantener una higiene bucal correcta.

Cómo será la implantología del futuro

A medida que la tecnología informática avanza hay un impacto directo en la odontología, que nos da pistas de cómo será la implantología del futuro.

Planificación virtual o escáneres de última generación son algunos ejemplos en el ámbito de los avances en implantología. Las tecnologías más sofisticadas de software han permitido a médicos y odontólogos seguir las posiciones quirúrgicas exactas donde por ejemplo hay un reemplazo del arco completo de la dentadura, como en el caso de implantología All-On-Four.

Con estos avances tecnológicos los especialistas pueden ahora medir la estabilidad inicial y posterior a la colocación de los implantes, el impacto del verdadero contacto hueso-implante.

Esta información es especialmente útil para tomar decisiones relacionadas con  implantes inmediatos.

También las técnicas quirúrgicas y protésicas para implantología están estrechamente relacionadas con los avances tecnológicos, la carga inmediata de implantes dentales como All-On-Four también es un buen ejemplo de ello.

A través de estos avances en el diseño del implante y la disponibilidad de medir la estabilidad del mismo, los implantes con carga inmediata se han vuelto más predecibles, útiles, seguros, indoloros y en consecuencia más demandados.

En cuanto a los materiales de la odontología del futuro, desde el implante hasta las partes protésicas, en los últimos años ha habido una clara tendencia hacia diseños con materiales innovadores, como la zirconita y el titanio, materiales que ayudan a estabilizar los tejidos duros y blandos alrededor de los implantes.

La zirconita o el titanio en la industria de la implantología, son materiales muy utilizados para el diseño de implantes o de las prótesis.

No sabemos hasta dónde llegará la implantología en el futuro, pero sí sabemos que hoy en día con todos los avances conseguidos en implantes fijos y en odontología en general, es muy fácil conseguir una sonrisa joven y sana y en consecuencia una mayor calidad de vida para cualquier paciente, tenga la edad que tenga.

Foto vía Lotte Meijer

El flúor, nuestro gran aliado

El flúor remineraliza el esmalte y aumenta su resistencia, así como actúa frente al desarrollo de las bacterias de la boca.

El flúor es un componente activo presente en la composición de la mayoría de colutorios y pastas dentífricas.

Los beneficios del flúor

– Afecta a la placa bacteriana de nuestros dientes e inhibe la capacidad de las bacterias que la componen de formar grandes cantidades de ácido.

– Inhibe el proceso de desmineralización de los dientes.

– Vuelve la superficie dental mucho más resistente a los ácidos que vivien en la boca.

– Favorece la remineralización de la superficie del esmalte dental.

El flúor es muy eficaz a la hora de frenar las caries dentales, ya que actúa inhibiendo la pérdida de minerales de la superficie dental y favoreciendo la reconstrucción de los componentes propios del diente.

Gracias a la intervención del flúor, se puede evitar el desarrollo del proceso de caries desde sus estados iniciales, hacer los seguimientos e incluso controlar su evolución.

Una vez hayan aparecido, se puede evitar su avance, aunque no remineralizar las zonas del esmalte que se hayan opacado.

Algunos consejos sobre el flúor

Está comprobado que la ingesta diaria, no ejerce la menor acción nociva sobre los dientes.

El mayor ejemplo para asegurarnos un consumo adecuado de flúor es la fluoración del agua potable, medida de protección colectiva, de la que se benefician todos los usuarios. De esta forma, nos aseguramos una ingesta de fluoruro óptima y permanente.

Sin embargo, la ingesta de cantidades excesivas de flúor puede provocar la fluorosis dental, al impedir que el esmalte madure normalmente, provocando la aparición de manchas en la superficie de los dientes, que solo podremos eliminar por medio de un blanqueamiento dental.

Pero si se incorpora en cantidades recomendadas, aporta grandes beneficios en la salud bucodental, ya que al fortalecer las encías, puede ser un gran aliado para la prevención de enfermedades como la caries, la gingivitis y la periodontitis.

¿Consumir alimentos fríos produce sensibilidad dental?

El consumo excesivo de alimentos fríos puede aumentar la sensibilidad dental, para poder minimizar los daños puedes controlar y equilibrar la ingesta de alimentos fríos, a temperatura ambiente o calientes. 

sensibilidad dental helados dentista

¿Comer helados afecta a los dientes?

Si tienes hipersensibilidad deberás ingerir con menos frecuencia helados o alimentos fríos ya que esto te puede provocar problemas en el nervio pulpar de los dientes creando así a la larga pulpitis irreversibles donde la única solución sería hacer una endodoncia (matar el nervio). 

En el caso de no tener hipersensibilidad, el comer helados no es dañino para tus dientes, pero siempre que tengas un control de ello. 

¿Cómo podemos evitar la sensibilidad?

Podemos realizar diferentes pasos en los que te servirán para evitar la sensibilidad dental como mantener una buena higiene dental: 

  • Es importante realizar tres cepillados al día, uno después de cada comida.  
  • Acudir a tu centro dental médico es muy importante para tratar cualquier dolencia para evitar mayores males o evitar que estos se puedan producir.  
  • Es primordial no abusar de bebidas ácidas, ni dulces ya que estas pueden dañar el esmalte dental. 

No te olvides de estos consejos para evitar la sensibilidad dental

  • El agua limpia tu boca, lavando los restos de comida y los residuos que provienen de las bacterias causantes de la caries diluyendo así los ácidos producidos por éstas. 
  • No cepillarse con brusquedad ya que puedes dañar tus encías. 

Para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV

La verdadera historia de la implantología

La implantología dental es una disciplina odontológica que consiste en la sustitución de un diente perdido, mediante la colocación quirúrgica de un implante en el hueso maxilar o mandibular.

A pesar de ser una técnica común, no todo el mundo conoce sus orígenes. Hoy explicamos cómo el ser humano comenzó a insertar piezas dentales para mejorar su salud bucodental.

Neolítico

El primer implante del que se tiene constancia data del Neolítico, concretamente del poblado Fahid Suarda, donde se descubrió el cráneo de una mujer joven que presentaba la falange de un dedo alojada en el alvéolo del segundo premolar superior derecho.

Edad Antigua

En 1931 se descubrió en Honduras, en una zona antiguamente habitada por la civilización Maya, una mandíbula del año 400 d.C con tres fragmentos de concha introducidos en los alvéolos de los incisivos. Los estudios de la pieza determinaron la formación de hueso alrededor de los implantes, lo que indicaba que las piezas fueron colocadas en vida.

Edad Media

No es hasta este momento cuando el ser humano empieza a practicar la implantología con dientes reales. Un texto del médico y científico Abulcasis citaba que “en alguna ocasión, cuando uno o dos dientes se han caído, pueden reponerse otra vez en los alvéolos y unirlos de la manera indicada con hilos de oro manteniéndolos así en su lugar.” Los dientes eran donados por soldados, plebeyos y esclavos a demanda de nobles y militares, pero tras la larga lista de fracasos y el riesgo de contraer enfermedades, esta práctica cesó.

Edad Moderna

Gracias a la invención de la imprenta, múltiples teorías odontológicas fueron divulgadas. Durante siglos XVII y XVIII se ejecutaron varios intentos de trasplantes dentarios. Francia fue clave en este período, influyendo en Europa y América gracias a sus avances en salud bucodental. En esta etapa varios médicos comenzaron a desarrollar la práctica, descubriendo diversos materiales como el plomo, el iridio o la cerámica.

El Siglo XX

Podemos decir que durante el S.XX los expertos se centraron en encontrar el metal más idóneo para la práctica dental: el platino, el oro, el iridio o el plomo son algunos ejemplos de los materiales usados por los dentistas de la época. Sin embargo años después se demostró que muchos de los metales usados, como la plata, tenían propiedades tóxicas para los pacientes.

En los años 60 se realiza un punto de inflexión en esta materia, gracias a un descubrimiento clave. El doctor Brånemark y su equipo descubrieron, accidentalmente, un mecanismo con el que adherir un metal al hueso. Demostraron que el titanio puede ligarse firmemente al hueso, por lo que aplicado a la implantología podría ser una revolución para el sector. Este fenómeno se denomina oseointegración.

Actualidad

Desde entonces y hasta nuestros días se ha utilizado el titanio como manera de fijación, con una raíz en forma de tornillo para un mejor agarre, aunque esta medicina sigue en constante avance, con nuevas técnicas, herramientas y métodos implantológicos.

¿Qué tipos de anestesia hay?

Los diferentes tipos de anestesia ayudan a que la visita al dentista no se convierta en una tortura. La sensibilidad en los dientes o los dolores son motivos para utilizar anestesia durante el desarrollo de los tratamientos odontológicos. Para la administración de la anestesia, el especialista debe tener en cuenta el historial médico del paciente y de esta manera saber qué tipo de anestesia aplicar.  Existen diferentes tipo de anestesia que a continuación detallamos brevemente.

tipos de anestesia dentista odontologo barcelona

Spray, crema o gel anestésico

Este tipo de anestesia es de uso tópico, se utiliza para evitar el dolor propio del pinchazo. El spray, crema o gel anestésico adormece la zona donde se va a aplicar la anestesia local.

Anestesia bucal local

La anestesia bucal es la técnica más utilizada por los odontólogos ya que es utilizada para eliminar la sensibilidad de la boca. Se puede aplicar para cualquier tratamiento creando así una disminución del dolor o molestias hacia el paciente.

Incluso se puede aplicar en higienes dentales si el paciente tiene mucha placa dental en los dientes. Se realiza esto con el objetivo de minimizar los dolores del paciente.

Sedación leve

Esta técnica se utiliza mediante la aplicación de óxido nitroso haciendo uso de mascarilla, siendo así inhalada en lugar de ser inyectada. De esta manera evitamos usar aguja y pinchar al paciente.

Esta sedación permite al paciente permanecer consciente mientras dura el tratamiento. Esta técnica se suele utilizar en especialidades como la periodoncia ya que son tratamientos en los que experimentas más molestias.

Sedación consciente

Para este tipo de anestesia en importante tener un gabinete equipado especialmente para ello, así como un médico anestesista especializado. Se puede aplicar en cualquier tratamiento, pero los más frecuentes suelen ser cirugías de implantes.

Se puede suministrar a través de una vía intravenosa o inhalatoria. Es una de las mejores opciones cuando el paciente conlleva una sensación de miedo o ansiedad al dentista y ante el procedimiento quirúrgico. Siempre se aplica junto con la anestesia bucal local.

Anestesia general

Este caso es de los menos comunes ya que no se puede realizar en una consulta, es obligatorio realizarse en hospitales especializados porque conlleva la sedación general del paciente.

 

Sabes que para tus revisiones mensuales o anuales siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: Consejo de Dentistas

¿Sabes por qué se utiliza el titanio en los implantes dentales?

Los implantes dentales pueden estar hechos con titanio, material altamente utilizado por ser totalmente biocompatible, permitiendo un porcentaje de éxito (en los tratamientos) de un 98%. Los implantes dentales de titanio son una alternativa ideal para la reconstrucción de la sonrisa, pues sustituye cualquier pieza dental perdida o que se encontrara en mal estado.

La fabricación del titanio se basa en diversos estudios científicos relacionados a la osteointegración confirmando la seguridad y calidad del implante en la cavidad bucodental. El implante dental es únicamente el tornillo que se inserta dentro del hueso maxilar y cuando se integra dentro del hueso es necesario fijar una prótesis que desempeñará la función de diente.

implantes dentales titanio

Propiedades y razones del uso de titanio en implantes dentales

El cuerpo del implante dental se fabrica en titanio (llamado “tornillos de titanio” de manera informal) y la razón principal por la que se usa este material es por su biocompatibilidad permitiendo que el proceso de osteointegración se desarrolle de manera correcta entre el organismo del paciente y la superficie del aditamento.

Entre otras características del titanio se encuentra su elevada resistencia al óxido y demás procesos químicos; es ligero, resistente a ataques químicos y a la corrosión especialmente en la cavidad bucal. Asimismo, como especialistas en el trabajo con implantes dentales es importante señalar que el uso de estos aditamentos permite un tratamiento eficaz sin que aparezcan inflamaciones ni reacciones adversas ante cuerpos extraños.

El titanio en el implante dental ofrece características mecánicas idóneas para soportar idealmente cualquier acción funcional al que sea sometido como comer o beber.

La importancia del tratamiento de superficie del titanio

Para construir la mejor superficie, las principales marcas de implantes dentales desarrollan estudios todos los años. Para esto, realizan tratamientos de superficie del implante de titanio para incrementar el éxito de su osteointegración. Este punto es de gran importancia.

Para mejorar la fijación del implante de titanio se han ido cambiando las superficies. Se han realizado superficies rugosas mediante ataque ácido de la superficie con el fin de aumentar la superficie real de contacto entre el hueso y el implante de titanio.

 

Si estás averiguando o necesitas un tratamiento de implantología de uno o más dientes sabes que cuentas con nosotros 😉 pero primero tendremos que hacer un diagnóstico y planificación según sea tu caso.

Fuente: Consejo de dentistas