Teléfono gratuito
atención al paciente

900 131 002

LLAMA GRATIS

Primera cita gratis

3 Curiosidades sobre los piercings orales

Los piercings orales datan de hace siglos y se suelen relacionar con la capacidad de tolerar el dolor en las tribus. En otras culturas se asocia a técnicas decorativas y se dice que en la antigua Grecia se colocaban en los esclavos  sexuales.

En la antigüedad, para que los compradores de esclavos perdieran interés en algunas mujeres esclavas, se les perforaba el labio y se les infería una joya plana, llegando a arrancar algunos dientes, para que los comerciantes perdieran interés por esa “deformación”.

Existen varios tipos de piercing oral: en la lengua, que se pueden poner de varias formas (central, punta de la lengua, etc.) pero también se pueden poner en las encías (superior e inferior), labios (superior en inferior, tanto en los laterales como centrales) mejillas y finalmente  podemos encontrar piercings
dentales.

¿Conoces el origen del cepillo de dientes?

¿Te has preguntado cómo se llegó a inventar el cepillo de dientes? ¿Cómo fue incrementando la importancia de la salud dental en la historia humana?

Origen del cepillo de dientes en la antigüedad

A medida que el ser humano fue evolucionando en sus hábitos de alimentación se dio cuenta que debía incluir prácticas de higiene bucodental para mantener su dentadura a través de los años. Las civilizaciones de Egipto y Babilonia fueron precursoras en este ámbito con el uso del “Miswak” o “Siwak”, un utensilio predecesor al cepillo de dientes que se trataba de una pequeña rama extraída del árbol Salvadora Persica (con propiedades antisépticas) la cual se mordisqueaba hasta ablandarse como un cepillo, mientras que la otra punta se utilizaba con mondadientes.

cepillo de dientes dentista

Invención del cepillo de dientes

Según la Asociación Dental Americana, el inventor del cepillo de dientes fue un emperador chino hacia el año 1498, quien puso pelo de cerdo salvaje en un mango de hueso. Este instrumento fue evolucionando en el tiempo y con las rutas comerciales llegó el cepillo de dientes a Europa, pero debido a la dureza de las cerdas generaba rechazo, por esto no se utilizaron hasta el siglo XVII modificado con cerdas de caballo volviéndolos cepillos de dientes más suaves. Fue un instrumento utilizado por la realeza y clases altas pues el coste era demasiado elevado.

El cepillo de dientes como lo conocemos hoy en día llegaría en el siglo XX (sobre el año 1938), con la aparición del nylon descartándose así las cerdas de origen animal que favorecían, a la transmisión de bacterias y desinfectarlo con agua hirviendo ablandaba demasiado el cepillo y éste quedaba inservible.

Cepillo de dientes de nylon

El nuevo cepillo de nylon presentaba muchas ventajas que su anterior versión:

  • Secado rápido
  • Disminuía el riesgo de bacterias
  • Disminuía el riesgo de infección
  • Material duro y a la vez flexible
  • Mayor efectividad entre los dientes

 

Posteriormente, llega el cepillo eléctrico que se une a la variedad de cepillos de dientes que han seguido evolucionando a lo largo del tiempo con el objetivo de optimizar la higiene bucodental según cada caso. Es importante resaltar que los buenos hábitos de higiene son primordiales pues, eso sí, ningún cepillo hará magia sino mantienes una higiene dental diaria y realices tus visitas anuales al dentista. En este punto ya sabes que cuentas con nosotros 😉

Fuente: ICOEV

No escondas tu ortodoncia, los brackets están de moda

Las modas no dejan de sorprendernos, y lo que siempre nos ha parecido algo ridículo o puramente funcional de repente se convierte en super trendy, es el caso de los brackets, que junto a las desacreditadas gafas de pasta, están de moda ahora más que nunca.

moda brackets

Los hipsters volvieron a poner de moda los tirantes y los pantalones de pana, los nerds viralizaron la moda de las gafas de pasta y ahora ser un «gafapasta» es lo más cool, y así con muchas modas que no dejan de sorprendernos continuamente.

Una de las últimas y sorprendentes modas es lucir brackets, y tanto celebrities como reconocidos famosos se han lanzado sin miedo a lucir ortodoncia tradicional.

Siempre pasa, a raíz de ver al famoso de turno con ortodoncia, esa a la que tuvimos auténtico pánico en los 80 y 90, muchos adultos que ya pasan de los 30, se han lanzado a lucir brackets metálicos.

Podemos ver por ejemplo a La Reina Doña Letizia y a su madre, a los deportistas Pau Gasol o Cristiano Ronaldo, a los actores Tom Cruise o Nicolas Cage, y así infinidad de celebrities han usado brackets para mejorar su apariencia estos últimos tiempos.

La ortodoncia, ya sea tradicional o invisible, fija o extraíble, mejora la estética dental y facial y como cualquier tratamiento de belleza y salud, aumenta la calidad de vida de cualquier persona.

Tener una sonrisa perfecta nos hace más felices, está comprobado.

Además los tratamientos han mejorado mucho, en cuanto a tecnología y materiales, es más, de ortodoncia tradicional hemos pasado a la famosa ortodoncia invisible, una férula adaptada a la dentadura de cada paciente, que es casi invisible y que además es muy cómoda porque es extraíble.

No esconder los dientes cada vez que sonríes es signo de seguridad, las personas seguras de sí mismas triunfan más y son más felices, por eso podemos entender que la bracketmania haya llegado a jóvenes, no tan jóvenes y a celebrities, porque nuca es tarde para lucir unos dientes de Hollywood, que se lo digan a Madonna.

Seguro que tienes algún amigo de esos a los que catalogas como «el moderno», que se ha puesto brackets a sus treinta y tantos, y como diría cualquier abuela, nunca es tarde si la dicha es buena.

Si tu deseo es lucir mejor sonrisa, no te lo pienses, ve a una de nuestras clínicas donde uno de nuestros profesionales te aconsejará sobre qué tecnología de ortodoncia es mejor para tu caso, y que no te preocupe tu economía, porque con nuestros exclusivos planes de financiación puedes conseguir la sonrisa que quieras.

La cirugía maxilofacial

Es la rama de la odontología que trata afecciones de la boca, la cara y demás estructuras faciales, causadas por un tumor, un trauma, o el propio envejecimiento. A su vez, está muy relacionada con la cirugía plástica, la neurocirugía y la otorrinolaringología. Dicha especialidad abarca gran variedad de procedimientos. Incluye  desde extracciones corrientes como las de las muelas del juicio hasta complejas intervenciones, como reconstrucciones estéticas, extracción de tumores, reconstrucción o la colocación de prótesis.

Implantología
Cirugía maxilofacial

Un dentista no es lo mismo que un cirujano maxilofacial. El dentista se ocupa de todo lo vinculado a los dientes, implantes o protésis, enfermedades de las encías, mejora de la posición dentaria y otras dolencias orales. Por otro lado el cirujano maxilofacial, aunque trata las mismas zonas que el dentista, se especializa, como su nombre indica en la cirugía que va desde injertos óseos o extracciones dentales complejas. También incluye en su área de desarrollo la colocación de los implantes dentales.

Los grupos de patologías de los que se encarga el cirujano maxilofacial son:

Cirugía oral e implantes dentales: la que se encarga de cualquier intervención de boca, desde una extracción de muelas del juicio hasta la colocación de implantes

Cirugía ortognática: destinada a la reconstrucción y corrección de anomalías y deformidades de tamaño, forma y posición de las bases óseas de las estructuras maxilomandibulares.

Tumores en cabeza y cuello: encargada de la extirpación del tumor y de la cirugía reconstructiva de tumores benignos y malignos que aparezcan es esa zona del cuerpo.

Traumatismos faciales: pueden ser fracturas faciales que afectan a la funcionalidad y la estética, fracturas del maxilar superior o la mandíbula que alteran la relación entre los dientes superiores e inferiores, y las fracturas de órbita, que afectan a la visibilidad del ojo.

Mucosa oral: son tejidos que revisten el interior de la boca que pueden sufrir alteraciones, por ejemplo durante el embarazo.

La odontofobia: miedo extremo al dentista

Uno de los miedos más comunes en la sociedad

¿Pospones una y otra vez tu visita al dentista? 

Estas empezando a sentir dolor, pero buscas cualquier motivo para seguir atrasando la cita al consultorio dental. Típica situación que encontramos entre familiares y amigos. Un poco de ansiedad previamente a acudir al dentista es normal, ya que la boca es una zona muy sensible. Sin embargo, la odontofobia es el miedo extremo que conlleva a desarrollar otras conductas pues es uno de los miedos irracionales más comunes que existen en nuestra sociedad.

Si la odontofobia no se evidencia a tiempo puede desencadenar muchos problemas de salud bucodental a lo largo de la vida. ¿Cómo sabemos que es una fobia? Si este miedo persiste por más de 6 meses aproximadamente es considerado una fobia.

¿Sientes miedo a acudir al dentista?

Muchas personas padecen de miedo o ansiedad en el momento que deben acudir al dentista. Actualmente existen alternativas para poder hacer menos «tortuosa» o difícil la visita a tu centro médico dental. Dependiendo del tratamiento o el tipo de daño que tienes, el dentista tendrá ciertos cuidados a la hora de manipular la zona bucal. Para ello existen los diferentes tipos de anestesia, local leve o más intensa, asimismo la sedación consciente es una forma de llevar a cabo los tratamientos de manera segura y liberando al paciente de sus miedos.

Odontofobia

¿En qué consiste la sedación consciente?

Este tipo de sedación consiste en disminuir de forma eficiente la tensión nerviosa y la ansiedad del paciente durante el tiempo que dura el tratamiento. Esta alternativa es una vía que ayuda a que el desarrollo del tratamiento sea tranquilo y óptimo. Durante la sedación consciente, el paciente preserva la capacidad de respuesta verbal y puede hablar con el odontólogo siempre que lo requiera. La sedación consciente se presenta como una opción para conllevar la visita al dentista y amenguar la odontofobia siempre que las circunstancias del tratamiento lo requieran.

 

¿Existe la odontofobia en niños/as?

Los niños y niñas también pueden sufrirla ya que para algunos es una novedad y les genera un desconocimiento muy grande. Para poder rebatir este desconocimiento en los niños es importante educarlos explicándoles qué sucede en el dentista, sin sorpresas. Asimismo, es primordial que acudan desde pequeños al centro médico dental con sus padres con la intención de que éstos lo vean como algo que forma parte de la rutina y vital para su salud bucodental. Esta dinámica ayudará a que los niños y niñas normalicen las visitas al dentista durante su vida.

Ya sabes que para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV

Te contamos cuál es el origen de la pasta dentífrica

Una sonrisa bonita y una dentadura sana han sido consideradas importantes desde siempre, de ahí que el origen de la pasta dentífrica para una correcta salud bucodental se remonte miles de años.

 La primera pasta de dientes data de la época egipcia y fue conocida como clisterate.

Los egipcios fabricaban esta arcaica pasta mezclando piedra pómez pulverizada, sal, pimienta, agua, uñas de buey, cáscara de huevo y mirra.

La cultura grecorromana heredó esta costumbre, e incluso decidieron usar su propia orina a modo de colutorio, ya que se creía que contenía propiedades blanqueadoras.

Los árabes empleaban arena fina, hasta que se dieron cuenta de que esa práctica era altamente abrasiva para el esmalte de sus dientes.

Los mayas hacían uso de distintas técnicas y brebajes. Empleaban sustancias de origen vegetal y animal, como por ejemplo raíces, que apretaban contra los dientes para tratar diversas afecciones. A modo de analgésico, usaban un bálsamo elaborado con cenizas de iguana.

Pasta dentrífica

En 1850, Washington Sheffield Wentworth, un cirujano dental y farmacéutico inventó la primera pasta de dientes, pero fue su hijo el que optó por envasarla en tubos metálicos, similares a los de la actualidad, e intentar comercializarla. Aunque hasta 1856 no se empieza a distribuir tal y como lo conocemos hoy.

Es en 1901 fue cuando se empezó a investigar en odontología el uso del flúor, aunque hasta 1914 no se empiezan a elaborar dentífricos que contengan dicha sustancia.

Actualmente, el deseo de lucir una sonrisa bonita y saludable ha dado lugar a una amplia variedad de pastas dentífricas, elaboradas con distintos agentes, según su finalidad: acabar con el sarro y la placa bacteriana, blanquear nuestra sonrisa o reducir la hipersensibilidad dental.

Aunque parezca increíble hay mucha gente que no tiene el hábito de cepillarse los dientes diariamente. Un acto tan fácil y simple de realizar a muchos les da pereza hacerlo. Y esto puede llevar a tener consecuencias funestas para la salud bucal y dental: sarro, caries, gingivitis, mal olor…

¿Qué es la odontopediatría?

Es la rama de la odontología enfocada a la salud bucodental de niños y adolescentes. Esta época es la idónea para detectar, prevenir y poner solución a posibles patologías futuras.

  • La primera visita debe realizarse una vez que salgan las 20 piezas temporales o, en su defecto antes de cumplir los 18 meses. Cada vez son más los estudios que demuestran la eficacia de lavar las encías con una gasa, antes incluso de que salgan los dientes. Y una vez que eclosionen, iniciar lo antes posible una correcta rutina bucodental.
  • Los dientes permanentes empiezan a salir en torno a los 6 años, pero hay que prestar atención a las caries; la enfermedad bucodental más frecuente entre los más pequeños, pues uno de los principales factores que las provocan es el uso abusivo del chupete.
  • Por otra parte, en lo que respecta a los tratamientos de ortodoncia la edad recomendada para considerar la posibilidad de un tratamiento de ortodoncia sería en torno a los 8 años. Con un buen diagnóstico, los pacientes pueden evitar problemas mayores en el futuro.

En definitiva, el objetivo principal de la odontopediatria es detectar posibles afecciones lo antes posible para conseguir que nuestros pacientes más jóvenes lleguen a su madurez con una sonrisa correcta y sana.

Tengo la lengua blanca, ¿por qué?

El hecho de tener la lengua blanca, pastosa o con un sabor desagradable es algo muy común. Puede ser síntoma de que algo no anda bien en nuestro organismo, pero en general, todas ellas pueden solucionarse fácilmente en casa siguiendo algunas sencillas pautas. Te contamos las causas que pueden blanquear tu lengua y te proponemos varias soluciones que puedes llevar a cabo en casa.

 Una lengua sana debe presentar un color entre rosado y rojizo, y ha de estar recubierta de una capa de saburra, una secreción estomacal. Debe poderse mover con facilidad y tener un grado de humedad óptimo. Si esto no es así, es que hay algo que está alterando ese bienestar y, debemos ponerle remedio lo antes posible.

Lengua blanca

Las causas de tener la lengua blanca.

En general, tener la lengua blanca está asociado a que algo no anda bien en nuestra digestión, nuestro estómago o nuestro hígado. También, la aparición de aftas en la lengua se asocia con un sistema autoinmune débil cuyas defensas naturales es preciso reforzar.
La detección de distintas patologías en el organismo a través de la lengua está tan extendida que, de hecho, existe una ciencia que diagnostica varias enfermedades a través de la observación de este músculo oral llamada glosodiagnosis.

Las causas de que nuestra lengua tenga un aspecto blanquecino son:

  • Aftas en la lengua o candidiasis oral.Se suele producir cuando estamos bajos de defensas naturales y, además de tener la lengua blanca, padeceremos otros síntomas tales como ardor, mal sabor de boca o dolor al tragar o comer algo muy caliente o picante.
  • Falta de higiene lingual. Existen muchas personas que, aun cepillándose a conciencia los dientes varias veces al día, no cuida en absoluto la higiene de la lengua. En ella se acumulan también bacterias de las que debemos ocuparnos, al igual que hacemos con las del resto de la boca.
  • El tabaco y el alcohol. si eres de esas personas que fuman a diario o beben con asiduidad, seguramente muchas veces has advertido que tienes la lengua algo blanca, te levantas con ella pastosa y un sabor de boca desagradable. Esto es debido a que cuando fumamos o bebemos las bacterias se acumulan aun más si cabe en nuestra lengua. Es más, quizá quieras conocer más sobre el tabaquismo y sus consecuencias.
  • Gastritis o inflamación estomacal.La lengua blanca y espesa es uno de los síntomas más evidentes de que padecemos gastritis. Otros síntomas asociados a esta dolencia pueden ser pesadez estomacal, vientre hinchado, gases, náuseas o pocas ganas de comer.
  • Hígado sucio.En ocasiones nuestro hígado necesita una depuración ya que está cargado de toxinas. La lengua blanca es uno de los síntomas que nos lo indican, además de otros como pesadez en las digestiones, gases, cutis grasiento, estreñimiento, dolor en la nuca, calambre etc.

Eso sí, debes de tener en cuenta que si tu lengua no está blanca pero tienes continuamente la boca seca, sufres xerostomía.

Soluciones para la lengua blanca 

  • Si tu lengua se ha blanqueado debido a una higiene lingual escasa, bastará con que cepilles la lengua suavementeal menos una vez al día para que ésta recupere su color habitual en pocos días. También puedes ayudarte de colutorios con un poco de alcohol para eliminar las bacterias.
  • En los casos en los que la lengua blanca esté acompañada de llagas o de aftas bucales, es muy importanteacudir a nuestro médico, ya que, en algunas ocasiones, las aftas son también un síntoma de algo mucho más grave como, por ejemplo, el cáncer lingual.
  • Consumir a diario un yogur natural fermentado. Aumenta las bacterias buenas subiendo las defensas. Si la lengua blanca es el síntoma de un hígado sucio, será bueno tomar en ayunas zumo de limón solo o con una pizca de bicarbonato, ya que ayuda a limpiar el hígado, al igual que el consumir grandes cantidades de frutas como naranjas, mandarinas y sobre todo piña o papaya, ya que son digestivas y ayudan a eliminar toxinas.
  • Consumir vegetales crudos:espinacas, pimientos, tomates….
Consume también más cantidad de líquidos. El zumo de arándanos es depurativo

 

Si aun siguiendo todas estas recomendaciones tu lengua continúa teniendo ese color blanquecino, lo más sensato y recomendable es que acudas a tu dentista de confianza para que examine toda tu boca y te dé las recomendaciones oportunas.

 

Con qué frecuencia debo acudir a un centro odontológico

Muchas veces la gente no acude al dentista lo que debiera por ignorancia o miedo. No es un plan agradable, por lo que normalmente tratamos de buscar cualquier excusa para retrasar la visita. 

 Nos acostumbramos a convivir con nuestras dolencias, lo que, a la larga, se acaba traduciendo en problemas mucho más serios.

Dentro de la Odontología general hay dos ramas diferenciadas en la prevención de problemas de salud bucodental:

La odontopediatría

Hay que tener en cuenta la importancia de un buen cuidado de la dentadura de un niño. Las visitas al odontólogo tienen que ser periódicas.

Además, hay que tener una buena higienización dental cuidando la profilaxis y el cepillado para prevenir las caries en sus dientes de leche.

Durante el tratamiento habrá un seguimiento para controlar los progresos y asegurarse de una comodidad que encajen en la rutina diaria.

El tiempo necesario para completar el tratamiento varía según la persona y la complejidad del problema dental.

La odontogeriatría

En la salud bucal de las personas mayores, los principales problemas son gingivitis, caries, parodontitis, pérdida de piezas, movilidad y desgaste funcional.

Por eso hay que doblar los cuidados para que los problemas dentales no deriven en generales y afecten más seriamente al organismo.

La prevención es fundamental. 

Unas visitas regulares al dentista pueden ayudarnos, en gran medida, a tener una boca sana y una sonrisa bonita.

En el caso de que la salud bucodental sea la correcta, lo ideal es visitar al dentista 1 o 2 veces al año ya que el proceso de desarrollo del sarro y las caries son, por lo general, bastante lentos.

Acudir con esta periodicidad ayuda a mantener una correcta salud bucodental y reducir el riesgo de posibles enfermedades.

Sin embargo, en el caso de personas con patologías más complejas el seguimiento debe ser bastante más constante. Lo mismo ocurre en el caso de los fumadores, los diabéticos y las embarazadas, ya que el riesgo de padecer alguna complicación es mayor.

En este caso, lo recomendable es acudir, al menos, 2 veces al año o, en su defecto, con la regularidad que considere el dentista.

Consejos

Cumplir con estas visitas es pieza clave para una correcta salud bucodental, ya que un cuidado preventivo es decisivo para evitar tratamientos largos, costosos e invasivos.

Hábitos perjudiciales para una correcta salud bucal

Aunque tengamos bien adquiridas las pautas de higiene bucodental, hay una larga lista de costumbres inconscientes y hábitos perjudiciales para una correcta salud dental.

 

  1. Morderse las uñas:este hábito, tan frecuente en personas nerviosas, aumenta la cantidad de bacterias de la boca, afecta a la capacidad de la mandíbula y produce un importante desgaste dental.
  2. Fumar, tomar café y té:la nicotina, la teína y la cafeína amarillean, manchan y dañan seriamente el esmalte dental. El consumo de estas sustancias es mucho más frecuente de lo que debería.
  3. Beber bebidas carbonatadas:los refrescos contienen gran cantidad de azúcares y ácidos, altamente perjudiciales para nuestra salud bucodental. Un consumo abusivo puede dañar el esmalte, aumentando el riesgo de sufrir caries y sensibilidad dental.
  4. Abrir cosas con los dientes:muchas veces, por comodidad o por no tener a mano otra cosa, optamos por usar nuestros dientes para abrir cualquier tipo de envase. Con esta práctica aumentamos la posibilidad de sufrir desplazamientos, fracturas o desgaste de las piezas dentales.
  5. Cepillar los dientes con movimientos horizontales:la técnica y dirección adecuadas para llevar a cabo una correcta limpieza bucodental consiste en movimientos circulares en sentido vertical. Hacerlo de otra forma puede resultar muy perjudicial.
  6. Amortizar demasiado el cepillo:tanto en el caso de los tradicionales como de los eléctricos, su duración es de tres meses. Una vez pasado este tiempo, hay que comprar otro cepillo u otro cabezal. Los motivos son: la pérdida de eficiencia y la creación de depósitos de bacterias.
  7. Cepillarse los dientes justo después de comer:desde pequeños nos acostumbraron a lavarnos los dientes justo al terminar de comer. Pero ese hábito no es tan beneficioso. ¿Por qué? Porque al comer o beber, el PH de la boca disminuye y aumenta el nivel de acidez, por lo que si nos cepillamos inmediatamente potenciamos el efecto negativo del ácido de nuestros dientes. En cambio, si lo hacemos 20-30 minutos después de comer, habremos dado el tiempo suficiente a nuestra saliva para que reduzca la acidez.
  8. La dermatofagia: es el hábito inconsciente de mordernos la parte interna de la mandíbula. Puede provocar heridas, llagas o incluso serias infecciones bucodentales.

Consejos

¿Cepillos eléctricos o tradicionales?

Los cepillos eléctricos han sufrido una popularización exponencial en los últimos años. Pero ¿son más efectivos que los cepillos tradicionales?

Cada vez son más los estudios que demuestran que la elección del cepillo de dientes es secundaria, pero hoy queremos contaros las ventajas y desventajas de cada uno de ellos, comparando ambos.

Cepillo de dientes

Cepillos eléctricos:

– El esfuerzo con estos cepillos es mínimo. Conseguirás buenos resultados en poco tiempo. La limpieza bucal y el cuidado de las encías es más profunda con los cepillos eléctricos.

– El modelo eléctrico más efectivo es aquel que alterna una dirección y otra, ya que elimina mayor cantidad de placa bacteriana, consiguiendo una limpieza profunda y efectiva.

– Otra ventaja es la resistencia que ofrecen a la abrasión de las piezas dentales, gracias a su mecanismo regulador de la intensidad.

– Las principales desventajas son el precio, la incomodidad a la hora de llevarlos de viaje y la atención que hay que poner en la carga de la batería.

Cepillos tradicionales: 

– No requieren pilas ni baterias, por lo que son la opción más cómoda y fácil de transportar. Nunca te faltarán opciones. Existe una gran variedad de modelos con distintos tipos de fibras, colores y tamaños.
- La recomendación para estos cepillos es la misma que para los cabezales de los eléctricos: cambiarlos pasados 3 meses.

– Son la opción más adecuada si existe o ha existido recientemente alguna afección bucodental.

– El principal inconveniente es el tiempo que invertimos en nuestra higiene bucal. Hacerlo rápido y mal, no es suficiente. Es necesario dedicar el tiempo necesario, nunca menos de dos minutos, después de cada comida.

– Otra desventaja de los cepillos manuales es el riesgo de erosión, ya que la intensidad con la que nos cepillamos los dientes, generalmente, es mayor.

 

Ante cualquier duda a la hora de decantarte por un cepillo eléctrico o uno tradicional, te recomendamos consultar con tu dentista. Él te aconsejará sobre la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Chupete ¿beneficioso o perjudicial?

El chupete es el accesorio por excelencia de los bebés, pero debemos tener cuidado con el tiempo que permanecen haciendo uso de él. Durante muchos años ha sido considerado un elemento perjudicial, pero recientes estudios han matizado esta teoría.

Esta goma no es perjudicial, incluso muchos expertos la tildan de beneficiosa, ya que ayuda a reducir el dolor causada por la eclosión de las piezas dentales, al tiempo que reduce su ansiedad en momentos de hambre o sueño.

El problema llega con el abuso. Es recomendable evitarlo durante sus dos primeras semanas de vida, ya que es preferible que se acostumbre al proceso natural de lactancia.

Odontopediatria

Lo recomendable sería empezar a prescindir de él a partir del segundo año. De no ser así, su uso abusivo puede provocar multitud de complicaciones a nivel bucodental. Algunas reversibles, otras no.

Cuando se superan las 6h. horas de, lo que los especialistas conocen como succión no nutritiva, el riesgo de complicaciones en el futuro aumenta.

Se ha demostrado que cuando se superan las 6h. horas de, lo que los especialistas conocen como succión no nutritiva, el riesgo de complicaciones en el futuro aumenta. Se produce la activación de algunos músculos faciales, estrechando la boca, de manera que los dientes de arriba tienden a separarse y a desplazarse hacia delante, mientras que los de abajo se retraen hacia atrás.

El resultado es la reducción del tamaño del paladar, lo que afecta a su capacidad respiratoria y puede acarrearle serios trastornos dentales.

A su vez, los colmillos pueden descolocarse, perdiendo su paralelismo, dando lugar a lo que se conoce como mordida abierta, mientras que la mandíbula superior e inferior pueden perder su paralelismo, causando lo que conocemos como mordida abierta.

Otra complicación que puede darse en los más pequeños es lo que se conoce como caries de biberón, a consecuencia de la mala costumbre de mojar el chupete en azúcar.

En conclusión, el uso del chupete está justificado siempre que no se prolongue en exceso. La desviación de las piezas dentales implica ortodoncia y otras posibles consecuencias perjudiciales como la otitis, por lo que controlar el uso de este accesorio es fundamental para el buen crecimiento de los infantes.

Cómo perder el miedo al dentista

Muchas personas reconocen tener miedo a la hora de acudir al dentista. Varios estudios han demostrado que se trata de una de las fobias más habituales entre la población.

Como consecuencia, mucha gente evita o retrasa la visita al odontólogo, lo que repercute negativamente en su salud bucodental, convirtiéndose en un circulo vicioso del que es complicado salir.

Lo primero, busca un dentista que te trasmita confianza, que te haga sentir cómodo, a gusto, tranquilo. Pide recomendación si es necesario, a tu familia y amigos. Una vez que des con el especialista adecuado, explícale tu miedo, verbaliza tu fobia en la primera consulta. No te preocupes, te entenderá. Habla con él antes, durante y después de la consulta. Conocer el procedimiento y recibir información, seguramente te ayude a sentirte más cómodo.

Empieza por algo sencillo, es decir, una revisión o limpieza dental. Poco a poco podrás ir enfrentándote a tratamientos más complejos. Cuando llegue el momento piensa en los avances tecnológicos que permiten que la mayoría de los procedimientos resulten prácticamente indoloros. Las herramientas que usan actualmente, los profesionales dentales, nada tienen que ver con los aparatos rudimentarios de antaño.

 

Evita comidas, bebidas y sustancias estimulantesOpta por técnicas de relajación que puedan ayudarte a tener una experiencia más agradable y trata de distraerte haciendo uso de distintos elementos. Muchos reconocen que escuchar música o ver la televisión de la consulta, les tranquiliza y les ayuda a convertir la visita en una experiencia más agradable.

A pesar de todo esto, lo más importante es ser plenamente conscientes de nuestro miedo, no mirar hacia otro lado. Es fundamental tener una actitud positiva que nos ayude y motive a buscar la forma de vencerlo. Recuerda que acudes al dentista para mantener tus dientes sanos y evitar complicaciones mayores. Más que si puede doler o no, hay que pensar en los beneficios y en los resultados.

 

El arte (obligatorio) de cepillarse los dientes

Aunque parezca increíble hay mucha gente que no tiene el hábito de cepillarse los dientes diariamente. Un acto tan fácil y simple de realizar a muchos les da pereza hacerlo. Y esto puede llevar a tener consecuencias funestas para la salud bucal y dental: sarro, caries, gingivitis, mal olor…

Para evitar la formación de esa dañina placa dental llena de gérmenes y residuos alimenticios mezclados, solo necesitamos cepillarnos bien los dientes. Al lavarnos los dientes después de comer conseguimos también un aliento fresco.

Además unos dientes limpios te hacen sentir y lucir mejor porque tu aliento es fresco y tu sonrisa agradable.

Pero luego hay que cepillarse bien y diariamente los dientes. Los especialistas aconsejan de cepillarse los dientes de dos a tres veces tras las comidas. Hay que tener en cuenta los tiempos y la manera de hacerlo:

Los dientes no deben lavarse hasta media hora después de comer

Cepillarse los dientes inmediatamente después de comer es uno de los errores más extendidos. Si hacemos esto frotaremos el ácido, el mayor enemigo de nuestros dientes, contra éstos, haciendo que su efecto sea más intenso y duradero.

Según demostró un estudio publicado en 2004 en la revista General Dentistry, si nos cepillamos los dientes justo después de comer el proceso se intensifica, pues repartimos el ácido por toda la boca y, además, empujamos éste contra los dientes.

Por el contrario si nos cepillamos después de 30 minutos la saliva de nuestra boca hará que disminuya el nivel de acidez sin frotar estas sustancias contra nuestros dientes.

Tras las comidas lo mejor es enjuagarnos la boca con agua (o colutorio): En vez de lavarnos los dientes, lo mejor que podemos hacer tras una comida es enjuagar la boca con agua, que hará que los niveles de pH se sitúen dentro de la normalidad.

Debemos barrer los dientes, no fregarlos

A la hora de lavarnos los dientes nuestro objetivo debe ser eliminar los restos de comida y los microbios, no extenderlos por la boca.

La manera correcta de cepillarse los dientes es de arriba a abajo, no de derecha izquierda, pues de esta forma no corremos el riesgo de llevar la porquería debajo de la encía, lo que genera sarro y gingivitis.

No abusar con la pasta de dientes

Si usamos demasiada nuestra boca se llena de espuma, provocando una sensación de limpieza que no tiene por qué ser real. Se recomienda hacer una primera limpieza sin pasta de dientes.

Es obligatorio lavarnos siempre los dientes antes de ir a la cama

Cepillarse los dientes antes de acostarnos es básico para mantener una correcta higiene bucal, pues es el momento del día en el que el lavado es más necesario.

Por la noche salivamos menos y las sustancias cariogénicas campan a sus anchas por nuestra dentadura, por ello es imprescindible que las eliminemos por completo antes de ir a la cama.

Cepillado de dientes

Los tratamientos de estética dental más populares entre los famosos

Que no te engañen las apariencias, nadie nace con una sonrisa diez, si no que se lo pregunten a los famosos. Las celebrities viven de su imagen y en consecuencia no dudan en hacerse tratamientos estéticos para lucir una sonrisa perfecta. Te contamos los más populares.

 Los tratamientos estéticos dentales se pueden utilizar para enderezar, aclarar, reformar y reparar los dientes, tratamientos que incluyen carillas, coronas, puentes, empastes del mismo color del diente, implantes o blanqueamiento dental.

Son tratamientos sencillos, indoloros y se pueden realizar en una sola sesión sin necesidad de desgastar los dientes, logrando resultados 100% efectivos. Los especialistas en retocar estéticamente cualquier elemento de la boca son los odontólogos estéticos.

Nuestras celebrities más famosas como Patricia Conde, Elsa Pataky, Penélope Cruz, Dani Martín o Paula Echevarría, no han dudado en utilizar estos tratamientos para conseguir una imagen impecable. Estos son algunos de los tratamientos estéticos a los que se han sometido:

Carillas dentales

Una carilla es un tratamiento estético dental que consiste en una capa de material colocada sobre un diente. Existen dos tipos principales de carillas: compuestas y de porcelana, éstas últimas son las más comunes entre los famosos.

Una carilla compuesta se puede colocar directamente o puede fabricarse indirectamente por un técnico especializado en un laboratorio dental, para luego pegarse al diente, generalmente usando un cemento de resina como Panavia. Por el contrario, una carilla de porcelana solo puede fabricarse indirectamente.

Blanqueamiento dental

Existen varios métodos para blanquear los dientes. Se puede comprar productos blanqueadores en una farmacia o seguir las indicaciones de tu dentista. Estos productos contienen peróxido de hidrógeno, que provocan que el oxígeno entre en el esmalte dental, aclarándolos.

Otro método es usar láser para conseguir este resultado, en Institutos Odontológicos utilizaqmos la tecnología patentada Philips Zoom®, y conseguimos blanquear los dientes del paciente en menos de una hora en una sola sesión.

Pero lo mejor para el blanqueamiento está en la prevención y el cuidado del esmalte. Descubre nuestro tratamiento de blanqueamiento dental por fotoactivación, y consigue una sonrisa perfecta en una hora.

Ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible es el único tratamiento que ofrece la innovación, los estudios clínicos y la tecnología necesarios para controlar con precisión el enderezamiento de los dientes. Los aparatos fijos y otras soluciones basadas en aligners transparentes no pueden competir con esta tecnología.

Este método endereza los dientes de forma progresiva y sin necesidad de alambres ni brackets, al contrario de lo que ocurre con los aparatos fijos. De esta forma, no incorporan ningún componente metálico y son prácticamente invisibles.

A diferencia de los aparatos fijos, se pueden poner y quitar según sin necesidad de un profesional dental. Por tanto, su uso facilita la limpieza correcta de los dientes y las encías, sin limitar el tipo de alimentos que se pueden comer.

¿Cómo conseguir una sonrisa de celebrity?

Sabemos que los tratamientos dentales no están al alcance de todos, pero ahora con las diferentes ofertas y planes de financiación puedes conseguir una sonrisa perfecta. ¿A qué estás esperando?

Blanqueamiento dental

Remedios caseros para eliminar las llagas en la lengua

Existen diferentes remedios caseros para las llagas en la lengua que puedes utilizar para que desaparezcan y paliar además el dolor:

  • Glicerina: las úlceras o llagas en la lengua se pueden curar muy rápido utilizando glicerina. Aplica regularmente glicerina en las partes afectadas de la lengua y verás una gran mejoría en muy poco tiempo. No sólo reduce las lesiones, sino que también ayuda a aliviar el dolor de manera eficaz.
  • Agua con sal:Haz gárgaras y enjuágate con sal diluida en agua tibia. El agua salada es perfecta para la limpieza y desinfección de la boca, por lo que utilizándola conseguirás acelerar el proceso de curación. Realiza gárgaras y enjuagues con el agua salada unas cuatro o cinco veces al día para notar sus beneficios.
  • Papaya:la papaya es conocida por ser uno de los remedios caseros para las llagas en la lengua más útil.  Incluir la papaya en tu dieta diaria cuando sufres de úlceras en la lengua te ayudará a conseguir que desaparezcan lo más rápido posible.  Otras frutas como el plátano verde y las manzanas también son excelentes remedios caseros contra las úlceras de la lengua.
  • Cúrcuma con leche:beber un vaso de leche tibia mezclada con media cucharadita de cúrcuma dos veces al día ayuda a curar el dolor y las llagas de la lengua más rápido. Esto porque la leche provee al cuerpo de algunos nutrientes necesarios en el proceso de curación, y la cúrcuma es conocida por su gran poder antibiótico.
  • Vitamina C:consumir alimentos con vitamina C puede ser muy beneficioso para terminar con estas indeseables y molestas úlceras. Verduras como los pimientos, el brócoli, todos los cítricos o la piña contienen cantidades ingentes de esta vitamina.

Consejos 

Consejos si tienes llagas en la lengua

Mientras aplicas estos remedios caseros para las llagas en la lengua y consigues que desaparezcan, es conveniente que sigas al pie de la letra estos consejos para que no se agrave el dolor y no empeoren tus úlceras bucales.

  • Mantente alejado de la comida picante y caliente. Este tipo de alimentos agravan las llagas en la lengua y pueden agravar tusensibilidad dental.
  • También debes evitar fumar y tomar bebidas alcohólicas. Recuerda que ya te hablamos del tabaquismoy sus consecuencias.
  • Si puedes pasar sin él, es mejorno tomar café hasta que no se curen.
  • Finalmente, recuerda que para no agravar más las úlceras es importantísimo que mantengas en todo momento una buena higiene bucaly así los remedios caseros para las llagas en la lengua hagan efecto cuanto antes.

 

 

Las lesiones bucales

Cómo reconocer los distintos tipos de lesiones bucales

 Las lesiones bucales son protuberancias o llagas que pueden aparecer en cualquier parte de la boca, lengua, labios, en la parte interna de las mejillas o en las encías. Pueden resultar dolorosas o antiestéticas, con el problema añadido de que pueden tener su origen en otras patologías más graves de origen metabólico, hematológico, endocrino o infeccioso.

Es por ello por lo que se recomienda visitar al odontólogo cuanto antes, sobre todo si la lesión permanece durante más de una semana, para poder revisarla y comenzar a tratar no solo los síntomas, sino también su causa real para que no se reincida.

Consejos dentales

Tipos de lesiones bucales

Existen múltiples tipos de lesiones bucales. Entre las más comunes se encuentran las aftas, leucoplasia, herpes labial y la candidiasis.

 Aftas

Se caracterizan por ser lesiones amarillas o blanquecinas y con un anillo externo rojizo. Son más frecuentes en las mujeres. Es importante resaltar que no son contagiosas. Se pueden confundir con otras patologías como el herpes labial, pero se diferencian porque las aftas se producen en el interior de la boca, mientras que el herpes lo hace fuera de la boca.

A pesar de no conocer la causa real, algunos expertos la asocian a enfermedades inmunológicas (gripe o resfriado) e infecciosas (bacterias o virus). Además, se relacionan con la herencia, el estrés, tabaquismo, cambios hormonales o deficiencia de ciertas vitaminas como B12.

Estas lesiones suelen curarse después de 7 o 10 días, y es común que vuelvan a brotar pasado un tiempo. Los ungüentos tópicos y analgésicos pueden ofrecer un alivio temporal.

Leucoplasia

Son lesiones que tienen el aspecto de una placa blanquecina y espesa que se ubican en las encías, el interior de la mejilla o en la lengua. Surgen por diferentes causas como dientes rotos, mordeduras en la mejilla, tabaquismo o el uso de prótesis dentales. Por lo general el odontólogo suele hacer una biopsia para descartar que sea una lesión de origen cancerosa, a pesar de que su incidencia sea solo del 5% de los casos de leucoplasia.

Para tratar la leucoplasia es necesario suprimir los factores que la causan, como el tabaco o las prótesis dentales.

Herpes labial

Son un conjunto de úlceras o ampollas rojizas y elevadas que luego se tornan costrosas. Aparecen alrededor de los labios y en ocasiones debajo de la nariz. Es causado por el virus del herpes simple, es muy contagioso y una vez manifestado el virus, puede permanecer inactivo de por vida en el cuerpo, provocando infecciones recurrentes.

El paciente puede experimentar sensibilidad, hormigueo, ardor o picor, que son síntomas característicos de esta lesión. En niños se puede confundir con un resfriado, ya que pueden presentar fiebre. Asimismo, se relaciona el herpes labial con cambios hormonales como la menstruación, o el estrés, exposición al sol, fiebre u otras condiciones. Las lesiones suelen durar una semana aproximadamente y aunque el virus no tiene cura, podemos usar analgésicos o antivirales que proporcionen alivio y ayuden a curar más rápido la lesión que es visible.

 Candidiasis

Es una enfermedad de origen micótico provocada por un hongo llamado Candida albicans, el cual se manifiesta con lesiones de tipo placa de color amarillento o blanquecino y se puede ubicar en cualquier zona de la mucosa oral. Se asocia con enfermedades del sistema inmunológico y con el uso de prótesis dentales.

El tratamiento consiste en mantener una correcta higiene bucal, administrar antimicóticos o enjuagues bucales y si la causa es el uso de antibióticos o anticonceptivos orales, se debe reducir la dosis o cambiar el medicamento.

 

Recuerda que es de suma importancia mantener un cuidado bucal apropiado, para evitar las distintas enfermedades que afectan nuestra salud y confianza. En caso de que éstas persistan, no dudes en acudir a un especialista.

¿Cómo afecta tu alimentación en tu salud bucal?

Recomendaciones

 ¿Cuál es la relación entre estos dos ámbitos? Quizás pienses que pueden estar poco relacionados, sin embargo, en la boca empieza el trayecto del aparato digestivo y es tan importante como cualquier otra parte del camino hacia la digestión. Durante esta etapa interviene la masticación, proceso en el cual es importante realizar una correcta deglución para aprovechar los nutrientes para el desarrollo de los tejidos orales durante nuestra vida.

Según la OMS el 60% al 90% de los escolares en todo el mundo tienen caries, es decir la pérdida del tejido de los dientes causada por bacterias. Además, entre un 5% y 20% de los adultos padecen males que pueden ocasionar la pérdida de los dientes, como puede ser la periodoncia (inflamación continua de las encías que causa un daño en el tejido que sostiene los dientes.

Nutrientes vitales para una adecuada salud bucal

Los sustentos necesarios para una salud bucal ideal se reparten en diversos grupos de alimentos. Éstos son:

  • Proteínas:son importantes para la constitución de los tejidos como dientes y encías; se encuentran en alimentos como carne, pescado, pollo y queso.
  • Calcio y vitamina D:vitales para la re-mineralización dental; los encuentras en huevos y almendras, por ejemplo.
  • Verduras: son alimentos sustanciales que incluir en la ingesta diaria aportando fibra, vitamina C y D, hierro y potasio a nuestra salud bucal.
  • Flúor:el agua contiene este mineral y favorece a endurecer el esmalte de los dientes y fomenta la formación mineral.
  • Vitamina C y K:contribuyen a mantener las encías saludables y a la formación de la dentina que es uno de los tejidos duros de los dientes. Estas vitaminas las encontramos en cítricos, fresas, acelgas y espinacas, por ejemplo.
  • Riboflavina (vitamina B12):cuando hay ausencia de esta sustancia se produce una inflamación en la lengua. Este nutrimento se encuentra en champiñones, espinacas y cereales enriquecidos, por ejemplo.

Consejos

Recomendaciones que favorecen la salud bucal y la prevención de caries

  • Mantén la higiene dental diaria adecuada
  • Balancea los carbohidratos y las fibras en tus comidas
  • Alterna el consumo de frutos como limones, naranjas, uvas y fresas
  • Consume alimentos cada 3 horas para disminuir el aumento de ácidos en la boca.

Recuerda que la salud bucal se relaciona con el bienestar general del organismo, tenemos que cuidar lo que ingerimos porque como dicen, realmente, somos lo que comemos. ¡Por esto recomendamos hacer un balance con un estilo de vida saludable por dentro y por fuera con una sonrisa 10! Como siempre, sabes que cuentas con nosotros para cualquier duda o revisión bucal que necesites 😉

Fuente: ADA

¿Cómo llevas tu higiene dental?

5 consejos para el cuidado de tu higiene dental

¡Las vacaciones llegaron! Y con ellas los cambios de hábitos, pero no para tus dientes. Muchas veces en los cambios de tus rutinas diarias pueden traer el riesgo de descuidar tu higiene dental. Sabemos que esto puede suceder y por ello compartimos 5 consejos para no descuidar tu boca y tus dientes este verano.

El sol y el buen tiempo nos puede llevar a aumentar la ingesta de bebidas azucaradas, incrementar el consumo de bebidas con alcohol o a fumar con mayor frecuencia por ejemplo y todo esto te pasa factura en tu salud bucal. ¿Cómo puede afectarte? Puede aparecer mayor placa bacteriana, problemas de gingivitis, inflamaciones de encías o dejar pasar las caries hasta que empieza a doler.

Consejo

5 consejos para no descuidar tu higiene dental

¿Cómo puedes evitar descuidar tu higiene dental este verano? Todo se resumen en buenos hábitos y una adecuada hidratación:

  1. Adecuado cepillado dentalpor lo menos 3 veces al día (o mejor dicho, cada vez que comemos).
  2. Complementar el cepillado dental conseda o hilo dental para eliminar los restos de comida en rincones que el cepillo dental no llega.
  3. Utilizar enjuague bucalcon flúor es ideal en niños y en adultos. De esta manera se mantiene la sensación de limpieza por más tiempo.
  4. Beber agua constantementepara mantener una hidratación adecuada porque no tener una hidratación constante favorece al aumento de placa bacteriana e incluso inflamación de encías o la generación de caries.
  5. Moderar la ingesta de azúcaren general: bebidas azucaras, bebidas carbonatadas, ácidas y bebidas con alcohol porque éstas promueven, a su vez, la generación de caries.
  6. Es importante que tengamos conciencia sobre nuestra salud bucal porque nuestra sonrisa es muy importante en cualquier interacción que tengas durante tu día.

 

Para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV

¿Cómo curar la gingivitis?

Causas, prevención y curación

Cada vez que te cepillas los dientes te sangran las encías y no sabes ¿por qué? Quizás sufras de gingivitis y no lo sabes. La gingivitis es una inflamación en la encía que, afortunadamente, se puede tratar y curar. A continuación, detallamos cómo ocurre, las causas y para cómo prevenir la gingivitis para no llegar a desarrollar una periodontitis.

¿Qué te puede causar la gingivitis?

  • Cuando tienes malas posiciones dentarias, traumas oclusores, obturaciones, etc.
  • Cuando padeces de factores sistémicos, relacionados con el sistema endocrino como por ejemplo mujeres embarazadas o personas con diabetes.
  • Cuando das uso al consumo de determinados fármacos.
  • Cuando existe una carencia alimentaria en el día a día.

curar gingivitis

¿Cómo saber si tienes gingivitis?

Es muy fácil darte cuenta si padeces gingivitis, en este caso se observa enrojecimiento, inflamación y sangrado en las encías. Una vez la localices puedes prevenir que se convierta en periodontitis acudiendo a tu centro dental. Si la gingivitis no es detectada a tiempo puede provocar recesiones de la encía, movilidad dentaria y pérdida de hueso alveolar que da soporte a los dientes.

¿Cómo prevenir y curar la gingivitis?

Puedes prevenir la gingivitis con estos pasos mejorando tu salud bucal.

  • Cepillándote tras cada comida con movimientos circulares, ejerciendo un poco de presión e incidiendo en la parte de las encías obteniendo una buena higiene bucodental.
  • Utilizando hilo dental te ayuda a acabar con los restos de comida entre los dientes y que el cepillo no consigue eliminar.
  • Realizando un enjuague perfecto de tu boca es importante utilizar enjuagues bucales naturales y ecológicos que te ayuden a mantener la boca y los dientes sanos.
  • Llevando una dieta equilibrada: rica en vitamina D que beneficia que te fortalezcan las encías.
  • Acudiendo por lo menos una o dos veces al año al dentista para realizar limpiezas bucodentales y revisiones.
  • Si notas las encías inflamadas puedes utilizar colutorios especiales para favorecer a la desinflamación de las encías, lavar los dientes con suavidad para no irritar más las partes afectadas. Asimismo, recomendamos acudir al dentista para revisar la acumulación de sarro en tus encías, esto favorece al enrojecimiento e hinchazón.

 

Para tus revisiones mensuales o anuales sabes que siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: ICOEV

¿Mojas el cepillo antes de lavarte los dientes?

Prácticas durante la limpieza dental

Quizás formas parte de la gran mayoría que tiene este hábito y no sabes cuando nació. Mojar el cepillo antes de poner la pasta de dientes es una de las prácticas más comunes durante la limpieza dental. Asimismo, poner la pasta de dientes en el cepillo para después mojarlo es otra de las prácticas más conocidas a la hora de lavarse los dientes.

Es mejor poner agua antes o después de la pasta dental

Sin embargo, te has preguntado ¿qué es mejor? Si mojar el cepillo antes o después de agregar la pasta de dientes.

Si bien estos son gestos habituales, lo más recomendable es que el cepillo esté seco o intentar mojarlo lo mínimo posible, es decir sería mejor poner la pasta dental directamente en el cepillo de dientes. Al poner agua se genera la espuma a la que estás acostumbrado, por esto quizás te parece raro no mojar el cepillo de dientes. Sin embargo, mientras más humedad existe disminuye el efecto de la pasta de dientes y no se arrastra la suciedad como debería.

Higiene dental

Igualmente, no hay una ÚNICA forma de lavarse los dientes establecida, por esto continua el debate de si es mejor poner el agua antes (para ablandar las cerdas) o después de la pasta de dientes (para generar espuma). También están los que realizan ambas prácticas o ninguna.

Cualquier sea el caso, como hemos mencionado anteriormente, lo más aconsejable es utilizar la mínima cantidad de agua. Lo más importante es mantener los buenos hábitos de higiene para tener una boca sana: cepillado dental después de las comidas, no olvidar el cepillado en la noche, uso del hilo dental, entre otras prácticas.

 

Sabes que para tus revisiones mensuales o anuales siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: Consejo de Dentistas

La importancia de cepillarse los dientes en la noche ¿Cuáles son las consecuencias de no cepillarse los dientes de noche?

La higiene bucal es la base para obtener una boca saludable. Los expertos recomiendan tres cepillados durante el día, uno después de cada comida, pero no siempre es posible.

El cepillado nocturno, es el más importante.

consecuencias de no cepillarse los dientes de noche

¿Por qué es importante el cepillado nocturno?

Durante tus horas de sueño las glándulas segregan menos saliva de lo habitual, se genera un mayor aumento de bacterias que se acumulan en tu boca. Estas bacterias al no ser eliminadas se van acumulando, provocando así enfermedades en las encías, como, por ejemplo, caries, gingivitis, etc.

El cepillado nocturno nos permite evitar un deterioro de nuestro esmalte que este se obtiene con la acumulación de placa en la boca.

¿Es bueno cepillarse los dientes inmediatamente después de cenar o antes de acostarse? 

Si hemos ingerido un alimento que contienen mucho azúcar, es recomendable limpiarlos lo antes posible. En el caso de ser ácidos limpian la placa bacteriana por tanto no urge su cepillado, puede retrasarse una hora más.

¿Te realizas un cepillado correcto?

Para poder realizarse un buen cepillado bucal, hemos de mover el cepillo de arriba hacia abajo en la parte superior de la boca y de forma contraria en la parte inferior. Para tener una higiene bucal perfecta hay que intentar evitar que se dejen zonas sin limpiar, incluyendo tanto la zona interior de los dientes como la lengua. Y sobre todo cambiar el cepillo de dientes cada tres meses produciendo asó una higiene dental también en los utensilios de la boca.

Como siempre, para tus revisiones mensuales o anuales siempre cuentas con nosotros 🙂

Fuente: Consejo de Dentistas

¿El sangrado de encías como síntoma de Alzheimer?

Un nuevo estudio publicado por la Universidad de Louisville establece la vinculación entre el Alzheimer y la gingivitis, enfermedad bucal que causa la inflamación y el sangrado de las encías.

alzheimer_gingivitis_dentista_barcelona

¿Cuál es la relación entre el sangrado de las encías y el Alzheimer?

El trastorno bucal es generado por la bacteria Porphyromonas gingivalis que, según dicho estudio, han sido encontradas en el cerebro de pacientes fallecidos de Alzheimer. En ensayos realizados con ratones los científicos observaron que la infección bucal causada por esa bacteria, también podía colonizar el cerebro, y estimular la aparición de placas de la proteína beta-amiloide, una de las principales causantes de la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores también identificaron enzimas tóxicas llamadas gingipainas en el cerebro de pacientes con Alzheimer. Las gingipains son unas proteasas tóxicas, que son segregadas por la bacteria. Y se comprobó que existía una correlación entre los niveles de gingipinas y de uno de los marcadores típicos del Alzheimer: la proteína tau.

dolor gingivitis alzheimer dentista barcelona

Las estudios continúan…

Los autores de la investigación aseguran en su estudio: «nuestra identificación de antígenos de gingipaina en los cerebros de personas con enfermedad de Alzheimer y también con patología de esta enfermedad pero sin haber sido diagnosticados de demencia, sostiene que la infección cerebral con Porphyromonas gingivalis no es el resultado de una atención dental deficiente después del inicio de la demencia o una consecuencia de la enfermedad, sino un evento temprano que puede explicar la patología encontrada en personas de mediana edad antes del deterioro cognitivo».

dolor sangrado encias alzheimer dentista barcelona

Si bien la enfermedad degenerativa no es el resultado de una higiene dental descuidada, es importante estar atento/a a este tipo de síntomas en la boca para poder prevenir esta patología u otro tipo de males.

Por esto queremos acompañarte en el camino de tu salud bucodental, estamos a tu servicio.

Fuente: O. Rodríguez

Estudio realizado por: Science Advances

All-On-4, implantología revolucionaria

All-On-Four es un innovador tratamiento de implantología que consiste en la colocación de cuatro implantes de forma inmediata y definitiva, en pacientes que carezcan de la mayoría de las piezas dentales.

Ventajas

Este sistema de fijación inmediata se diferencia de la implantología tradicional al prescindir de la cirugía invasiva.

Apenas admite rechazo ni alergias y evita la realización de injertos óseos. Reduce las molestias en los pacientes, facilita la higiene bucal, mejora el autoestima y abarata los costes. Todo ventajas.

Permite al especialista sustituir todos los dientes de la arcada superior, inferior o de ambas, en una sesión. Los implantes se integran en el hueso mandibular y actúan de raíces dentales, dotando a los implantes de la resistencia y la apariencia de los dientes naturales.

Su longitud es mayor que la de los tradicionales, consiguiendo así una fijación más segura, cómoda y resistente.

Una estructura integrada por dos implantes rectos en la parte delantera y dos inclinados en la parte posterior. La inclinación ayuda a prescindir de los injertos óseos, reduce el riesgo de rechazo del implante y las molestias propias de dicha intervención. La alternativa a la cirugía reconstructiva y la oseointegración.

El mismo día se coloca la prótesis provisional fija, que va atornillada a los implantes, que son de titanio, un material que se integra en el hueso con muy buenos resultados.

A los cuatro o cinco meses, se reemplazará por la prótesis definitiva. Se establecerán una serie de revisiones de seguimiento hasta que las encías cicatricen y los implantes se hayan fijado bien al hueso.

All-On-Four® permite dotar al paciente de dientes fijos de forma inmediata, evitando las incómodas prótesis extraíbles.

Ha tenido mucha aceptación entre los pacientes gracias a los excelentes resultados. Hoy en día, es sin duda la mejor alternativa para conseguir una sonrisa bonita de forma rápida e indolora.

Y no te preocupes, ahora puedes financiar tu tratamiento hasta en 30 meses.

3 Curiosidades sobre el Ratoncito Pérez

El Ratoncito Pérez fue creado por el Periodista Luís Coloma cuando el joven rey Alfonso XIII perdió un diente a los ocho años, con lo que creó un cuento con este  personaje que vivía dentro de una lata de galletas en una famosa confitería.

El Ratoncito Pérez se ha utilizado  por toda España y  Latinoamérica, pero en cada región tiene nombres diferentes, “Ratón”,  “Ratoncito Pérez” o “Ratón de los dientes” entre otros.

El Ratoncito Pérez es diferente en otros lugares. En Irlanda e Italia, es un duende. En Escocia, una criatura mitad hada, mitad ratón, y el “Hada de los dientes” es lo más común en Europa y América.

En otros países no hay personaje, como en Asia, el niño tira el diente al tejado para pedir dientes  “de niño mayor”.

Todas las fases de un tratamiento de implantología

La implantología sustituye a la raíz del diente perdido por una raíz artificial o implante, generalmente de titanio, que se integra en el hueso maxilar uniéndose fuertemente a él para poder colocar la prótesis dental. De esta forma restauramos la salud, la comodidad, la estética de la boca y su funcionalidad.

Implantes dentales
Implantología

Revisión y diagnóstico: si el resultado es favorable, se llevarán a cabo una serie de pruebas de imagen (radiografías, fotografías y escáneres) para comprobar si hay suficiente cantidad de hueso para la colocación del implante y, en caso negativo contemplar la posibilidad de hacer una pequeña intervención para añadir el hueso suficiente para permitir una correcta sujeción.

Primera fase: pasados aproximadamente entre cinco días o una semana, se concierta una nueva consulta para llevar a cabo la primera intervención, apenas dolorosa, que consiste en colocar los implantes de titanio dentro del hueso y suturar los tejidos blandos. El post-operatorio no es apenas doloroso, pero sí hay que cumplir rigurosamente con la medicación recetada, ingerir dieta blanda, no hacer grandes esfuerzos, no fumar ni tomar alcohol y, en caso de dolor localizado usar paños fríos o calientes. A las dos semanas se quitan los puntos y se valora la adaptación del implante, su osteointegración (proceso natural en el que el hueso se funde con el implante) y que su cicatrización sea correcta. 

Segunda fase: después de esperar entre 3-6 meses hasta conseguir una correcta cicatrización y cobertura de las encías, se llevará a cabo una segunda intervención en la que se colocará la prótesis provisional para comodidad y estética del paciente.

Última fase: En esta fase de restauración se lleva a cabo la toma de unos moldes para el diseño de la prótesis definitiva, con la que el paciente, finalmente logrará la sonrisa que deseaba.

Las caries, un enemigo silencioso

La temida caries es una enfermedad infecciosa que se caracteriza por la perforación de los tejidos duros del diente a consecuencia de los ácidos producidos por las bacterias que se depositan en las superficies dentales.

caries

Algunos causas de las caries

Los factores que influyen en la destrucción de los dientes y la aparición de las caries son: la mala alimentación, un estilo de vida poco saludable, malos hábitos de higiene y por supuesto, la herencia genética de cada uno.

Las caries son una complicación que lleva acompañando al ser humano desde sus orígenes. Las primeras caries de las que se tiene conocimiento se remontan al Paleolítico Superior (en torno al año 15.000 A.C).

Se trata de un trastorno común que pude aparecer desde el primer momento en que nacen los dientes. De echo, afecta a más niños que adultos, como consecuencia de la alimentación, el consumo de azúcares y sustancias perjudiciales para los dientes.

Tratamiento de la caries

El tratamiento se compone de dos partes: la eliminación de la infección y la reparación de la pieza afectada. Las caries pueden ser un problema grave.

Si no se tratan, pueden destruir el diente y dañar los nervios. Ante eso, la única solución es realizar una endodoncia o incluso, la extracción del diente.

El consumo de alimentos ricos en carbohidratos, da lugar a ácidos que pueden dañar los dientes. Con el tiempo, el esmalte dental se desmineraliza y se crean las caries.

Las zonas en las que más frecuentemente aparecen son: las zonas de masticación, la parte posterior de los molares y en la región más cercana a las encías.

Prevención de la caries

La prevención es fundamental. Una correcta higiene oral es la mejor opción para prevenir las caries. Es recomendable acudir al dentista al menos dos veces al año, lavarse los dientes después de cada comida y hacer uso del hilo dental.

Imagen portada vía María Victoria Heredia Reyes