Cirugía oral y maxilofacial

Estudio, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las enfermedades congénitas y adquiridas, actuando en cráneo, cara, cabeza y cuello, cavidad oral y maxilares.

El cirujano maxilofacial realiza desde extracciones de muelas del juicio o colocación de implantes dentales, hasta cirugía estética, oncológica y reconstructiva. Para pacientes con cáncer, personas con un tumor facial, víctimas de un accidente, personas con paladar hendido, una deformidad facial, daños en el nervio, severos problemas de ortodoncia, severa enfermedad en la encía.

Soluciones

La cirugía maxilofacial es una de las últimas soluciones para una serie de problemas que la ortodoncia no puede resolver, como la falta de armonía entre el tamaño del maxilar superior y de la mandíbula, que puede ocasionar no sólo problemas estéticos, sino también funcionales.

Especialidades

Esta especialidad está muy relacionada con la cirugía plástica, la neurocirugía y la otorrinolaringología, con las que trabaja estrechamente, solapándose en algunos aspectos, así como con la especialidades odontológicas de ortodoncia y prostodoncia.

Especialistas

El cirujano maxilofacial trabaja en estrecha colaboración con el odontólogo, especialmente en problemas de una defectuosa relación dental y ósea, la existencia de dientes incluidos que no acaban de salir o que lo hacen fuera de su sitio, la colocación de implantes etc.

Los implantes

Una de las intervenciones más frecuentes de la cirugía maxilofacial es la de la colocación de implantes para prótesis fijas. Los implantes son piezas de titanio u otros materiales que se colocan en el hueso maxilar para luego fijar la prótesis sobre ellas, sea de uno, varios o todos los dientes.

Metodología

Se inicia administrando anestesia general. Luego el cirujano realiza las correcciones necesarias en su cara, mandíbula, boca o cuello. Esto puede incluir un realineamiento de los huesos, la fijación de los huesos con pines o placas y extracciones de los dientes. Los tejidos pueden ser removidos o injertados también.

Recuperación

No fumar al menos en tres días, aplicar hielo en las zonas hinchadas, tomar las medicinas recetadas, evitar comidas picantes, calientes o ácidas y sobretodo no escupir. La mayoría de las personas comienzan a sentirse mejor dentro de 6 semanas después de la cirugía maxilofacial.

Una sonrisa puede cambiarlo todo.
Tu confianza. Tu aspecto. Tu vida.

Primera visita gratuita.
Ahora puedes financiar tu tratamiento.
INFÓRMATE
© 2016 Institutos Odontológicos. Todos los derechos reservados. Aviso Legal | Política de privacidad | Política de cookies