Sus caries están afectando seriamente la vitalidad de sus dientes. Cuidado con ellas pues al infectarse sus dientes se vuelven frágiles y a cualquier agresión pueden caer.

¿Pero qué es lo que sucede con una caries?

Estas infecciones son la causa principal de las pulpitis o lesiones de la pulpa y las cuales se solucionan con endodoncias.

La endodoncia, también conocida como tratamiento de conductos, es el procedimiento que utilizan los odontólogos para eliminar -en parte o en su totalidad- la pulpa del diente y sellar el conducto pulpar. “Endo” es la palabra griega que significa dentro y “odont” en griego significa diente. La pulpa es la parte más interior del diente y está constituida por un tejido blando que contiene los nervios y los vasos sanguíneos. La parte del conducto que se encuentra en el interior de la corona se denomina cavidad pulpar, mientras la correspondiente a la raíz recibe el nombre de conducto reticular y es el que conecta con el hueso maxilar.

Las causas de la infección, inflamación y posible necrosis de la pulpa son principalmente las caries, pero no son las únicas. también pueden generarse por:

- Traumatismos.
– Abrasión, erosión y desgaste de dientes por el roce entre ellos.
– Defectos en los materiales o en el uso de algunos tratamientos restauradores.

Así el realizar una endodoncia muchas veces termina siendo un proceso irreversible para el paciente. Para la realización de una endodoncia es necesario anestesiar la zona en la que se va actuar. Posteriormente se realiza un agujero en la corona del diente para poder acceder a la pulpa, extraerla y así proceder a la limpieza del conducto. Luego se realiza la obturación y sellado del mismo y de la corona con materiales específicos. Al final de la intervención el diente quedará plenamente insensibilizado y aislado de cualquier otra parte del organismo. El proceso deberá seguir una correcta evaluación, un seguimiento posterior para verificar la efectividad y evolución de la endodoncia.

La formación de un endodoncista empieza después de la escuela de odontología y dura un par de años. Llevan a cabo los procedimientos de endodoncia rutinarios así como los que son difíciles y muy complejas, incluyendo el tratamiento del conducto radicular, cirugía de endodoncia y procedimientos especiales para salvar los dientes después de las lesiones dentales traumáticas. Al centrar su práctica en los procedimientos específicos como los tratamientos de endodoncia, cirugía y trauma, los endodoncistas son expertos en manejar una amplia gama de problemas complejos de endodoncia de manera eficiente. Las tecnologías avanzadas y técnicas especializadas utilizadas por endodoncistas les dan una visión muy precisa del interior del diente y les permiten tratar el diente de forma rápida y cómoda.

No se preocupe si el médico le ha recomendado practicar una endodoncia. Millones de dientes son tratados y salvados todos los años con este tratamiento. Al salvar su diente, un endodoncista puede ayudarle a mantener su sonrisa natural, para que pueda seguir comiendo sus alimentos favoritos y mantener su salud en general. ¡No hay nada que se ve, se siente o funciona mejor como el diente natural!